El método Bonding o cómo educar desde el respeto y el amor a tu hijo

La crianza en el apego es la clave para que tu hijo crezca emocionalmente sano

Beatriz Martínez

Solo hace falta escuchar bien para darse cuenta de que cada vez surgen más y más teorías educativas que difieren mucho de las que podríamos llamar 'tradicionales'. ¿Por qué? Pues porque son muchas las familias, maestros y pedagogos que intentan dar con métodos útiles con los que guiar a los niños en su camino desde el cariño, el respeto y la autonomía. En esta ocasión queremos hablar del método Bonding que busca educar en el amor a los niños. ¿En qué se basa? ¿Qué podemos aprender de él? ¿Cómo se puede poner en práctica? ¡Vamos a verlo!

¿En qué consiste el método Bonding?

Qué es el método bonding para educar en el amor a los niños 

Que se oigan teorías nuevas por todas partes no quiere decir que sepamos bien lo que significan, así que empecemos por definir en qué consiste esto del Bonding. El Bonding es un método que tiene como eje central el contacto inicial de apego que tienen los padres con su hijo. Un afecto que se inicia durante el embarazo, que sigue con el primer contacto piel con piel tras el parto y que continúa con los vínculos afectivos que se crean entre los padres y su hijo en la infancia. Claro está que para que esos vínculos sean fuertes, sanos y estén llenos de amor, se han de cuidar y trabajar todos los días.

Si profundizamos un poco más en ese esencial contacto afectivo que se establece entre la madre y el bebé tras el parto, damos con el concepto 'baby bonding hour', es decir, el instante preciso en el que el bebé que recién llega a este mundo percibe gracias al calor de su madre sus primeras emociones. Ese beso lleno de amor, esa caricia en la mejilla y esa frase que dice 'te quiero', brindan al recién nacido la seguridad y la protección que necesita.

Educar a los niños en el respeto y amor

Como hemos dicho antes, el afecto y los vínculos positivos que se crean entre el niño y sus padres durante la infancia y que durarán toda la vida, se han de hacer paso a paso, con amor, respeto y seguridad. Si pensamos en una planta a la que hay que regar, cuidar e incluso hablar a diario para que dé unas bellas flores, seguro que empezamos a entender un poquito mejor todo esto del Bonding como método educativo.

Por otro lado, hay que señalar que la relación que se crea entre el pequeño y sus padres, las personas que han de educarle y guiarle en su camino, va a tener una gran influencia que le acompañará en su vida adulta. ¿Dónde se dejará ver si esas semillas han dado buen fruto? Sobre todo cuando el niño llegue a su etapa adulta y sepa lidiar, regular y modular sus emociones y sentimientos.

Veamos ahora los pasos que podemos seguir para lograr del Bonding un método educativo excelente para nuestros hijos.

1. El amor y el cariño que el niño necesita
El niño debe recibir el amor de su madre en ese primer contacto piel con piel y el apego de su padre instantes posteriores, muestras de afecto que son seguidas de la seguridad y la protección que necesita en especial durante su primer año de vida. En los momentos como bañarle, vestirle, alimentarle o jugar se irá estableciendo esa relación materno y paterno-infantil. El Bonding como método educativo se centra en el afecto y el apego emocional en la infancia temprana para después poder acompañar de niveles educativos siempre desde el amor.

2. Los padres como referente de desarrollo psicológico
El nivel evolutivo que sigue es el de estar presente en la interacción temprana que demanda el niño para que pueda crecer, ya sea para andar, hacer los deberes o jugar con los amigos en el parque. Si en cambio no se tiene una relación continua y segura de apego desde que nace el bebé, habrá partes de su cerebro que no se desarrollen de la forma adecuada.

3. Enseñar al niño ‘aprender a aprender’
Esa es otra premisa que defiende este método educativo. Se intenta que el niño sea autónomo y autodidacta en su aprendizaje, ofreciendo en todo momento apoyo y cariño. El vínculo afectivo que se ha establecido y el refuerzo con el que cuenta el pequeño le dará pie a gestionar su propio aprendizaje de una forma muy eficaz.

¿Y tú? ¿Te apuntas al Bonding como método educativo para tener una excelente relación de apego con tus hijos?

Puedes leer más artículos similares a El método Bonding o cómo educar desde el respeto y el amor a tu hijo, en la categoría de Vínculo - apego en Guiainfantil.com.