Cómo ayudar al hijo adoptado a entender la adopción

Consejos para explicar la adopción a los hijos

Más tarde o más temprano los padres adoptivos tendrán que hablar y explicar a su hijo de qué se trata la adopción. Antes de querer que el niño se entienda y se acepte cómo hijo adoptado, mejor explicarle, a través de cuentos, qué es la adopción. Es muy importante que los padres tengan muy claro el concepto. Adoptar un hijo, aunque mucha gente lo entienda de otra forma, es una forma más de tener un hijo. No es ni debe ser un acto de solidaridad.

Cómo entender la adopción infantil

Explicar la adopción para tu hijo

Si lo que quiere la pareja es tener un hijo hay que asumirlo como tal, ya que de su actitud dependerá la comprensión del niño sobre la adopción. Si el niño es solo una vía u objeto solidario no le ayudará en nada reconocer para si mismo que tiene un papá o una mamá. A partir del momento que los padres reconozcan y vivan la adopción como algo real, será mucho más fácil para el hijo adoptado verse como tal.

La verdad debe ir por delante de toda y cualquier situación. En la adopción igualmente. Del mismo modo que un hijo biológico deseará saber en algun momento cómo ha nacido, etc., el hijo adoptado también tiene el mismo derecho. GuiaInfantil.com ofrece algunos consejos para ayudar al niño adoptado a entender la adopción:

1. Para poder ayudar a tu hijo, primero tienes que estar muy bien aclarado y situado entre tu pareja y tu el tema de la adopción. Adoptar es solo una vía más para tener un hijo.

2. Comparta la historia personal de tus hijos con ellos. Incluya los detalles sobre el día de su nacimiento ( al menos los que conozca ), cuánto pesaron y median al nacer, cómo era su aspecto, etc. Dependiendo de la edad del niño (o niña), se puede dar información sobre sus antecedentes genéticos y el lugar donde ha nacido. Es importante que se hable de la madre biológica de una forma neutral. Jamás juzgarla ni dar una imagen mala de ella.

3. Valorice la historia genética, la etnia y las relaciones previas de su hijo adoptivo.

4. Reafirme permanentemente su lugar en la familia. Esto ayudará a calmar posibles temores y miedos. Todos los hijos, independientemente de que sean biológicos o adoptados, deben sentirse integrados a la familia. Eso mantendrá su autoestima en buen estado.

5. Anímale a que exprese y comparta tus sentimientos, dudas, inquietudes. Entre los padres y los hijos debe haber y construirse la confianza. Niños seguros son niños felices.

6. Ayúdale a externalizar su responsabilidad por las decisiones que sus padres han tomado. Cualesquiera que sean las razones para su ofrecimiento en adopción, tu hijo necesita estar seguro de que las cosas no han sucedido por su culpa. La investigadora Miriam Komar hace una clasificación de respuestas dadas a preguntas hechas por niños adoptivos en cinco estilos de comunicación:

Estilos de comunicación con el hijo adoptado

1. Racional. Está basada en la realidad externa del niño: otra gente y sus actitudes; objetos y procesos; historia pasada y expectativas futuras, etc. No es ambigua y no presenta información falsa, estimula al niño a pensar en las ambigüedades de la vida y puntualiza el concepto de opciones que el padre presenta al hijo al mismo tiempo que le da un sentimiento de pertenencia. El inconveniente es que la respuesta es fría y puede no llegar a otorgar el consuelo que el hijo necesita.

2. Reflectiva. El padre otorga al hijo una respuesta que refleja los sentimientos contenidos en la pregunta, la valida y otorga el debido respeto. Esto lo anima en el acto de hacer la pregunta. Es una respuesta verdadera y elude ambigüedad, emplea la lógica remarcando la pregunta. Sin embargo, usada concisamente, no proporciona suficiente información al hijo.

3. Niño elegido. Destaca la noción de que el niño adoptivo es querido porque especialmente fue escogido por sus padres. Esto impone una carga en el niño, ya que si fue especialmente escogido porque era tan maravilloso, tendrá ahora que seguir siéndolo, tendrá que seguir siendo “especial”. Se preocupará de que si no llega a ser tan maravilloso como ellos creen, sus padres lamentarán haberlo escogido y lo llevarán de regreso al lugar de donde provino. La intención es dar autoestima al hijo al recordarle el inmenso amor ofrecido por la familia adoptiva. Esta respuesta ayuda cuando el niño busca consuelo pero no cuando pide información. También, sobre-enfatiza la dependencia del hijo en el amor de sus padres como respuesta a un problema y disminuye la habilidad del hijo para pensar las cosas de manera autónoma.

4.Glorificante. Idealiza al adoptado, a los padres biológicos y su pasado biológico. Hace incapié en que los padres biológicos y la herencia son excelentes. Los padres que usan este estilo de respuesta, generalmente perciben la pregunta como una búsqueda de autoestima del hijo. Algunas de las respuestas dadas pueden ser ciertas, pero el padre adoptivo no las sabe con exactitud, y de este modo decepciona el anhelo del hijo de conocer la realidad. Este estilo es mejor aplicado en el niño pequeño que necesita conocer lo que se refiere a sus padres biológicos y herencia como algo positivo.

5. Autoritario. Era considerado como el modo propio de hablar al niño: el padre habla, el niño escucha.