Nutricion

La obesidad infantil

Obesidad infantil. Problemas de sobrepeso en los niños. Causas y consecuencias de la obesidad en la infancia. Lo que importa no es que el niño esté gordo o delgado, pero sí que esté sano.

La buena y la mala alimentación

En qué consiste una buena y una mala alimentación infantil. Lo que deben y lo que no deben comer los niños. La comida no debe ser un premio ni un castigo para los niños. Debe tener su lugar, su hora y su debido control. En Guiainfantil.com te contamos cómo ha de ser la buena alimentación de los niños.

El chocolate y los niños

Chocolate y sus beneficios para los niños. Contiene nutrientes como el calcio (buenísimo para los huesos y los dientes de los niños), el fosfato, proteínas y otros minerales que son indispensables para el crecimiento de los niños. Además, contiene sustancias naturales, como los flavonoides, que protegen el organismo frente a enfermedades cardiovasculares, por sus efectos antioxidantes.

La falta de yodo en el embarazo

La falta de yodo en la alimentación de las mujeres embarazadas puede acarrear enfermedades tiroideas y causar lesiones cerebrales en el niño durante el embarazo y la lactancia, problemas que se pueden paliar sobre todo en países como España, donde el pescado no se consume a diario y tanto el agua como los alimentos naturales son pobres en yodo por las características del suelo.

Comer sin cuentos. Entrevista con Ángel Peralbo Fernández

GuiaInfantil.com entrevista a Ángel Peralbo, co-autor del libro Cuentos para comer sin cuentos. Entre otros muchos temas, este psicólogo habla sobre cómo mejorar los hábitos alimenticiios de los niños, de la obesidad infantil, de los trastornos alimenticios durante la infancia, y de los efectos de las técnicas que emplean algunos padres para hacer que sus hijos coman.

La importancia de la alimentación en el crecimiento: la pubertad

En la pubertad, el apetito voraz aparece como consecuencia de los altos requerimientos de energía y nutrientes. Se manifiesta en ambos sexos, pero sobre todo en los varones, que además suelen realizar más actividad física. Conviene tener en cuenta que el adolescente gana aproximadamente el 20 por ciento de la talla y el 50 por ciento del peso que va a tener como adulto.