Qué hacer si miras alrededor y tu hijo ha desaparecido

Primera e inmediata medida a tomar cuando un niño desaparece

Alba Caraballo Folgado

Es una de las pesadillas más terroríficas de los padres, tanto que el simple hecho de hablar de ello nos da escalofríos.

Sin embargo, es algo que ocurre, cientos de niños son secuestrados en el mundo, incluso con sus padres delante. Algunos aparecen, de otros muchos tristemente jamás se volvió a saber nada. Los expertos afirman que los primeros momentos son fundamentales para poder rescatarle. Esto es lo primero que has de hacer si, de repente, miras alrededor, y tu hijo ha desaparecido.

Primera pauta de actuación si tu hijo ha desaparecido

Qué hacer si tu hijo ha desaparecido

En muchas ocasiones, afortunadamente, no es más que una travesura del niño, que por curiosidad salió corriendo e instantes después desde megafonía de un centro comercial, un parque de atracciones o una piscina suena una frase que devuelve la vida a los padres: "los padres del menor X pueden pasar por el punto de información para recogerle".

Sin embargo, lamentablemente en este mundo, hay quien rapta a menores para enviarlos con las mafias de trata de niños o para satisfacer sus instintos más brutales. Los padres lo sabemos y siempre intentamos estar pendientes, sobre todo en lugares muy concurridos; hablamos con nuestros hijos y les damos pautas sobre cómo actuar ante desconocidos y aun así, puede ocurrir una desgracia. ¿Cómo actuar inmediatamente después de que tu hijo haya desaparecido?

Lo primero que debes hacer es gritar su nombre y pedir la colaboración de quienes se encuentren alrededor. El despliegue de varias personas para cubrir el máximo perímetro gritando "Buscamos a un niño, se llama X, tiene 4 años y viste de amarillo" puede parecer algo muy obvio, sin embargo, es lo que muchas veces marca la diferencia entre la desgracia y un final de historia feliz.

Cuanto más alto se grite y más personas colaboren, más posibilidades existen de que, o bien alguien encuentre al niño que simplemente se había perdido o bien, y aquí está lo importante, quien quiso llevárselo considere la misión demasiado peligrosa y abandone al niño.

Gritar rápidamente, dar la descripción del niño y que cuánta más gente tenga constancia del hecho mejor supone que, quien tenga al niño, no pueda salir del lugar sin ser visto y abandone la idea de secuestrar al niño. Esta simple medida ha salvado la vida de muchos niños que relataron como alguien les tomó de la mano y quiso enseñarles algo.

Incluso si sospechas que tu hijo puede estar a la vuelta de la esquina, es una medida a tomar de inmediato. ¿Qué puede pasar si el niño aparece 50 metros más delante mirando un escaparate? ¿Un poco de vergüenza porque el niño es travieso? Vale la pena correr esa suerte. 

Lo deseable es que ningún padre pase por algo así, pero tristemente, sucede. Si en algún momento te encuentras en esa situación, grita, grita alto y claro, di a quién buscas y cómo es, pide la colaboración de los demás y evita con toda la fuerza de tus cuerdas vocales, un final muy triste. 

Siguientes pautas de acción ante la desaparición de un niño

Si a pesar de gritar su nombre y pedir la colaboración ciudadana el niño no aparece, lo que hay que hacer es: 

  • Llamar a la Policía e informar del hecho de inmediato.
  • No esperes a que pasen 24 hora desde su desaparición y denuncia cuanto antes el hecho.
  • Da la máxima información a las Fuerzas de Seguridad sobre el niño: nombre, descripción física, edad, cómo iba vestido, en qué circunstancias desapareció.
  • Proporciona una fotografía reciente del niño.
  • Alerta a la Policía si estás en medio de una batalla por la custodia o sospechas de algún adulto que pueda poner en riesgo su bienestar.
  • Avisa si crees que puede haberse ido voluntariamente.
  • Consulta con la Policía la posibilidad de iniciar una campaña de búsqueda a través de las redes sociales o medios de comunicación.