Valores de los scouts para los niños

Lema, filosofía y propósito de los scouts para niños y adolescentes

Virginia Vicente Pascual

Cuando oímos hablar de los Scouts nos vienen a la cabeza palabras como campamento, espíritu de equipo o naturaleza, pero poca gente sabe qué es lo que realmente transmite a los niños este movimiento fundado en Inglaterra por Robert Baden-Powell en 1908.

Los principales valores de los scouts para los niños

Valores de los scout

El escultismo, que proviene de la palabra scouting, que significa explorar, cuenta con más de 40 millones de miembros en 165 países. Los scouts se consideran una organización civil de carácter educativo, no lucrativa, no partidista ni religiosa (aunque en su ley se menciona a Dios, se ve como una entidad genérica válida para todas las confesiones) y está inspirada en los Fines, Principios y Métodos del Movimiento Scout.

Los niños deben ser fieles a la llamada promesa scout y a la Ley Scout. ¿Pero qué significa todo esto?, ¿cuáles son los valores de los scouts para los niños?

- Aprender haciendo: La exploración y la acción son dos valores en alza para los scouts. La acción se lleva a cabo a través del juego y de la experimentación. Entre otras cosas, los scouts aprenden a hacer cabañas, conocer minerales, observar aves o insectos, preparar el menú para 15 días, realizar las tareas del hogar u organizar actividades solidarias en beneficio de las personas más necesitadas.

- Convivencia y socialización: Los scouts se organizan en pequeños grupos en los que los niños practican el conocimiento personal y el de los demás. La figura de un adulto les ayuda a participar en el grupo y a fomentar la cooperación entre estos equipos. En esta convivencia es fundamental la asunción de responsabilidades.

- Amor por la naturaleza: Los scouts promueven el contacto directo con el medioambiente, la aventura y la vida sencilla. Los scouts realizan sus actividades al aire libre y están absolutamente concienciados con el respeto al medioambiente y con el ahorro sostenible.

- Solidaridad y vocación de servicio: Los scouts fomentan la solidaridad y la generosidad con los demás con el deseo de construir un mundo mejor. En los scouts los niños aprenden a trabajar en equipo, pero también a buscar su propio camino y a ser personas independientes.

Scouts: un aprendizaje por etapas

Los scouts están divididos en grupos de edad. De más pequeños a más mayores encontraremos a los castores, los lobatos, la tropa, los escultas y los rovers.

- Los castores: Los castores empiezan con seis años de edad, en 1º de Primaria. Los castores tienen que enfocarse en: jugar con todos, obedecer a los scouters (los monitores) y compartir lo suyo con los demás.

- Los lobatos: Con 9 años, ya en 4º de Primaria, los castores se convierten en lobatos y pierden el pañuelo característico de los scouts. Ahora el pañuelo se lo tienen que ganar con su actitud. Aquí se les pide que además de jugar, obedecer y compartir, tienen que decir siempre la verdad. Otra máxima de los lobatos es que "El lobato piensa primero en los demás". ¡Y tienen otra misión nueva, hacer una buena acción al día!

- La Tropa Scout: Con 12 años (en 1º de Secundaria) los scouts empiezan a formar parte de la tropa. Aquí se vuelven a quitar su pañuelo porque ha llegado el momento de cumplir la llamada “Promesa scout” que dice:

Prometo por mi honor y con la ayuda de Dios, hacer cuanto de mí dependa por:

  • Cumplir mis deberes para con Dios y mi patria.
  • Ayudar al prójimo en toda circunstancia.
  • Cumplir fielmente la Ley Scout.

La Ley Scout tiene 10 artículos:

  • El scout cifra su honor en ser digno de confianza.
  • El scout es leal.
  • El scout es útil y servicial.
  • El scout es amigo de todos y hermano de los demás scouts.
  • El scout es cortés.
  • El scout ve en la naturaleza la obra de Dios y cuida y protege animales y plantas.
  • El scout es obediente, disciplinado y no hace nada a medias.
  • El scout es animoso ante peligros y dificultades.
  • El scout es económico, trabajador, y cuidadoso del bien ajeno.
  • El scout es limpio y puro, sano en pensamientos palabras y acciones.

El lema de un scout es '¡Siempre listo!' que está pensado para que los chicos tengan en mente que en cualquier momento y circunstancia tienen que estar preparados para poder ayudar a alguien con el fin de que en un futuro puedan servir mejor a la sociedad.

Los escultas: A los escultas se entra con 15 años (en 4º de la ESO). Los chicos ya están preparados para actividades y marchas y desafíos más duros. En esta etapa aprenden el valor del esfuerzo y el sacrificio, huyendo de la queja.

Los Rover: Esta etapa comienza con los 17 años y su lema es 'Servir'. Este es el gran objetivo del método scout, porque como decía su fundador: "El secreto de la felicidad es hacer felices a los demás".

Todos estos valores favorecen una educación integral, complementan la educación de los padres en los hogares y además sirven para el desarrollo personal durante toda la vida ya que como dicen los scouts, 'Scout un día, scout siempre'.