El increíble poder de las caricias para aliviar el dolor a los bebés

Esto es lo que ocurre en el cerebro de los niños cuando les acariciamos

Beatriz Martínez

Las caricias que se dan con mucho mimo tienen el poder de calmar el llanto y las molestias de un bebé. ¿Por qué? Pues porque transmiten seguridad y afecto y porque son una fuente de calor perfecta. Pero, son muchas más las ventajas que el contacto piel con piel tiene en los más pequeños de la casa. En Guiainfantil.com hablamos sobre el poder de las caricias para aliviar el dolor a los bebés.

Por qué las caricias sirven para aliviar el dolor a los bebés

Conoce el poder de las caricias para aliviar el dolor a los bebés

Si nos fijamos en las definiciones más técnicas, encontraremos respuestas como que las caricias tienen el poder de calmar el dolor o la inquietud de un bebé porque reducen la actividad cerebral del pequeño asociada con ciertas experiencias dolorosas. El tacto tiene un efecto analgésico de lo más efectivo porque, al aumentar el vínculo entre madre o padre y bebé debido al contacto físico, se disminuye el estrés. Además, si los padres están menos nerviosos al intentar reconfortar el bebé, este lo notará y se relajará.

Esta información ha quedado comprobada por un estudio de la Universidad de Oxford en colaboración con la Universidad de Liverpool, que asegura que acariciar al bebé hace que disminuya la actividad cerebral asociada con el dolor. Además cita frases como esta: "Encontramos evidencias que sugieren que los aferentes C-táctiles pueden activarse en los bebés y que un contacto lento y suave puede provocar cambios en su actividad cerebral".

Qué pasa si nos fijamos en las respuestas más dulces; esas que solo las madres entendemos. Pues oiremos palabras como que el contacto piel con piel ayuda crear un vínculo con el bebé desde el su nacimiento, que fomenta la unión entre los miembros de la familia, que un beso o una caricia calma hasta el llanto más incontrolable. Escucharemos también cosas como que si pones la mano sobre la tripa del bebé y le haces un suave masaje, seguro que alivias los gases que tanto le molestan, o que si le secas las lágrimas de su mejilla te mirará a los ojos con ternura y mucho amor.

¿Hacemos una lista con las principales ventajas de acariciar a tu hijo cada día? ¡Vamos allá!

Las ventajas de las caricias llenas de amor en los niños

Estas son las ventajas de las caricias para los niños

1. Disminuyen el dolor y calman el llanto

2. Son vitales para los bebés prematuros

3. Estimulan su inteligencia

4. Reducen el estrés

5. Provocan sentimientos positivos 

6. Evitan que se pongan nerviosos si tienen que acudir al pediatra

7. Aportan bienestar, afecto y unión

8. Los bebés se sienten reconfortados y llenos de amor

9. Contribuyen a desarrollar su autoestima

10. Brindan tranquilidad y confianza

11. Mejoran el estado de ánimo de los niños

12. Son una excelente terapia para compartir en familia 

13. Son un método ideal para relajarse e, incluso, mejoran el sueño

14. Crean vínculos entre padres e hijos

Seguro que se te ocurren otros muchos más beneficios de los achuchones. Puedes completar la lista y leerla siempre que lo necesites. Tan solo recuerda es genial acariciar a tu hijo, achucharle, estrujarle, llenarle de besos y cuantas más muestras de amor pasen por tu mente. Y hazlo en cualquier momento del día y siempre que tú o él lo necesitéis.

Puedes leer más artículos similares a El increíble poder de las caricias para aliviar el dolor a los bebés, en la categoría de Vínculo - apego en Guiainfantil.com.