Escuchar y ser escuchado. ¿Sabes escuchar a tus hijos?

Lo importante que es escuchar a los niños

Vilma Medina

Sin duda alguna, la comunicación es muy importante en cualquier relación afectiva porque acerca y une las personas, y eso se nota en una familia. No consiste sólo en el bla bla bla de los padres sobre lo que quieren y lo que esperan de sus hijos, sino en saber escucharles con atención, para evitar situaciones insólitas como la que cuenta este cómic que acabo de recibir en mi correo.

¿Sabes escuchar a tus hijos?

¿Sabes escuchar a tu hijo?

La traducción:
Timmy: - Mama, tengo un problema con la bebida
Madre: - Oh dios mío Tymmy, solo tienes 6 años…
Madre: - ¡Esto es por tu culpa, Bob!
Padre: - ¿Mi culpa? Tal vez si tú hubieras pasado más tiempo con él…
Madre: - ¡Tu hijo de 6 años tiene problemas con la bebida!
Madre: - Él no necesita un maldito ejemplo como el tuyo.
Padre: - ¿No he hecho nada más que dar todo por esta familia, y qué obtengo?
Padre: - ¡Me voy!
Madre: - ¡Bien!
Madre: - No te necesito, y Timmy seguro que tampoco te necesita.
Madre: - Oh Timmy, no llores, todo está bien. Estaremos muy bien sin tu padre.
Madre: - Timmy, quiero que me hables de tu problema con la bebida.
Timmy: - Buáaaa
Madre: - Háblame Timmy. Cuéntame sobre tu problema con la bebida.
Timmy: - Si Joe bebe un litro de zumo y Tom bebe 2, ¿Cuánto han bebido entre los dos?

Escucha a tus hijos con atención

Después de leerlo, estaría bien que supieras que:

- Un hijo poco escuchado puede tener muchos problemas de autoestima. Acércate más a tu hijo.

- Escuchar es más que oír. Es ponerte a disposición de tu hijo. Es ponerte en su lugar. Además estarás enseñando y educando a tu hijo a que también te escuche a ti y a los demás.

- Haz el esfuerzo por involucrarte más en lo que dice y cuenta tu hijo. Podrás ayudarlo más fácilmente y estarás construyendo un lazo de confianza entre vosotros.

- Aprende a escuchar no sólo las palabras de tu hijo, sino también sus gestos, sus silencios, expresiones, etc.

- Si escuchas a tu hijo, seguramente él sabrá a quién recurrir cuando lo necesite.