Vínculo - apego

¿Cómo influye el vínculo afectivo en la formación de una vía de comunicación entre padres e hijos? ¿Por qué es importante construir lazos de unión, de apego entre el bebé y sus padres? Desde el momento en que tenemos en brazos al bebé recién nacido sentimos la necesidad de protegerle. El bebé se convierte en el centro de nuestro mundo, y nosotros en el suyo.

Desde Guiainfantil.com queremos compartir algunas experiencias sobre el apego, los beneficios de mimar a tu bebé, tenerlo en brazos y comunicarte con él, algo que también le ayudará en su desarrollo físico y emocional.

Promocionado

El aroma de mi bebé

El aroma de los bebés es algo que se queda en la memoria de los padres. ¿A qué huelen los bebés? Su perfume es inconfundible, inigualable e inimitable. Los bebés huelen a vida, a tibieza, a calidez... El olor queda ligado a los sentimientos y a las emociones y forma parte de un instinto básico en la crianza de los hijos.

Promocionado

La sorprendente reacción en el cerebro de la madre ante el olor del bebé

El olor es uno de los sentidos más primarios, nos transmite recuerdos y emociones pero además se ha descubierto la sorprendente reacción del olor del bebé en el cerebro de la madre. El aroma del bebé puede provocar una activación en el área cerebral relacionado con la recompensa y un aumento de los niveles de dopamina.

Promocionado

Cómo abrazar a un bebé

¿Sabes abrazar a tu bebé? Cuando tocamos y abrazamos a nuestros hijos, estamos dando vida a nuestros sentimientos, sentidos, y fomentando el vínculo en nuestra relación. Un abrazo cura cualquier enfermedad, dolor y llanto del bebé. Descubre todos sus beneficios para ti y tu bebé.

Promocionado

Bebé recién nacido se tranquiliza con las carícias de su madre

Rayen, la hermosa bebe que vemos en el vídeo, y cuyo nombre no podía tener un significado más especial como el de 'flor esperanza', nació después de que sus padres llevaban casi dos años en tratamiento por infertilidad. Un ejemplo, con el que esperamos animar a las parejas a que no se rindan ante las dificultades para tener un hijo. Que sigan intentándolo, a pesar de todo.