Nino desobediente

Promocionado

Educar en valores. La obediencia

El aprender a ser obediente consiste también que se explique el por qué es necesario que se haga las cosas que se le pida al niño. Los niños necesitan saber qué esperamos de ellos. No se puede pretender que los niños sean obedientes de un día para otro, ellos tardarán más o menos tiempo en función de su carácter.

Promocionado

La terquedad infantil. Niño testarudo

Un niño obstinado, terco o caprichoso, es el que no acepta órdenes, ni sugerencias, peticiones, ni consejos. Es un niño reacio a la obediencia y al cumplimiento de algunas reglas. A todo lo que les piden los padres, su respuesta es siempre negativa y su actitud rígida. De todo desacuerda, y lleva la contraria. Es un niño impulsivo, que intenta conquistar espacio para su propia voluntad. ¿Cómo educarle?

Promocionado

¿Por qué los niños son el centro del mundo?

Esta semana he leído una crónica que me hizo recordar una de las polémicas y tan oportunas conferencias del titular de menores de Granada, Emilio Calatayud. Un niño de unos 11 años de edad gritaba a sus padres en un aeropuerto porque su juego de video portátil se había quedado sin batería. Su padre le dijo que le daría otra cosa para que él se entretuviese, pero el niño no aceptó. Insistía en que el padre le tenía que comprar ya un cargador de baterías. El padre asintió a las exigencias del hijo y le prometió que así que llegasen al destino del viaje, lo haría. Y si no encontrase tiendas abiertas, que al día siguiente, no más levantarse, se iría a buscar una tienda para comprar el 'bendito' cargador.

Promocionado

Niños desobedientes

Los niños desobedientes tienen un temperamento fuerte, buscan el enfrentamiento, son desafiantes, miden continuamente las fuerzas y quieren ser el centro de atención. Lo malo es que con frecuencia lo consiguen; unas veces por agotamiento de los adultos y otras por perseverancia suya.

Promocionado

Cómo evitar la prepotencia en los niños

La prepotencia es ese impulso que hace al niño sentirse superior al resto. A menudo desemboca en un comportamiento violento si le llevan la contraria, ya que siempre intentará imponer su voluntad y tiene mucha relación con el acoso escolar o el bullyng. Te explicamos a qué se debe este comportamiento y cómo puedes evitar la prepotencia en los niños.