Verdad

Promocionado

La sinceridad infantil

Cómo educar la sinceridad en los niños. Muchos padres se encrespan como las mentiras que pueden contar sus hijos. Enseñar el valor de la sinceridad es básico para que los niños puedan adquirir otros valores como la franqueza, la lealtad, la honestidad, la honradez, la confianza, la justicia, la amistad o la responsabilidad.

Promocionado

Educar para que los niños no mientan

Los niños más mayorcitos usan la mentira de forma más elaborada que los más pequeños y, seguramente, más de una vez logran engañarnos diciéndonos que han hecho los deberes para poder salir a jugar o ver la televisión. Gracias a la mentira obtienen un beneficio que siendo sinceros no conseguirían. La idea es hacerles comprender, cuanto antes, que ir con la verdad por delante es siempre ventajoso, ya que más tarde o más temprano la mentira tiene consecuencias contra él mismo.

Promocionado

La sinceridad infantil

Consejos para educar en la sinceridad a los niños. Necesidad de aprender a expresarse, decir la verdad, respeto, empatia y ser social. Enseñar a los hijo, como ser buenos padres. Vídeo con consejos para cultivar el valor de la sinceridad en los niños. Cómo conseguir que tus hijos sean sinceros.

Promocionado

Hijos adoptados y biológicos, ¿se les quiere igual?

Este es el trasfondo del debate que se abierto en la sociedad tras conocer que, en Cataluña, en España, un total de 72 niños adoptados han sido abandonados por sus familias adoptivas en la última década, la mayoría de ellos de más de 10 años, lo que complica su integración en un nuevo seno familiar. ¿Qué está ocurriendo, entonces? ¿No queremos igual a los hijos biológicos que a los adoptados?

Promocionado

Las mentiras de una madre

Las mentiras que cuentan las madres y los padres. Conviene no repetirlas con frecuencia para que los niños, que son muy listos, no duden de su veracidad. Estas mentirijillas propias de mamá y papá tienen una finalidad: que los niños obedezcan. Algunas de las más comunes son: si me lo cuentas, no castigo o levántate que son las nueve... ¿Te suenan?