Tipos de vestidos de comunión para niñas

Ideas de trajes de primera comunión para las niñas

Leer

Vestido de tul para la primera comunión

Este vestido para la primera comunión de las niñas, no lleva mangas y sí algunas transparencias en la zona del cuerpo del vestido. Además, lleva algunas perlas a modo de adorno. La falda está confeccionada a base de tul, así como el velo.

Vestido de comunión de tul para niñas

Este vestido para la primera comunión de las niñás es muy sencillo. Tiene un cuerpo sin adorno ninguno, una media manga un poco abullonada y una falda confeccionada a base de tul. A este vestido se le puede añadir un cinturón con una flor delante y un gran lazo detrás.

Vestido de primera comunión con puntillas

Este vestido lleva unas puntillas en el bajo del vestido, así como algún brocado en la falda y el cuerpo. Es un vestido ideal para época de calor ya que no tiene mangas y el cuello es a la caja. Como detalle romántico, sobresale un poco de tul en el bajo del traje.

Vestido de comunión con cuello barco

Este traje de comunión es muy sencillo, no lleva puntillas, ni jaretas o brocados. Se trata de un traje en color marfil, cuyo máximo distintivo es el cuello barco y el gran lazo en la cintura.

Vestido de comunión de corte princesa

Este traje para la primera comunión de las niñas está basado en el corte princesa: un cuerpo ceñido al cuerpo y una falda amplia con cancán para darle amplitud. El cuerpo del vestido tiene algunos motivos y florecillas, así como el cinturón.

Vestido tradicional de comunión para niñas

Es un vestido muy sencillo, totalmente alejado de la fantasía y corte princesa de otros trajes de comunión. Es práctico para los padres que no quieran gastarse dinero en un vestido de una sola puesta, ya que este, por el corte a media pierna y su escaso adorno, puede servir para otras fiestas.

Vestido de comunión para niñas con capas

Se trata de un vestido muy romántico con varias capas y con un cinturón de fantasía que se puede sustituir por un o más clásico. Es un traje para niñas muy romántico que admite una corona de flores en el pelo.

Hábito para hacer la primera comunión

En muchos colegios o iglesias es tradición que las niñas hagan la primera comunión con vestidos tipo hábito para evitar así las comparaciones entre niñas y unificarlas a todas. Son trajes muy sencillos rectos y sin ningún adorno, que imitan los hábitos de las monjas.

Vestido de comunión con jaretas para niñas

Este vestido en blanco marfil, lleva cancan para darle más vuelo a la falda. Tiene media manga y jaretas en el bajo del vestido. Se trata de un corte clásico de vestido de comunión con el que las niñas estarán muy bellas.

Vestido de comunión clásico para niñas

Este vestido, que llevó la hija de la Infanta Elena de España, es un clásico dentro del diseño de trajes de comunión. Tiene cuello bebé, mangas semitransparentes y una falda de vuelo con cancán. Los adornos del vestido son varias jareta en el área del cuerpo y el bajo del traje.

Vestidos de comunión para niñas con media manga

Ideal para la temporada de primavera o verano, se trata de un vestido muy sencillo, de corte prácticamente recto con un pequeño detalle de flores en la zona de la cintura y la manga. El cuello es cerrado y se puede cortar después de la Primera Comunión para hacer un vestido de fiesta para niñas.

Traje clásico de comunión para niñas

Este modelo de primera comunión es muy clásico y elegante. Lleva media manga y jaretas tanto en el cuerpo del vestido como en el bajo. La manga es corta y el color es blanco roto.