Bebes en el agua

Promocionado

Con mi bebé en el agua: ¡una experiencia única!

La primera vez que observé a un bebé realizar una inmersión en el agua, me quedé impresionada. En décimas de segundo, se me encogió el corazón y sentí una alegría desbordante al verle salir de nuevo a la superficie como si no hubiera pasado nada. Decidí, después de aquello, que cuando tuviera hijos iba a probar esta experiencia con ellos y nada me ha parecido más enriquecedor y gratificante.