La sorprendente prueba del aceite para saber si estás embarazada

Prueba casera del aceite para detectar un embarazo de forma rápida y sencilla

Estefanía Esteban

Sabemos que la prueba más fiable para detectar un embarazo es la confirmación del médico. Y que también es bastante fiable la prueba de embarazo que mide la presencia de la hormona gonadotropina coriónica (hGC o la hormona del embarazo) gracias a una tira absorbente reactiva. 

Sin embargo, también existen una serie de pruebas caseras (no tan fiables) que pueden hacerte sospechar de un posible embarazo. Entre ellas está la sorprendente prueba del aceite para saber si estás embarazada. ¿Quieres probar? Te explicamos cómo hacerla. 

Cómo hacer la sorprendente prueba del aceite para saber si estás embarazada

Prueba del aceite para saber si estás embarazada

Para realizar esta prueba casera de embarazo, tan popular entre las abuelas, solo necesitas un poco de aceite de oliva o aceite de bebé y tu propia orina. Los pasos a seguir son muy sencillos. Presta atención: 

1. Utiliza un vaso o recipiente de cristal para recoger en él un poco de tu orina de primera hora de la mañana.

2. Deja que la orina repose y se enfríe durante al menos una hora. 

3. Con ayuda de un gotero (esterilizado), vierte dos gotas de aceite en el recipiente de la orina. Las gotas deben de estar separadas, una en cada extremo del vaso.

4. Si al cabo de unos 2-3 minutos descubres que las dos gotas de aceite se han unido, será señal de que esperas un bebé. Si por el contrario, las gotas de aceite continúan en su lugar y no se han unido, puede que tus sospechas se deban solo a un simple retraso de la regla. 

Otras posibles pruebas caseras para detectar un embarazo

El test de embarazo casero del aceite es muy antiguo. De hecho, es uno de los más populares entre las abuelas. Aunque no existe una demostración científica de su fiabilidad, las mujeres que lo han probado aseguran que puede ser fiable en un 70% de los casos. 

A parte de este test o prueba casera de embarazo, existen otras muy conocidas. Por ejemplo, puedes probar con el test del jabón, para el que solo necesitarás una pastilla de jabón para lavar la ropa y tu propia orina, o la prueba de embarazo casera del cloro, para el que necesitarás tu orina y un poco de cloro. 

Si además confirmas el embarazo y quieres saber si el bebé que esperas es niño o niña, puedes intentar averiguarlo con la famosa tabla china, aunque recuerda que la confirmación definitiva y más fiable siempre llegará a través de una ecografía.