10 pruebas caseras para saber si estás embarazada. Tests seguros hechos en casa

Pruebas de embarazo fáciles de hacer en casa

Patricia Fernández Pérez
Patricia Fernández Pérez Redactora en Guiainfantil.com

Antes de que existiesen los test de farmacia, nuestras abuelas ya tenían sus propias pruebas de embarazo caseras.

Son pruebas sencillas con materiales que todo el mundo tiene en su casa y que no implican ningún riesgo, son tests seguros. Te mostramos cuáles son las 10 pruebas caseras para saber si estás embarazada más populares.

Pruebas de embarazo caseras para saber si estás embarazada

Pruebas caseras para saber si estás embarazada

Puedes creer que son simples supersticiones, aunque hay muchas mujeres que aseguran que en su caso han funcionado, aunque no existe evidencia científica de ello.

En casi todas ellas necesitarás recoger tu orina, a ser posible, la primera orina de la mañana, y unos sencillos utensilios como son un vaso de cristal, una aguja, aceite, vinagre o pasta de dientes.

¿En qué se basan científicamente los test de embarazo caseros?

En realidad todos los test de embarazo tienen el mismo objetivo: detectar la hormona hCG o Gonadotropina Coriónica Humana que se encuentra en la orina y que se segrega en dosis más altas cuando nos quedamos embarazadas. Por eso es imprescindible que la prueba se haga con la primera orina de la mañana, momento en el que se acumula más hormona.

Esta es la base de los test de embarazo de farmacia y el de sangre que nos hace el médico, y que realmente son los únicos que tienen un alto porcentaje de efectividad.

¿Son fiables los test de embarazo caseros?

Aunque muchas mujeres dicen que a ellas les funcionaron, lo cierto es que tienen un alto índice de error. Se trata más de corroborar algo que ya sospechamos, o de probarlo a modo de un juego divertido, pero si realmente necesitas saber si estás embarazada, no te arriesgues sólo con estos test, ya que hay muchas probabilidades de que no te funcionen.

¿Cuándo puedo empezar a hacerme el test?

En las primeras semanas de embarazo tu cuerpo todavía no ha desprendido demasiada cantidad de hormona hCG, así que todos los test de embarazo, incluido el de la farmacia, pueden salir negativos aunque el resultado sea positivo.

Lo mejor siempre es esperar de dos a tres semanas desde que sospechamos que podemos estar embarazadas.

Cuando las hormonas que se segregan en el embarazo empiezan a actuar en tu cuerpo, normalmente también sentirás otros síntomas que pueden desvelarte si estas embarazada, como por ejemplo unos pechos más sensibles o abultados, dolor abdominal parecido al de la menstruación o la ovulación, un retraso en tu regla o mareos matutinos. Que hayas manchado levemente la braguita no es indicio de que te vaya a bajar la menstruación, ya que algunas mujeres manchan ligeramente en los primeros días del embarazo en lo que se llama el sangrado por implantación.

Tipos de test caseros de embarazo muy fáciles de realizar

1- Test del vinagre para saber si estás embarazada

Seguramente la prueba más popular entre nuestras abuelas ya que todos tenemos vinagre en casa.

En esta prueba deberás recoger la orina de la mañana en un vaso de cristal, mejor si antes lo has hervido para esterilizarlo.

Añade a la orina una cucharada grande de vinagre y deja reposar unos 20 minutos sin remover. Si se forma una espuma o la mezcla cambia de color es que estás embarazada, si permanece normal es negativo.

2- Prueba del jabón. Prueba casera de embarazo

Necesitarás una pastilla de jabón sin usar, mucho mejor si es de cuaba o jabón Lagarto. A continuación, recoge tu orina en un vaso limpio. A parte, en un cuenco de cristal introduce la pastilla de jabón.

Vierte la orina sobre el jabón hasta que lo cubra por completo y agítalo. Si el jabón burbujea y hace espuma, el resultado es positivo, si no hay ninguna reacción es negativo.

