Semana 39 de la embarazada - Consejos para la recta final del embarazo

¿Qué esperar en la semana 39 de embarazo? ¿Cómo prepararse para el gran momento del parto?

Tamara Sánchez, Periodista
En este artículo
  1. Cambios en el cuerpo de la embarazada en la semana 39
  2. Qué cambia en el cuerpo de la mujer en la semana 39 de embarazo
  3. Cuánto mide y pesa el bebé en la semana 39 de embarazo
  4. La salud y las emociones durante el embarazo (semana 39)

Estamos a falta de una semana para llegar a la semana 40 de embarazo. El embarazo semana a semana está punto de finalizar. En la semana 39 de embarazo, el embarazo está tan avanzado que la mujer se siente ya tan pesada que le cuesta caminar y realizar algunas tareas personales básicas de su rutina como vestirse o calzarse.

Otros trabajos más pesados tanto dentro como fuera de casa pueden resultar un reto demasiado elevado para esta etapa de la gestación en la que el embarazo semana a semana está a punto de finalizar con el desencadenamiento del parto.

Cambios en el cuerpo de la embarazada en la semana 39

Todo sobre la semana 39 de embarazo

En la semana 39 de embarazo, el cuerpo de la mujer experimenta varios cambios físicos significativos a medida que se aproxima el momento del parto. Estos cambios incluyen:

- Aumento del peso y tamaño del abdomen
El bebé ha crecido considerablemente, lo que hace que el abdomen esté grande y pesado. La madre puede haber ganado entre 11 y 16 kg desde el inicio del embarazo.

- Descenso del bebé
El bebé puede haber descendido en la pelvis (encajado), lo que a menudo proporciona algo de alivio a la respiración pero puede aumentar la presión en la vejiga y la pelvis.

- Contracciones de Braxton Hicks
Estas contracciones pueden volverse más frecuentes e intensas. Se sienten como un endurecimiento del abdomen y, aunque no son indicativas de trabajo de parto, preparan al cuerpo para el parto real.

- Dolor pélvico y de espalda
A medida que el bebé desciende, puede haber más presión en la pelvis y la parte baja de la espalda, causando incomodidad y dolor.

- Cambios en el cuello uterino
El cuello uterino comienza a dilatarse y borrarse (adelgazarse) en preparación para el parto.

Qué cambia en el cuerpo de la mujer en la semana 39 de embarazo

el cuerpo en la semana 39 de embarazo

- Aumento de las secreciones vaginales
Puede haber un aumento en la cantidad de flujo vaginal, que puede ser claro, rosado o ligeramente sanguinolento debido al desprendimiento del tapón mucoso.

- Sensación de hinchazón
Muchas mujeres experimentan hinchazón en los pies, tobillos y manos debido a la retención de líquidos.

Además, la embarazada también puede experimentar calambres y dolores en las piernas, escalofríos, naúseas, vómitos y diarrea.

Las revisiones médicas se producirán cada tres días o menos para comprobar que el bebé se encuentra bien y que todavía se puede esperar a que el parto comience por sí solo. A veces, el ginecólogo decide que se debe provocar el parto administrando a la gestante hormonas como la oxitocina, porque el bebé no se encuentra bien dentro del útero, o por otras razones médicas.

La mamá debe estar bien informada de los motivos y el método que va a emplear el equipo médico que le atiende para adelantar el parto, así como de las posibles alternativas.

[LEER MÁS: Noveno mes de embarazo. Desarrollo del bebé y cambios en la embarazada]

Cuánto mide y pesa el bebé en la semana 39 de embarazo

En la semana 39 de embarazo tu bebé ya es tan grande como una calabaza

En la semana 39 de embarazo, el bebé pesa unos 3,250 gramos y mide unos 48 centímetros. Cada vez tiene menos espacio para moverse dentro del útero. Ya están maduros todos los órganos y en cualquier momento puede producirse el parto. La principal característica de este periodo es el aumento de peso y el fortalecimiento muscular.

El cerebro continúa con su desarrollo. Desde hace semanas, el bebé alterna periodos de vigilia y de sueño. Aunque apenas dispone de espacio, sus movimientos son vigorosos. Tiene los rasgos faciales bien definidos, tiene hipo y se chupa el dedo. La cabecita del bebé está encajada en la pelvis materna y sus huesos craneales son flexibles para adaptarse al canal del parto. 

[Quizá te interese: El peso del bebé al nacer - ¿Cuántos kilos debe pesar?]

