Navidad en familia. Fiestas navideñas con los niños

10 buenos propósitos de los padres para el Año Nuevo

Leer

10. Propósito de Año Nuevo: aprender con los hijos

Los niños pueden enseñarnos miles de cosas: a ser perseverantes, a emocionarnos con las pequeñas cosas, a disfrutar con todo lo que cae en nuestras manos, a reconocer nuestros miedos... Sólo tenemos mirar a nuestros hijos para aprender de ellos y sacar lo mejor de nosotros.

9. Propósito de Año Nuevo: conocer a los amigos de nuestros hijos

¿Son buenas las amistades de tus hijos? Los padres deberíamos conocer a quienes comparten juegos, secretos o diversión con nuestros hijos. Los buenos amigos pueden ayudarles a desarrollarse y a crecer como personas, las malas influencias pueden llevarles por un camino equivocado.

8. Propósito de Año Nuevo: participar de la vida escolar de los hijos

Participar de la vida escolar de los niños no significa hacerles los deberes. Los niños pasan una larga jornada en el colegio, deberíamos estar al tanto de lo que hacen o no hacen, de cómo se comportan, de qué asignatura les cuesta más o incluso, cuál les aburre. Para este año que comienza, nuestro propósito es involucrarnos más en la vida escolar de nuestros hijos.

7. Propósitos de Año Nuevo: educar con el ejemplo

A los niños no podemos engañarles, se dan cuenta de que no siempre los padres predicamos con el ejemplo y son los primeros en recordarnos cuando no actuamos como nosotros les pedimos que lo hagan. Los niños necesitan que seamos coherentes entre lo que les decimos y lo que hacemos para poder hacer válidas nuestras enseñanzas.

6. Propósitos de Año Nuevo: aplicar límites a nuestros hijos

Los padres debemos aplicar una serie de reglas y límites a los niños. Quizás no siempre consigamos que las cumplan, pero poco a poco, con constancia y firmeza conseguiremos aplicar esa disciplina, siempre con amor y cariño. Evitaremos así que la falta de límites devenga en una futura falta de respeto de nuestros hijos hacia nosotros.

5. Propósitos de Año Nuevo: ser más paciente con los hijos

Los niños en ocasiones pueden acabar con nuestra paciencia, sin embargo, en muchas ocasiones, deberíamos respirar y contar hasta 10 antes de perderla. Y es que, los niños tienen su propio tiempo. No podemos exigirles que se vistan, coman o hagan sus tareas tan rápido como nosotros. Ellos tendrán rabietas, momentos de ofuscación o malos comportamientos. Este año, intentemos ser más pacientes con nuestros hijos.

4. Propósito de Año Nuevo: escuchar a nuestros hijos

Escuchar a los niños es mucho más que oírlos. Es atenderlos, ponerte a su disposición, empatizar con ellos. Los niños, no por ser pequeños no tienen cosas importantes e interesantes que decir. Escucharles ayuda a conocerles, a saber de sus miedos, de sus problemas, de sus alegrías y sus esperanzas. Este Año Nuevo... ¡escuchemos a nuestros hijos.

3. Propósito de Año Nuevo: no prometer lo que no podemos cumplir

'Te llevaré a ver un partido de fútbol', 'luego te compro chuches', 'el año que viene te regalo un perrito'... Muchas veces prometemos cosas a sabiendas de que no podemos o queremos cumplirlas. No decir la verdad a nuestros hijos es no respetarles, es infravalorarles. Un buen propósito de Año Nuevo es ser franco con nuestros hijos, cumplir las promesas que hagamos, tanto las buenas como las malas.

2. Propósito de Año Nuevo: jugar más con los hijos

¿Pasas mucho tiempo con tus hijos? Si pasas poco tiempo, ¿es de calidad? Es probable que en muchos casos la respuesta sea: 'no siempre'. Un buen propósito para este año es sacar tiempo de calidad para nuestros hijos, jugar con ellos, aprender con ellos, disfrutar con ellos.

1. Propósitos de Año Nuevo: respetar y hacerse respetar

El respeto es un valor muy importante dentro de la convivencia en familia. Además es un valor recíproco, es decir, si tu respetas a tu hijo, él te respetará a ti. No es lógico exigir respeto de los hijos si no se trata con respeto a los niños.