Ejercicios para embarazadas. Relajación y estiramientos paso a paso

Conoce los beneficios de realizar alguna actividad física en el embarazo

Ver

12. Unos minutos de relajación para la futura mamá

Después de esta serie de ejercicios, que tienen una duración de entre 45-50 minutos, nada mejor que tumbarse boca arriba, respirar profundamente y tomarse unos minutos de relax y descanso.

11. Liberar las tensiones de la espalda de la embarazada

El último paso antes de la relajación total llega con el masaje de espalda. Comenzando por los hombros y llegando hasta las lumbares, las friegas de mayor y menor intensidad conseguirán la relajación plena de la embarazada.

10. Liberar de tensión los hombros de la embarazada

Después del cuello, llega el momento de trabajar los hombros. Ladeando ligeramente el cuello, los masajes en la zona de los hombros conseguirán eliminar por completo la pesadez acumulada y las contracturas.

9. Relajar el cuello de la embarazada

Ahora que ya se ha estirado todo el cuerpo, llega el momento de relajar cuello y espalda para completar el proceso de ejercicios. Lo primero, el cuello. Presionando ligeramente en la parte de debajo de la nuca y masajeando de arriba a abajo, y viceversa, la embaraza notará la sensación de relax.

8. Favorecer la flexibilidad de los brazos de la embarazada

Aunque parezca que los brazos no sufren durante la etapa de gestación, también es muy beneficioso ejercitarlos y estirarlos. Coloca los brazos hacia atrás y, con ayuda, estira hombros, espalda, brazos y manos. El alivio y la relajación se apreciará en toda la parte superior del cuerpo de la embarazada.

7. Estirar la parte superior de la espalda de la embarazada

Junto a lo hombros, la parte superior de la espalda también se contractura con demasiada facilidad. Relájate, pon tus manos en la nuca y estira la espalda todo lo que puedas. Así, al mismo tiempo que descargas los hombros, también se libera la parte superior de la espalda.

6. Ejercitar los hombros de la embarazada

Aunque no soportan peso, los hombros son uno de los puntos en los que más tensión se acumula y más contracturas se forman. Empuja ligeramente los hombros hacia abajo para liberar todo ese nerviosismo y tensión acumulado.

5. Ejercitar la zona lumbar de la embarazada

Una posición muy habitual de las mujeres embarazadas es apoyar sus manos sobre la zona lumbar. Y, es que, si las piernas sufren el peso durante el embarazo, no es menos el sufrimiento de la zona inferior de la espalda. En posición lateral, estirando bien la pierna hacia atrás, las lumbares se relajarán y contraerán varias veces y la embarazada notará la mejora.

4. Estiramiento de piernas de la embarazada

Para finalizar con los ejercicios de la parte inferior del cuerpo, se agarran los tobillos y se tira ligeramente de ellos para estirar toda la pierna. Aunque, en un principio, puede parecer que este ejercicios es insignificante, es el remate final para una relajación absoluta de toda la zona de las piernas y los pies.

3. Favorecer el movimiento de las rodillas de la embarazada

Junto al tobillo, las rodillas también sufren mucho durante la gestación. Es preciso estirarlas y encogerlas varias veces, un movimiento que puede causar algo de dolor pero que, a la larga, será positivo y la futura mamá notará sus articulaciones inferiores menos cargadas.

2. Descargar la tensión de los tobillos de la embarazada

Los tobillos son una de las articulaciones que más sufren durante los meses de embarazo. Es preciso estirarlos, favorecer su movimiento hacia uno y otro lado y darles un pequeño masaje que les relaje y libere de la tensión acumulada.

1. Relajar los pies de la embarazada

Según avanza la gestación mes a mes, además del peso de la madre, los pies tienen que soportar el peso, cada vez mayor, del bebé. Por ello, el primer ejercicio se centrará en el estiramiento, descarga de energía y relajación de los pies.