20 errores con el baño del recién nacido que debes evitar

Consejos para convertir el baño en un momento relajante para el bebé

Lisbeth García

Entender a un recién nacido lleva su tiempo. Son muchas las necesidades que demanda, pero no hay imposibles y, con un poco de destreza, intuición y cuidados, podemos salir airosos hasta llegar a ser unos 'súper padres a prueba de todo'.

Uno de los principales temores a los que nos enfrentamos con el recién nacido es cuando llega la hora de baño, sobre todo los primeros días. Es normal cometer algunos errores al principio, sobre todo, entre los padres primerizos. Aquí tienes algunos de los errores con el baño del recién nacido que debes evitar.

Los 20 errores con el baño del recién nacido que debes evitar

20 errores del baño del recién nacido que debes evitar

Cuando llega el momento del baño, a veces nos invade la inseguridad (quizás por ser primerizos). No queremos cometer errores, y nos invaden los nervios. Pero con  amor, ternura, cautela y paciencia  disipamos esos temores. Debemos seguir una serie de pasos para evitar los traspiés en esta rutina y así lograr no cometer errores. La hora del baño debe ser un tiempo para la relajación y para compartir  con el bebé. Aquí tienes los principales errores que debes evitar:

1. Dejar solo al bebé. Nunca se debe descuidar ni por un segundo al recién nacido, tanto en la cama como en la bañera, porque podría sufrir algún accidente. Es cuestión de un segundo.

2. No controlar la temperatura del agua. No olvides medir la temperatura del agua, ya que podría estar o muy fría o muy caliente. Debemos recordar que la piel del bebé es mucho más sensible a los cambios de temperatura. La temperatura correcta del agua para bañarlo es entre 36,5 y 37°C.

3. Demasiados productos químicos. Usar productos de higiene como champú, jabón, talco, colonia, cremas, ya que pueden producir alergias o alterar el ph de la piel irritando su cuerpecito. Recuerda usar solo jabón neutro.

4. Corrientes de aire. Dejar las ventanas abiertas o permitir corrientes de aire enfriando al bebé, es un error muy común que puedes evitar con un poco de precaución.

5. No tener las cosas a mano. No tener a disposición los enseres que vamos usar incluyendo (ropa, toalla, pañales, etc...) al momento del baño.

6. No secarlo por completo. Otro gran error es el de secar de forma incompleta el cuerpo del bebé, debemos asegurarnos que no quede humedad entre los pliegues.

7. No bañarle hasta que se caiga el ombligo. No hay que esperar a dar el primer baño al bebé a que se caiga el ombligo. Varía según las culturas, pero lo normal es un baño diario para aportar higiene y confort al recién nacido.

8. Olvidar lavar la bañera. Debemos lavarla antes y después de bañar al bebé.

9. No usar la bañera. Bañar al niño fuera de la bañera, en una superficie en donde el bebé no esté dentro del agua, es otro de los errores básicos. El recién nacido se enfría fácilmente, podría ocasionarle algún resfriado.   

10. Demasiado tiempo. Los baños al principio deben ser muy rápidos. No hay regla fija, pero si das mucho tiempo al baño del recién nacido, podría enfriarse el agua.

11. Bañarlo en la bañera con el 'culito' sucio. Se debe limpiar la zona del pañal antes de introducirlo en el  agua.

12. No sujetar firmemente al bebe mientras se baña. Debes agarrar al bebé con firmeza, o de lo contrario puede escurrirse con facilidad. Además, de esta forma le aportas seguridad. 

13. Realizar la cura del cordón antes del baño. Se debe postergar realizar la cura del cordón umbilical después del baño.

14. No seguir un orden lógico. No olvides seguir un orden al momento del baño: lavar la cabeza, cara, cuerpo y de ultimo genitales.

15. No tener cuidado con el ombligo. Recuerda que no debes frotar el cordón umbilical mientras damos el baño. Podrías lastimar al recién nacido.

16. Dejarse agobiar por el llanto del niño. Nunca, nunca, pierdas los nervios. Si tu bebé llora, intenta calmarle. Si no lo consigues, da por finalizado el baño lo antes posible.

17. Una posición del bebé inadecuada. Colocar al bebé en posiciones inadecuadas dentro de la bañera, provocando que se resbale, es otro de los errores más comunes. También debes evitar que le caiga jabón en los ojos. Siempre debes vigilar su cuello y cabeza.

18. Frotar excesivamente la piel, podría ocasionarle daños, no olvidemos que la piel del recién nacido es muy sensible.

19. Usar bastoncillos con los oídos. No se deben usar hisopos o  bastoncillos para limpiar o secar los oídos.

20. Jabón en el rostro. No debes aplicar jabón en el rostro del bebé.

Consejos para el baño del recién nacido

Es muy importante para ti y tu bebé, a la hora del baño:

  • Disfrutar la oportunidad que tienes con tu bebé, en cada tacto, cada caricia y cada palabra.
  • No olvidar inmortalizar esos momentos mágicos, ¡¡aprovecha realizar alguna foto!!
  • intentar crear horario y rutina para el momento de la ducha así vas creando disciplina y te será mas fácil este proceso.
  • Proporcionar confort y bienestar durante y después del baño, esto le ayudara a estar relajado, dormir mejor y adaptarse al entorno.
  • Usar toallas de algodón para secar su cuerpo, por lo general se usa otra para la cara y cabeza.
  • Realizar nuestro lavado de manos previo al  baño del bebé.
  • Evitar la hipotermia siendo cuidadosos.
  • A medida que pasan las semanas y meses, podrá incorporar aceites especiales al agua.
  • Dar un masaje después de la ducha o baño favorecerá su bienestar y es una excelente manera de comunicarnos con nuestros hijos, haciéndolos sentir seguros y amados.

Lo más importante es crear un ambiente de tranquilidad, aprovechar el contacto con el recién nacido para sonreír y hablarle al bebé. De esta forma estará mas tranquilo y le proporcionará seguridad. Cuando tu bebé crezca, el baño se convertirá en uno de los momentos más divertidos.