Masaje para embarazadas paso a paso

A través de esta actividad, la mujer liberará tensiones

Leer

Masaje de cervicales para embarazadas

Las cervicales sufren mucho con el día a día. La mejor forma de acabar un relajante y placentero masaje para la mamá es trabajar la zona del cuello, presionando ligeramente al tiempo que se masajea. La tensión se disminuirá dejando paso al relax.

Masaje de brazos y piernas para embarazadas

El peso extra y la dificultad para moverse hacen que las piernas y los brazos trabajen más de lo habitual. Lo mejor es masajear las extremidades presionando ligeramente para aliviar la presión acumulada en estas zonas.

Masaje en la barriga de las embarazadas

Evidentemente, el punto álgido que más transformación sufre durante el embarazo es la barriga. Tiene que ir creciendo a medida que van pasando los meses de gestación. En esta zona hay que tener sumo cuidado, pero unas friegas suaves y lentas favorecerán tanto al bebé como a la mamá.

Masaje de abdomen para embarazadas

Durante los meses de gestación, el abdomen sufra muchas modificaciones. Lo mejor es dar unas pequeñas friegas por la zona del estómago para favorecer la digestión y luego pasar a masajear los laterales de la barriga con el fin de relajar la tensión acumulada.

Masaje en la zona renal para embarazadas

Es habitual ver a las mujeres embarazadas con las manos sobre los riñones, principalmente en las últimas etapas de gestación. Y es que la parte baja de la espalda sufre muchísimo. Por ello es conveniente masajear toda la parte baja de la espalda, presionando sobre ella suavemente.

Masaje de hombros para embarazadas

Si cualquier persona tiene habitualmente los hombros cargados y contracturados, en las embarazadas esto se acentúa todavía más. Con un relajante masaje de hombros, la tensión disminuirá y la mamá sentirá un gran alivio en la parte superior de su espalda.

Masaje de espalda para embarazadas

La espalda también es uno de los puntos álgidos de dolor durante el embarazo. Nada mejor que un buen masaje que recorra desde la parte de los hombros hasta la zona de los riñones, masajeando de forma circular.

Masaje de caderas para embarazadas

Nada mejor que empezar el masaje por una de las zonas más castigadas durante el embarazo, la cadera. Lo más habitual es proporcionar un masaje en forma circular, quitando la tensión y el peso que tiene esta parte del cuerpo en la embarazada.

Relajante masaje para embarazadas

Para que el masaje sea lo más satisfactorio posible, la embarazada tiene que estar en una posición cómoda. La mejor postura es colocarse de lado, tapando las partes que no se vayan a trabajar en cada momento con una toalla para que la mamá no se enfríe.