El sorprendente test de embarazo que utilizaban en el Antiguo Egipto

Descubre qué método usaban las egipcias para detectar un embarazo y conocer el sexo del bebé

Estefanía Esteban
Estefanía Esteban Responsable Multimedia

Existen muchos 'trucos caseros' y muy antiguos para saber si una mujer está embarazada. Otros para saber si la embarazada espera niño o niña. Algunos, tan antiguos, que ya se utilizaban en China hace cientos de años o incluso en el Antiguo Egipto. 

Los egipcios dejaron escrito en sus papiros un 'pequeño truco' que utilizaban con las mujeres para saber si estaban embarazadas y conocer cuál era el sexo del bebé que esperaban. ¿Quieres saber cómo lo hacían? Te contamos en qué consistía el sorprendente test de embarazo que utilizaban en el Antiguo Egipto las mujeres para detectar un embarazo.

El increíble test de embarazo que utilizaban en el Antiguo Egipto las mujeres

El sorprendente test de embarazo que usaban en el Antiguo Egipto

Diagnosticar un embarazo ha sido una de las preocupaciones de las mujeres desde la Antigüedad. ¿Cómo saber si el retraso de la menstruación se debe a un embarazo o a un desajuste hormonal o algún otro trastorno? 

Lo cierto es que existen muchos trucos populares para detectar un embarazo, trucos caseros que han pasado mediante el 'boca a boca' de generación en generación. Algunos tan antiguos, que nos parece realmente sorprendente que se utilizaran. Como el test que usaban las egipcias hace cientos y cientos de años. La forma en la que certificaban un embarazo aparece en alguno de los papiros encontrados y descifrados en la ciudad egipcia de Tebtunis.

Este es el test de embarazo que utilizaban en el Antiguo Egipto las mujeres para saber si estaban embarazadas o no:

1. Llenaban un saco con paja de cebada y otro con paja de trigo

2. Pedían a la mujer que orinara encima del saco de paja de cebada y encima del saco con trigo.

3. Si en la cebada y el trigo aparecían brotes, significaba que la mujer estaba embarazada.

4. Dependiendo de cuál de los dos sacos germinara antes, se sabía si estaba embarazada de un niño o una niña. Si germinaba antes el saco con cebada, la embarazada esperaba un varón y si germinaba antes el trigo, era un indicativo de que la mujer embarazada esperaba una niña. 

Esta prueba se basaba en los conocimientos que los egipcios tenían sobre los riñones. Existen numerosos escritos plasmados en papiros de diferentes ciudades de esta civilización en donde se deja constancia de sus altos conocimientos sobre este órgano del cuerpo. 

Para sorpresa de muchos incrédulos, en el año 1963, una serie de médicos realizó una prueba para confirmar o desmentir la fiabilidad de este test de embarazo y consiguieron certificar que efectivamente, el trigo y la cebada conseguían germinar con la orina de la mujer embarazada, mientras que no lo hacía con el resto de orín. Realmente sorprendente. 

Aún así, y a pesar de contar con numeroso test caseros de embarazo muy populares, ya sabes que el método más eficaz con el que contamos hoy en día para saber si estás embarazada es el test de farmacia o el análisis de sangre efectuado por el ginecólogo o especialista. Ni el método Ramzi, ni la tabla china, ni los test caseros del aceite o el jabón, serán nunca tan fiables como las pruebas de análisis y la ecografía efectuadas por un médico.