El Patito Feo, un cuento sobre la aceptación

El Patito Feo, un cuento sobre la aceptación

Aceptarse a uno mismo significa quererse. Está íntimamente ligado con la autoestima, y el sentimiento de serenidad interior. Un niño que se acepta como es, se siente tranquilo y capaz de relacionarse con los demás sin ningún miedo.

Recuerda que para conseguir la aceptación de los demás, primero hay que aceptarse uno mismo. Un gran ejemplo para explicar este sentimiento o emoción es el cuento de El Patito Feo. El protagonista del cuento se sentía distinto al resto, pero pronto se dio cuenta de que esa diferencia no significaba que fuera peor. Al fin consiguió aceptarse como era y de paso encontró la aceptación de los demás. 

Puedes leer el cuento completo de 'El Patito Feo' AQUÍ