Bocadillos y sándwiches para niños con caras divertidas

Ideas muy graciosas y atractivas para preparar bocatas a los niños

Leer

Sándwich con mofletes

Unta el pan con mayonesa, corta tiras de aguacate para hacer el pelo y la boca. Con trocitos de zanahoria puedes hacer la nariz y los ojos. Por último, dos rodajas de rabanito serán los mofletes de este divertido sándwich.

Sándwich de larga nariz para niños

Unta el pan con mayonesa o queso. Coloca rodajas de aceituna para hacer los ojos, media rodaja de rábano para la boca, un pimiento de piquillo para hacer una nariz bien larga. El pelo puedes hacerlo con cualquier brote de verdura que te guste.

Sándwich para niños con cara de mosntruito

En un pan redondo, haz un corte en un lateral, coloca dentro varios taquitos de queso. Para las orejas puedes usar cáscaras o trozos de fruta (papaya, melón), insertándolo con cuidado en el pan. Completa la cara con dos puntitos de mayonesa y un poco de 'pelo' de ketchup.

Sándwich con cara de gambas y verduras

Sobre el pan coloca un trozo de pimiento rojo para hacer la boca, una aceituna para la nariz y dos rodajitas más para hacer los ojos. Con dos gambas pequeñas cocinas haz las cejas, colocándolas alrededor de los ojos. Unas ramitas de perejil u otra hierba servirán para hacer el pelo.

Sándwich de pavo sonriente

Unta el pan con mayonesa, coloca una hoja de lechuga para hacer l perro. Coloca una loncha de pavo encima para hacer la cara. Con dos rodajas de aceituna negra puedes hacer los ojos, y usar un trocito más para la nariz. Las cejas serán dos trocitos de perejil y la boca una tira de pimiento rojo.

Sándwich con cara de cerdito

Recorta dos círculos de pan, uno más pequeño. Usa dos círculos de remolacha para los ojos acompañados de algún fruto rojo que te guste. Dos triángulos de embutido para hacer las orejas, y otra rodaja para el morro acompañada de una rodajita de pepino y dos bayas rojas para hacer morro.

Sándwich con orejas, merienda para niños

Simpático sándwich con orejas hechas con tiras e pimiento verde, mientras que una de pimiento rojo hace la boca. Medio tomate para hacer una llamativa nariz, rodajas de pepino y aceitunas para los ojos y brotes de soja para el pelo.

Rantoncitos de sándwich para la merienda

Sobre una tosta de pan coloca un triángulo de queso. Corta palitos de cebollino (o de cualquier planta, perejil etc.) y clávalo en los laterales para hacer los bigotes. Con dos rodajas de rábano puedes hacer las orejas y unos trocitos de aceituna negra serán los ojos del ratón.

Sándwich de osito cariñoso

Necesitaremos un molde o plantilla de cartulina en forma de oso. Úsala para recortar la silueta del pan, una loncha de pavo, una loncha de queso para sándwich y una loncha de queso cheddar. Monta el sándwich y completa al osito con gotitas de tomate frito para hacer la cara y los detalles de las patas.

Sándwich rojo con carita para niños

Para los más atrevidos tienes este sándwich, que se hace untando el pan con queso y colocando dos trocitos de tomate para hacer los ojos. La nariz y la boca están hechas con guindilla, pero para os niños se pueden utilizar trozos de pimiento o zanahoria.

Sándwich observador para niños

Este sándwich tiene un formato muy original. Coloca una hoja de lechuga sobre la tapa inferior del pan, luego una rodaja de tomate para la boca, y sobre ella una loncha de jamón. Enrolla dos lonchas de queso alrededor de dos aceitunas y colócalas en el sándwich para los ojos. Termina con otra aceita para la nariz, coloca la otra tapa del sándwich y una hoja de lechuga por encima.

Sándwich simpático con grandes ojos

Para que los niños empiecen a tomar verduras aquí tienes este sándwich. Unta el pan con mayonesa o queso. Cortar una tira larga de pimiento rojo para hacer la boca, y una más pequeña (o un trozo de zanahoria) para la nariz. Con dos rodajas de tomate harás unos llamativos ojos, completa la cara con pelo hecho de brotes u hojas a tu gusto.