Jugar con un teléfono casero

Guiainfantil.com

Jugar con un teléfono casero

¿Cómo hacer un teléfono casero a los niños? Es muy sencillo, sólo se requiere dos vasitos de yogur vacíos o dos latas. Se realiza un agujero en el fondo de los recipientes y se pasa un cordel o cuerda de lana desde un vasito a otro. Realizamos un nudo por la parte exterior de ambos elementos para que la cuerda no se escape y... ¡magia! Los niños ya tienen su propio teléfono para comunicarse entre ellos.

Este juguete casero no sólo hará que pasen horas de diversión sino que además les ayudará a conocer principios científicos y cómo el sonido se propaga por el aire en forma de onda sonora. Pueden elaborar teléfonos de distintos materiales para comprobar su sonoridad y vibración.