Las quemaduras en los niños

Guiainfantil.com

Las quemaduras en los niños

Las quemaduras son una de las lesiones más comunes entre lactantes y niños, y se producen por una excesiva exposición a una fuente de calor. En las quemaduras térmicas, de contacto o por productos químicos, se debe enfriar la herida cuanto antes con agua fresca, no demasiado fría, y corriente, durante 15 o 20 minutos hasta que el dolor remita.

Si la quemadura es pequeña, mantenla completamente bajo el agua. Si la ropa está adherida a la quemadura, no intentes quitársela. Cubre la lesión con apósitos mojados (gasas o pañuelos limpios), después de haber enfriado la quemadura. No apliques jabones, ni pomadas, ni ungüentos o remedios caseros.