Sedentarismo

Promocionado

La televisión engorda a los niños por partida doble

Te has preguntado alguna vez por qué a los niños les encanta la pizza, las hamburguesas, los zumos azucarados, los cereales bañados en azúcar y chocolate, las galletas rellenas y los aperitivos salados. Sienten una especial predilección por este tipo de comida, que se nota, en la importancia que le dan a haber probado alguno de estos suculentos manjares cuando, por ejemplo, vienen de un cumpleaños y no paran de hablar de lo rico que estaba todo.

Promocionado

No se debe ofrecer medicamentos a los niños para que adelgacen

No hay duda que siempre es mejor prevenir que curar. Creo que este concepto, aceptable y políticamente correcto, puede reducir dolores de cabeza a mucha gente. Un ejemplo muy evidente de ello es la diabetes, el tabaco, las enfermedades cardiovasculares, y por supuesto, la obesidad infantil. Si cuidas de la dieta de tu hijo, probablemente él no llegue a estar obeso, pero si no la controlas, será más difícil hacerle adelgazar después.

Promocionado

¿Cuándo realmente empieza la obesidad de los niños?

Un niño no se hace obeso de la noche a la mañana. La obesidad es el resultado de un mal hábito de alimentación que, según los expertos, empieza cuando el bebé aún duerme en la cuna. Un ambiente familiar estable y con una buena educación alimentaria podrá evitar que el bebé sufra de obesidad con el paso de los años y que a la larga pueda reducir la esperanza de vida.

Promocionado

La obesidad Infantil y la diabetes

Qué relación existen entre la obesidad infantil y la diabetes. Cada día hay más niños que padecen obesidad. Esta enfermedad tiene gran relación con la aparición de diabetes en niños. La obesidad infantil y la diabetes son enfermedades que van conjuntas. Te explicamos por qué debes cuidar la alimentación de tu hijo y evitar la obesidad infantil.