Beneficios de tocarse y acariciarse la barriga en el embarazo

Este gesto tan bonito es instintivo y tiene mucha importancia para el vínculo madre-bebé

Sara Cañamero de León

Prácticamente todas las mujeres embarazadas se tocan continuamente la tripa, sobre todo a partir del momento en el que empiezan a notar los movimientos del bebé.

Tocarse y acariciarse la barriga en el embarazo es un gesto instintivo, que suele obedecer a la necesidad de proteger al niño. Sin embargo, también es una manera de comunicarnos con nuestro futuro hijo mediante el tacto, de sentir que está bien cuando notamos sus movimientos; etc. Pero, ¿realmente estas caricias resultan beneficiosas para la gestación? En Guiainfantil.com te damos la respuesta. 

Qué ocurre cuando una embarazada acaricia su tripa

¿Es beneficioso tocarse y acariciarse la barriga durante el embarazo?

En primer lugar vamos a analizar un estudio realizado por la Universidad de Dundee (Fetal Behavioural Responses to Maternal Voice and Touch, Marx y Nagy:2015) que analizó la respuesta de los fetos tanto a la voz como al tacto de las madres.

Si bien se trata de una investigación con muy poca muestra, ya que solo participaron 23 mujeres, se llegaron a las siguientes conclusiones en lo que respecta a la estimulación temprana en las semanas del embarazo: cuando las mujeres se tocaban la barriga, sus fetos realizaban muchos más movimientos de ahí que podamos deducir que las caricias de las madres sirven de estímulo.

Por supuesto, las caricias continuas al bebé suponen un primer vínculo afectivo con nuestro pequeño. De esta manera, se va haciendo fuerte la unión entre madre e hijo desde que comienza la gestación. 

En 2017 se realizó una revisión de este primer artículo en el que se incluía alguna embarazada más. En esta ocasión se analizó la respuesta de los fetos en el tercer trimestre al tacto de su madre en comparación a las caricias de un desconocido.

Sorprendentemente los fetos mostraban un comportamiento diferente cuando era la progenitora la que les tocaba a través del útero, es decir, reconocían a su madre.

7 beneficios de acariciarse la barriga en el embarazo

Así que de estos dos artículos podemos sacar las siguientes conclusiones sobre tocarse y acariciar nuestra tripa durante el embarazo:

1. Es un gesto instintivo que realizan prácticamente todas las embarazadas.

2. Aporta seguridad a la madre y confianza al saber que su bebé se está criando bien.

3. Supone una manera de estimulación temprana, si además se hace mientras se le habla de manera cariñosa o se le canta.

4. Es una forma de comunicación madre hijo.

5. Ayuda a establecer un vínculo precoz y sano entre ambos.

6. Protección del bebé. Muchas madres se tocan o protegen el abdomen cuando van a pasar por lugares estrechos y/o cuando hay mucha gente; es decir cuando tiene riesgo de golpear la tripa.

7. A veces las embarazadas se tocan la barriga para aliviar la sensación de distensión o incluso picores típicos del embarazo.

Con todo lo expuesto anteriormente verás que no es malo tocarse la barriga estando embarazada, sino todo lo contrario: es una forma de comunicarse y estimular al bebé.

Sin embargo se ha visto que a veces cuando la mujer tiene irritabilidad uterina, el constante toque en el abdomen puede provocar contracciones. Sin embargo, es bastante improbable que desencadenemos un parto con las caricias a nuestro pequeño a través del útero.

Puedes leer más artículos similares a Beneficios de tocarse y acariciarse la barriga en el embarazo, en la categoría de Cuidados - belleza en Guiainfantil.com.