Reflejo de moro o sobresalto en el bebé recién nacido

Los sobresaltos involuntarios en los primeros meses de vida del bebé

Guiainfantil.com

Los padres y madres primerizas se alarman la primera vez que ven a su bebé sobresaltarse. El bebé está tranquilo y, de repente, extiende los brazos y abre las palmas.

Es un movimiento involuntario y totalmente normal que recibe el nombre de reflejo de moro. Este sobresalto en el bebé recién nacido es indicativo de buena salud, de hecho si no lo hiciera ante un estímulo determinado, estaríamos ante un posible caso de daño cerebral o en la médula espinal.

Qué es el reflejo del moro en el bebé recién nacido

Reflejo de moro o sobresalto en bebés

Se trata de una respuesta involuntaria ante una estimulación, es uno de los reflejos primarios del bebé recién nacido y suele desaparecer a los 3 o 4 meses de vida.

Se conoce como reflejo de sobresalto, reflejo de abrazo en el bebé o reflejo de moro. Esta última definición es la más común y se debe a su descubridor, el austriaco Ernst Moro, un pediatra muy reconocido que, entre finales del siglo XIX y principios del XX, realizó importantes avances en pediatría.

Comprobar el reflejo de moro es una de las primeras pruebas que se realizan al bebé recién nacido, se trata de poner al bebé tumbado sobre una superficie blanda, por ejemplo un cojín, se le levanta la cabeza con cuidado y se le deja caer hacia atrás sosteniéndole de nuevo con rapidez (sin que llegue a golpear en el cojín). Si el niño extiende los brazos con las palmas hacia arriba e incluso llora, es decir, si se sobresalta durante unos segundos, y después los brazos vuelven a su posición y se relaja, su respuesta es normal y será síntoma de buena salud.

También se puede observar al bebé realizar este movimiento mientras duerme, si escucha un sonido fuerte que lo asuste o si le cambiamos de posición de forma brusca.

Cuando no existe sobresalto en el bebé recién nacido

Si no se aprecia el reflejo de moro en el bebé tanto en las pruebas que realizan inmediatamente tras el nacimiento como en pruebas posteriores o incluso si lo realiza pero de forma asimétrica, es decir sólo con un lado del cuerpo podría ser indicio de: 

- Daño cerebral.

- Daño en la médula espinal.

- Clavícula fracturada.

- Daño en el plexo braquial (son los nervios que van desde la parte inferior del cuello al área superior del hombro)

Ante la ausencia de sobresalto en el bebé recién nacido, el pediatra realizará un examen físico y realizará una historia de la familia para descartar posibles defectos congénitos.

Si el reflejo del moro persistiera más allá del cuarto o quinto mes de vida del bebé puede indicar daños neurológicos

Vídeo del reflejo del moro en bebés

Este vídeo muestra en qué consiste el reflejo de sobresalto en el bebé recién nacido.