4. Un amigo de internet no se le debe permitir más que a otro de la vida real

4. Un amigo de internet no se le debe permitir más que a otro de la vida real

Si hemos enseñado a nuestros hijos los límites dentro de las relaciones en la vida real, hemos de insistirles que esos mismos límites son los que existen con las amistades que se hagan en la red. Así podremos evitar futuros problemas como el ciberacoso.