3- Test del flujo vaginal para confirmar tu embarazo

Este es uno de los poco test en el que no necesitarás la orina, sino que simplemente deberás observar el color de tu flujo vaginal. Durante el ciclo menstrual de la mujer el flujo va cambiando de textura y color, pero cuando nos quedamos embarazadas el flujo se vuelve de un color claro, casi transparente y no varía a lo largo del mes. Si tienes el flujo muy clarito es un síntoma de que puedes estar embarazada.

4- Prueba de embarazo casera de la aguja

Este es posiblemente el test menos fiable de todos. Se trata de una especie de juego que puedes realizar con una aguja e hilo, o con una cadena y un colgante.

Para hacerlo deberás enhebrar una aguja con un hilo de unos 30 cm y hacer un nudo en el extremo. Tú debes tumbarte boca arriba, y un ayudante deberá sujetar el hilo por el extremo del nudo a una distancia de unos 10 cm sobre tu tripa, quedándose la aguja en suspensión y totalmente quieta. Debes esperar para que a lo largo de unos minutos la aguja se empiece a mover. Si se mueve es positivo, y si no negativo. En este test también existe la creencia de que si se mueve en sentido lineal será un niño y si se mueve en redondo será niña.

5- Test de embarazo del cloro 

Esta prueba se basa en la reacción que tendrá el cloro al ph de tu orina, ya que éste cambia cuando nos quedamos embarazadas.

Recoge la primera orina de la mañana en un vaso de cristal y sobre ella vierte un poco de cloro (como una cuchara sopera); si el resultado es positivo la orina reaccionará y formará mucha espuma o cambiará de color.

6- Prueba de la orina en frío para saber si estás embarazada

En este test intentaremos ver cuánta hormona hCG tienes en tu orina. Para ello deberás recoger la orina en un vaso de cristal, y sin remover, ni agitar, lo introducimos en la nevera durante media hora.

Cuando lo saquemos deberemos observar si se ha formado una pequeña película de partículas o “nube”. Si esta película se encuentra en la superficie estás embarazada, si se encuentra en el fondo del vaso, el resultado es negativo.

7- Test de embarazo fácil con orina caliente  

En este test necesitarás tener un cazo de metal. Deberás recoger tu orina y ponerla en el cazo y llevarlo a ebullición durante unos minutos. Cuando se enfríe observa si se ha formado una capa cremosa sobre la superficie, si es así, estás embarazada, si la mezcla se ve transparente el resultado es negativo.

8- Prueba de embarazo casera de la pasta de dientes

Para la prueba necesitarás pasta de dientes de color blanco. Vierte un chorro de pasta de dientes en un vaso de cristal, y en otro la primera orina de la mañana. A continuación añade unas gotas de la orina al vaso que contiene la pasta de dientes, y remueve con un palo de madera. Si se forman burbujas o espuma es que el resultado es positivo.

9- Test del azúcar para comprobar si estás embarazada

Vierte 3 cucharadas grandes de azúcar en un vaso de cristal. Añade tu primera orina del día sobre el azúcar, si el azúcar se disuelve ¡enhorabuena, estás embarazada!, si se forman grumos, es que el resultado es negativo.

10- Prueba de embarazo casera del aceite

Dicen que este test de embarazo casero es uno de los más fiables. Debes recoger tu primera orina en un vaso de cristal, y dejarla enfriar. Añade con un gotero, dos gotas de aceite pero separadas la una de la otra. Si las gotas de unen es que estás embarazada.

Ya te haya salido positivo o negativo debes acudir al médico si tienes dudas sobre si realmente puedes estar embarazada. Si tienes un retraso en tu menstruación puede que las razones sean otras y no que esperas un bebé, así que deberás ir al médico para averigue las verdaderas razones del retraso menstrual. Si tu resultado es positivo, ¡mucha más razón para ir al médico!, puede que realmente estés embarazada y a partir de ahora tendrán que hacerte numerosas pruebas para comprobar que todo va bien en tu embarazo.