Así cambia el cerebro de los niños cuando abusan de las pantallas

Las consecuencias para tu hijo de pasar mucho tiempo con videoconsolas, táblets y demás dispositivos móviles

María Machado

¿Cuántas horas se pasa tu hijo delante de una pantalla? Ya no se trata solo de la televisión, y puede que su uso entre los más pequeños de la casa sea cada vez más inusual, sino que ahora los niños tienen acceso a muchos más dispositivos: tabletas, ordenadores, móviles, videoconsolas... Los padres no podemos evitar preguntarnos por las consecuencias que estos tienen en nuestros hijos, sobre todo cuando los utilizan en exceso. ¿Qué ocurre en el cerebro de los niños cuando abusan de las pantallas de los distintos dispositivos?

El cerebro de los niños al abusar de las pantallas

El cerebro infantil cambia con los dispositivos móviles

Un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos está investigando cómo afecta físicamente a los niños la exposición excesiva a los distintos dispositivos móviles. Para ello, se han comparado los escáneres cerebrales de pequeños que se sitúan frente a pantallas mucho tiempo con los de otros que buscan otras formas de entretenimiento. En estas imágenes, los investigadores han asegurado que se pueden apreciar varias diferencias en los patrones cerebrales.

Esto supone que al pasar mucho tiempo frente a una pantalla, la estructura del cerebro del niño se modifica. Más concretamente, esta investigación señala que los niños de 9 y 10 años que pasan más de 7 horas al día utilizando distintos dispositivos sufren un adelgazamiento prematuro de la corteza cerebral. Se debe tener en cuenta que esta es la capa del cerebro que procesa toda la información relacionada con el tacto, olfato, oído, etc.

Estos resultados son los primeros datos de una gran investigación que aún está en curso. Los investigadores han señalado que todavía no se puede determinar que estas modificaciones en el cerebro de los niños se deban al tiempo que pasan frente a las pantallas. Sin embargo, sí que aseguran que es evidente que las estructuras cerebrales de los niños que utilizan mucho las videoconsolas y el móvil sí que son diferentes.

Por otro lado, el Instituto de Salud de Estados Unidos también señala que aquellos niños que pasan más de dos horas diarias frente a las pantallas, obtienen peor puntuación en exámenes de razonamiento y lenguaje.

Cuánto tiempo pasa tu hijo con el móvil o la tableta

Te contamos cómo cambia el cerebro de los niños cuando abusan de las pantallas

Es posible que hayas oído hablar de distintos estudios que enumeran los riesgos de las nuevas tecnologías para los más pequeños. Sin embargo, no es momento de dar un paso atrás y restringir todo uso de dispositivos a nuestros hijos. La tecnología también es una herramienta muy beneficiosas para los niños, ya que les ayuda, entre otras cosas, en su aprendizaje. Es nuestra tarea como padres hacerles entender cómo disfrutarla de una manera saludable, alejada de adicciones y riesgos.

Para ello, lo primero que hay que tener en cuenta es que, dependiendo de la edad, los niños podrán pasar más o menos tiempo utilizando las pantallas. Existen distintas recomendaciones por parte de los expertos, pero nos vamos a quedar con las de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP).

1. Se recomienda evitar el uso de medios digitales para los bebés menores de 18 o 24 meses, excepto en el caso de las videoconferencias. A partir de esta edad, se puede utilizar siempre siendo los padres quienes escojan contenidos de calidad. Es aconsejable ver con ellos dichos vídeos y hablar sobre ellos mientras se visualizan, ya que de esta manera los aprenden e interactúan.

2. Para niños entre 2 y 5 años se recomienda limitar a una hora al día el acceso a las pantallas, siempre buscando contenidos que se ajusten a su edad.

3. A partir de 6 años, los padres deben establecer límites de tiempo y normas sobre el tipo de dispositivos al que los niños tienen acceso. Siempre hay que tener en cuenta que, en ningún momento, las nuevas tecnologías pueden quitar tiempo de sueño, juego o actividad física al pequeño.

4. Durante la adolescencia, es normal que nuestro hijo pase más tiempo con el móvil. Muchos adolescentes utilizan este dispositivo para construir una parte importante de sus relaciones sociales. De hecho, los medios digitales y las redes sociales pueden ayudar al joven a entender más sobre sí mismo y la gente que le rodea. Sin embargo, hay que asegurarse de que sabe dónde están los límites, el tipo de conductas que deben evitar y las amenazas a las que pueden quedar expuestos.