Liendres

Promocionado

Mi hijo tiene piojos: ¿qué hago?

Con la llegada de la primavera y la vuelta de la Semana Santa comienzan los brotes más fuertes de piojos en los colegios, aunque prácticamente no nos abandonan durante el año y nuestro hijo en edad escolar puede infestarse en cualquier fecha porque los piojos cada vez resisten mejor a nuestros agresivos tratamientos.

Promocionado

Piojos: ¡mamá me pica la cabeza!

Los piojos infantiles son una auténtica tortura. Por eso es muy común escuchar eso de : ¡Mamá, me pica la cabeza! La plaga de piojos comienzan con el colegio y parecen no irse durante todo el año. Los nuevos tratamientos para los piojos son mucho más eficaces que los antiguos y más inocuos para los niños.

Promocionado

Consejos para mantener a los piojos lejos de los niños

Se trata de una Web en la que participan pediatras, dermatólogos, farmacéuticos, educadores y padres preocupados por la salud de los niños. Su objetivo es prevenir y tratar los piojos, dejando atrás falsos mitos en torno a ellos. Los piojos no tienen nada que ver con la higiene corporal ni con las condiciones de vida, y aunque son más frecuentes en los niños, también pueden afectar a adultos.

Promocionado

Piojos: el ciclo vital de los piojos en los niños

Desde los años setenta, se ha producido un aumento global del número de casos de piojos de la cabeza o pediculosis capitis. Esta plaga está considerada por algunos autores como la enfermedad contagiosa más común en las escuelas, después de las infecciones respiratorias. De hecho, afecta principalmente a los niños, y en particular a los niños de 5 a 11 años. Los piojos están presentes todo el año con picos en verano y en otoño.

Promocionado

Las liendres: qué son y de qué están hechas

Es cada vez más frecuente la aparición de brotes de pediculosis en los niños en edad escolar, tanto en casa como en el colegio. Los piojos pueden ser eliminados con la aplicación de algunos productos, mientras las liendres, es decir, los huevos que son depositados por los piojos en el pelo del niño, son más difíciles de ser suprimidas. Requiere más intervención mecánica por parte de los padres.