La salud y las emociones durante el embarazo (semana 39)

Es normal imaginarse al bebé y pensar constantemente en él justo antes del parto. Evita obsesionarte, los cursos de educación maternal permite a los futuros padres enfrentarse al momento del parto con serenidad. Pero tampoco os extrañéis (ni os presionéis) si el dolor y el temor os impide mantener una actitud tranquila y confiada. Comentad todas vuestras dudas con los profesionales sanitarios para conseguir un mayor control de la situación.

Algunos de los cambios emocionales y psicológicos en esta semana de embarazo son los siguientes:

- Ansiedad y expectación
Es común sentir una mezcla de ansiedad y emoción ante la proximidad del parto. Las preocupaciones sobre el trabajo de parto y el bienestar del bebé pueden ser prominentes.

- Fatiga y dificultad para dormir
Debido a la incomodidad física y las preocupaciones, puede haber dificultad para dormir bien. La fatiga puede ser un desafío constante.

- Nidificación
Muchas mujeres sienten una fuerte necesidad de preparar la casa para la llegada del bebé, un comportamiento conocido como "nidificación".

Dieta y alimentación para la embarazada en la semana 39

Dieta y alimentación para la embarazada en la semana 39

Unos días antes del parto, mantener un buen estado de hidratación es fundamental. Beber 2 litros de líquido repartidos a lo largo del día entre agua, leche y zumos de fruta contribuirá a mejorar tu estado de óptima hidratación. Evita tomar bebidas estimulantes como café o té. Las frutas y las verduras son alimentos que también contienen mucha agua en su composición.

Recuerda que es un error disminuir la ingesta de líquidos, aunque aparezcan síntomas como edemas en los tobillos e hinchazón de las piernas o sientas la necesidad de orinar con mayor frecuencia.

En esta semana, aunque es normal que te sientas muy cansada, puedes hacer ejercicio suave, como caminar, yoga prenatal o natación, para mantenerte en forma y preparada para el parto.

[Te recomendamos leer: Menú completo para la semana 39 de embarazo]

Qué curiosidades ocurren en la semana 39 de embarazo

Curiosidades de la semana 39 de embarazo

¿Cuánto pesará y medirá tu bebé al nacer? A través de la ecografía, podemos conocer antes del nacimiento si el crecimiento en talla y peso del bebé es adecuado para su edad gestacional.

Una vez ha nacido el bebé, el peso medio de un recién nacido debe oscilar entre los 3,000 y los 3,500 gramos, aunque se considera que el peso es normal si está comprendido entre los 2,500 y los 4,000 gramos. Cuando el peso está por debajo de 2,500 gramos necesitará estar en la incubadora y si su peso supera los 4,000 gramos, el bebé tendrá más probabilidad de desarrollar hipoglucemia.

En los primeros días de vida, es habitual que el recién nacido pierda hasta un 10 por ciento del peso. Esto no debe ser motivo de preocupación, ya que el bebé recuperará su peso inicial entorno al décimo día.

Preparativos para el parto: ¡Tenlo todo listo!

Preparativos para el parto

Aunque la semana 39 es muy cercana a la fecha de parto estimada, solo un pequeño porcentaje de bebés nacen exactamente en su fecha de parto. La mayoría nacen dentro de las dos semanas antes o después de la fecha estimada, por lo que ya deberías ir pensando en tener todo preparado para cuando tu bebé decida venir al mundo. Aquí hay una lista detallada de los preparativos que pueden ayudarte a estar lista para el gran día:

- Empacar la bolsa del hospital
Ten las bolsas que llevarás al hospital preparadas, tanto la tuya como la del bebé y la de tu pareja o acompañante.

- Prepara tu hogar para la llegada del bebé
Cuna, moisés, pañales, toallitas, cojín de lactancia, biberones, ¿lo tienes todo?

- Preparativos logísticos
Planifica con tiempo cómo llegar al hospital o centro de maternidad, incluyendo rutas alternativas. Asegúrate de que el coche siempre tenga suficiente gasolina. Ten todos los documentos necesarios, como el plan de parto, tarjeta de seguro, y cualquier registro médico relevante, fácilmente accesibles.

Estar bien preparada puede ayudarte a sentirte más tranquila y segura cuando llegue el momento del parto. Ahora solo queda tomar tiempo para ti misma, descansar y relajarte. ¡Dentro de nada tendrás a tu bebé en brazos!

Puedes leer más artículos similares a Semana 39 de la embarazada - Consejos para la recta final del embarazo, en la categoría de Etapas del embarazo en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: