Por qué deberías portear a tu bebé también en casa

El porteo indoor permite a la madre realizar actividades en paralelo mientras tiene a su pequeño cerca

Sandra Llorente

Para todas las mamás y los papás abrazar a su bebé es siempre un placer, pero seamos realistas, no se puede tener todo el día a tu bebé en brazos, porque tenemos muchas otras cosas que hacer. Existe una alternativa genial a los brazos. Se trata del porteo, una solución basada en nuestra propia biología natural y los sistemas tradicionales de cuidado de los bebés, y que se suelen hacer fuera de casa. ¿Sabía por qué deberías portear a tu bebé también en casa? ¡Es lo que se conoce como porteo indoor!

Qué es el porteo y beneficios para los bebés

beneficios del porteo

Los animales más cercanos a los humanos en evolución, los primates, tienen porteo incluido en su genética. Los bebés mono se sujetan a la mamá por la espalda o colgados del torso porque se enganchan en el pelo de la mamá; de ahí viene nuestro famoso reflejo de moro.

En nuestro caso, no podemos hacerlo, porque hemos perdido el pelaje de la piel, pero eso no significa que no existan herramientas para ello. En muchas culturas del mundo, de forma natural, las mamás han creado inventos para portear a sus bebés. Generalmente se trata de un simple pañuelo de tela resistente amarrado en la espalda, en el cual se introduce el bebé. Los bebés se cargan (se portean) en la espalda de la mamá o en la parte delantera y dentro del pañuelo mismo pueden mamar si lo necesitan.

El auge del porteo en las culturas donde se había perdido, como las occidentales, ha llevado a crear nuevos sistemas de porteo basados en los tradicionales. De esta manera, puedes llevar contigo a tu bebé a todas partes y, algo importantísimo, ¡con las manos libres!

Así, el bebé se siente abrazado y protegido, y la mamá o el papá pueden hacer tareas que de otra forma sería imposible. Además, el porteo ofrece muchos otros beneficios al llevar a tu bebé en contacto directo: mejora el vínculo afectivo, disminuye las molestias de los cólicos del bebé, favorece lactancia, ayuda al desarrollo psicomotor y, algo muy importante, mejor la calidad del sueño del pequeño. Así lo explica el estudio Porteo ergonómico, realizado por E.S. López Acuña, asesora de porteo, y M.A. Salmerón Ruiz, pediatra en el Hospital Universitario de La Paz, 'el bebé estará más seguro y eso hará que no tengo tantos problemas para conciliar el sueño. 

Tipos de sistemas de porteo

Es importante conocer bien los tipos de sistemas de porteo o porta bebés antes de adquirir uno. Lo principal que tienes que saber es que deben de ser ergonómicos y certificados. La mayoría de los portabebés ergonómicos se distinguen porque permiten la curvatura natural de la espalda en forma de C, colocando al bebé en la famosa postura de la ranita (con las piernas abiertas naturalmente y dobladas por encima de la cadera). Esta postura simula la postura del bebé en el vientre materno y, según los expertos, es la adecuada para permitir un desarrollo correcto de la estructura ósea del bebé. 

La forma ideal del porteo es teniendo al bebé en el pecho, mirando hacia ti, aunque la mayoría de sistemas de porteo ergonómicos permiten portear en la espalda, lo que puede ser muy útil para portear, por ejemplo, dentro de casa. Además es importante que el bebé quede en posición de protección, es decir, con la cabeza y el pecho siempre en contacto con el cuerpo, nunca mirando hacia el exterior.

También es importante que sepas que los portabebés tienen que estar confeccionados en una tela resistente que permita colocar al bebé punto por punto. Esto permite que la espalda y la cadera de tu bebé no acabe con una posición incorrecta. 

Si te quieres iniciar en el mundo del porteo, es importante que tengas en cuenta que cada bebé es un mundo. Hay bebés que se adaptan enseguida al porteo, otros que les cuesta más y otros que, simplemente, son no es lo suyo. Lo mismo ocurre con los sistemas de porteo, es muy común que las mamás y papás prueben varios sistemas de porteo hasta dar con el que mejor se adapta su bebé y ellos mismos. Incluso es muy natural que la mamá prefiera un método y el papá otro.  

Fulares o pañuelos
Para muchas mamás es el más cómodo, aunque es un poco mas difícil de poner que el resto de los sistemas de porteo. Existen rígidos y elásticos (un poco más fáciles de colocar). Es importante que si lo eliges elástico sea igualmente de una tela resistente, que permita el porteo punto por punto y no se dé de sí.

Camisetas portabebés
Especialmente a  muchas mamás esta solución de porteo les salva la vida, principalmente los primeros meses. Es muy sencillo de utilizar y permite incluso el contacto piel con piel.

Mochilas portabebés
Hay millones de mochilas portabebés en el mercado, pero es importante que, si deseas adquirir una, sea ergonómica para la espalda de tu bebé. Son las más sencillas de utilizar, porque el proceso de colocar a tu bebé en la mochila es bastante fácil y rápido. Algunas permiten también la facilidad de amamantar a tu bebé sin sacarlo de la mochila, aunque para esto son menos funcionales que los fulares o camisetas de porteo. 

¿Portear en casa? ¡Por supuesto!

portear en casa también

Es muy probable que la mayoría de papás y mamás que ya se han introducido al mundo del porteo hayan probado más de una vez el porteo en casa o porteo indoor. Y es que a la vez que cargas a tu bebé con todas las ventajas que tiene el porteo, añades una más, puedes moverte con mayor libertad y, por tanto, hacer muchas más cosas.

Así, para muchas madres y padres el porteo es liberador, porque pueden hacer las tareas del hogar, como barrer o limpiar el polvo, trabajar delante del ordenador, pasear cómodamente a sus bebés por la casa, dormirlos o incluso cosas sencillas que cuando eres madre se convierten en un mundo algunas veces, como peinarte, maquillarte o depilarte.

Además, para las madres y padres que tienen más hijos, es aún más importante, porque les permite hacer otras actividades con sus hijos más mayores, como jugar, bañar a los peques, darles de comer, ayudarles a hacer sus tareas, organizar un taller de manualidades...

En algunos casos, se recomienda el porteo en la espalda, como en la preparación de alimentos con cuchillo o planchar. Sin embargo, no se debe usar el porteo mientras se está cocinando alimentos calientes, para evitar accidentes indeseados.

Si aún no lo has probado, te animamos a que no dejes el porteo solo para el exterior y pruebes dentro de casa. Además es ideal para todos esos padres que tienen bebés muy apegados que solo quieren estar abrazados (ósea, la mayoría de los bebés). Y es que no hay nada mejor que poder proveer de sus necesidades a tu bebé, como la necesidad de cercanía y protección, y tener un poco de  espacio para hacer otras cosas. ¿Verdad?

Puedes leer más artículos similares a Por qué deberías portear a tu bebé también en casa, en la categoría de Vínculo - apego en Guiainfantil.com.