14 bonitos y tradicionales nombres compuestos con María para niñas

Ideas de nombres compuestos para niñas con su significado y su origen. ¡Son preciosos!

Azucena Zarzuela
Azucena Zarzuela Periodista y escritora de cuentos

Cuando nos enteremos de que vamos a ser padres, una de las primeras decisiones a la que vamos a tener que hacer frente es buscarle un nombre bonito a nuestro futuro bebé. Muchos padres que no consiguen decidirse por un solo nombre, escogen dos dando lugar a bellas formaciones. Para ayudar a todos a encontrar bonitos nombres compuestos con María para niñas, hemos realizado una selección de las mejores ideas. ¡No te los pierdas!

Por qué elegir un nombre compuesto para una niña

Por qué deberías elegir un nombre compuesto para niñas

Durante el embarazo hay dos preguntas estrellas entre nuestros familiares y amigos a las que nos vamos a enfrentar en más de una ocasión: ¿ya sabéis si es niño o niña? y ¿cómo les vais a llamar?

La primera respuesta queda al azar, pero la segunda es toda una responsabilidad, porque el nombre acompañará a nuestra pequeña toda su vida. Y aquí, más que modas o tendencias, hay gustos y apetencias. Hay padres que son más clásicos o tradicionales, otros a los que les pesa más su religión o espiritualidad, o pueden ser más modernos e incluso dejarse llevar por el apodo de algún personaje televisivo. En cualquier caso, todos los nombres son acertados.

Y ¿por qué conformarse con uno cuando puede ser dos? Los nombres compuestos siempre son una buena opción. Son muchas las teorías que están detrás de su origen y posiblemente todas sean acertadas. Antiguamente a las niñas se les ponía el nombre de ambas abuelas. Así se daba una alegría a ambas familias. También, después del nombre elegido por los papás se suele añadir el nombre que marca el santoral del día de su nacimiento. Y es que, la religión sigue pesando mucho.

Si elegís un nombre más moderno o ‘friki’ para vuestra hija, esta no puede ser bautizada por la Iglesia si no va acompañada por otro que honre a alguna santa. Este es mi caso: como sabéis me llamo Azucena, pero como no hay ninguna santa Azucena, pese a ser la flor preferida por la Virgen María, acabé llamándome María Azucena y así pude ser bautizada.

Las posibilidades son infinitas a la hora de combinar dos nombres, pero como nuestros oídos están acostumbrados a fórmulas convencionales, estas son las que acaban por imponerse. Y aquí el nombre de María tiene mucho que decir. Estadísticamente es el más utilizado en los nombres compuestos de las féminas.

En pleno siglo XXI, María es el nombre estrella en países como España, Chile y México, pero no hay rincón en el mundo donde al decir Mary o Marie alguna mujer no gire la cabeza. Su origen se remonta al hebreo y significa “la amada por Dios”, “la elegida”. Y es que, María fue la escogida por el Dios cristiano para ser la madre de su hijo Jesús. No obstante, este bonito nombre trasciende la religión. Es un apodo que transmite serenidad, generosidad y mucho amor.

Ideas de nombres compuestos con María para niñas

Los mejores nombres compuestos con María para niñas

Si estáis pensando en que vuestra hija recién nacida lleve un nombre compuesto, sin duda, María ofrece el más amplio de los abanicos de posibilidades y con él seguro que contáis con la aprobación de familiares y amigos. ¡Todo un acierto! Y es que, ¿quien no tiene en su círculo más íntimo a alguna María? Desde Guíainfantil.com te proponemos algunas combinaciones que pueden serviros de inspiración con María al frente.

1. María José
María José es la combinación más popularizada. Aunque José es un nombre masculino lo que se pretende aquí es la unión tanto de la madre como del padre putativo de Jesús. Es de origen hebreo y se traduce por “la engrandecida por Dios”. 

2. María Fernanda
De origen germánico que significa “la que lucha por la paz”. Sin duda, es un nombre muy apropiado para pequeñas atrevidas y audaces.

3. María Guadalupe
Sus raíces son árabes y su origen se encuentra en el río Guadalupe (Extremadura, España) por lo que su significado es “río de amor”. Con la Conquista acabó siendo popular por su advocación mariana, gracias a la Virgen de Guadalupe, que posteriormente acabaría en México, donde desde siempre ha sido y es muy venerada. En tierras mexicanas también se habla de un origen náhuatl, donde entonces su interpretación es “aquella que aplasta a la serpiente”.

4. María de los Ángeles
Aquí se interpreta a María no solo como la madre de Jesús, si no también de todos los ángeles. Su origen es griego y se traducen como “la mensajera de los ángeles”.

5. María Isabel
María Isabel significa “promesa de Dios”. Con raíces latinas su traducción literal nos lleva a hablar de “salud” y “belleza”.

6. María Camila
“La que mantiene el fuego” o “aquella que está enfrente de Dios” pueden ser su interpretación. Camila es la versión femenina de Camilo, patrón de los enfermos. Su origen es latino. 

7. María Celeste
Este nombre se asocia a “aquella que pertenece al cielo”. Sus raíces son griegas con claras referencias espirituales.

8. María del Carmen
De origen hebreo es interpretado como “el jardín de Dios”. Se asocia a mujeres fuertes, llenas de energía y que luchan por sus ideales. Es uno de los nombres más populares en España, ya que esta virgen está considerada patrona del mar.

9. María Eugenia
Proviene del griego en su versión femenina de Eugenio. Muy utilizado originariamente entre la aristocracia y realeza ya que significa “de noble estirpe”.

10. María Victoria
Esta combinación denota grandeza. Nos habla de fuerza y seguridad que acaban en triunfo, ya que su significado es “vencedora”.

11. Dulce María
Aquí damos prioridad al cariño y al amor, ya que Dulce deriva del latín ‘dulcis’ y se traduce por la “que es agradable y dulce”. 

12. María Elena
Elena es un nombre de origen griego. ¿Sabías que significa “brillante como el sol”? Será una pequeña con luz propia. 

13. María Paz
Este nombre encuentra sus raíces en el latín. Y significa “tranquilidad”, “serenidad”. Es un nombre con muchas connotaciones espirituales. 

14. María Teresa
Teresa también es un nombre de origen latino, que se traduce como “cazadora divina”. Santa Teresa de Jesús o Santa Teresa de Calcuta lo han popularizado.