El tercer trimestre de embarazo (el último). Síntomas, cambios, pruebas...

Cómo cambia el cuerpo de la embarazada y cómo se desarrolla el bebé en los meses 7, 8 y 9 de gestación

Por fin ha llegado, la etapa final de tu embarazo. Faltan unas pocas semanas para poder conocer al amor de tu vida, ¿ya sientes como la emoción te embarga? Con el fin de que puedas sentirte más segura, tranquila y confiada antes del parto, hemos elaborado una guía completa sobre el tercer trimestre de embarazo en la que podrás conocer cómo se desarrolla el bebé mes a mes, qué síntomas y molestias podrías experimentar a partir de ahora, cuáles son cuidados que has de mantener y ante qué señales deberías acudir al doctor. ¡Te será de gran utilidad!

¿En qué semana entro en el tercer trimestre de embarazo?

Tercer trimestre de embarazo y sus semanas

Cómo pasa el tiempo, ¿verdad? Parece que fue ayer cuando descubriste que estabas embarazada y arrancabas el primer trimestre, ¡y ahora recién comienza la última etapa del embarazo! El parto ya está más cerca, pero antes, deberás vivir (y disfrutar en la medida que puedas) los últimos tres meses en los que se terminará de desarrollar tu bebé.

Para que te sirva de orientación, debes saber que los meses de embarazo se cuentan del siguiente modo: el primer trimestre de gestación va de la semana 1 hasta la semana 13; el segundo trimestre abarca de las semanas 14 a la 26; y el tercer y último trimestre, justo en el que te encuentras ahora, de la semana 27 hasta la 40 (o el momento en el que se produce el parto, ya que a veces ocurre antes y otras después).

Por lo tanto, si ya has pasado la semana 27... ¡Presta atención a todo lo que vamos a contarte en lo que sigue! Tener toda esta información te ayudará a enfrentarte a este último periodo de gestación con más tranquilidad, ya que sentirás que tomas tus decisiones de una forma más informada. Recuerda que, ante cualquier duda que te surja, debes acudir a tu matrona, obstetra o ginecólogo para que te acompañe durante estos últimos meses.

¿Qué ocurre en cada uno de los meses del 3º trimestre?

Lo que ocurre en los meses del trimestre 3

A partir de ahora, los cambios en el cuerpo de la madre serán más notables, entre otras cosas porque tu bebé ganará el peso que necesita antes de nacer y, por lo tanto, tu vientre se verá mucho más abultado. ¿Cómo crecerá el feto en los meses 7, 8 y 9 de gestación? Como ya sabes, estos son los que corresponden con el tercer trimestre del embarazo.

Cambios de la madre embarazada en el mes 7

Al principio del séptimo mes de embarazo, el bebé pesará 1 kg. y medirá unos 34 centímetros, por lo que tendrá mucha más movilidad para pasarse el día estirándose y moviéndose en un espacio que cada vez le resulta más pequeño. Al final de este mes 7 de la gestación, tu bebé llegará a los 1350 gramos de peso y medirá unos 38 centímetros.

Es posible que en esta etapa ya te sientas más incómoda por las incesantes pataditas de tu bebé, pero también porque te cansarás más debido a que tu aparato respiratorio se tiene que acompasar al ritmo de tu bebé. También podrías experimentar ardor de estómago y las famosas contracciones de Braxton Hicks. Recuerda que si cuentas más de cinco contracciones en una hora deberías desplazarte al hospital (sí, aunque estés solo en el séptimo mes).

Durante este mes tu bebé adquirirá las asombrosas capacidades de diferenciar los sabores dulces de los salados y de abrir y cerrar los ojos. ¡Aprenderá a chuparse el dedo e incluso a llorar! Si no lo has hecho ya, es un buen momento para ponerle música clásica ya que puede responder al estímulo del sonido.

El mes a mes del tercer trimestre de gestación

Mes 8 del embarazo: el crecimiento del bebé

Al final del octavo mes del embarazo, el bebé medirá unos 45 centímetros y pesará unos 2500 gramos. A estas alturas de la gestación, el pequeñín seguirá creciendo, aunque lo hará de una forma más lenta.

Ahora notarás sus movimientos con más claridad, incluso de noche, por lo que será más difícil que antes conciliar bien el sueño. Y es que los problemas para encontrar la postura adecuada se acentúan, eso por no hablar de las dificultades para respirar debido a que el bebé ocupa parte de la zona donde deberían estar tus pulmones.

¿Habías notado antes del mes 8 un aumento de la sensibilidad en tu pecho? Si no es así, ahora ya empezarás a sentirlo dado que se empieza a formar la leche, también podrías observar cómo salen de tus pezones unas gotitas de leche o calostro: el líquido del que se alimentará tu bebé hasta que se produzca la subida de la leche materna.

Cómo será el noveno mes de embarazo a las puertas del parto

Muchas mamás se sorprenden al saber que su bebé puede distinguir a través de sombras los reflejos de luz del exterior o que puede sentir con claridad las voces de sus padres, y es que llegado el noveno mes la gestación, está tan cerca la fecha de parto, que en la mente de la mamá apenas si hay espacio para otras cosas.

Próximos a la semana 38 o 39, el feto comienza a presionar el cérvix uterino, es decir, a colocarse boca abajo para poder pasar por el canal del parto, por lo que sería normal que notaras algún que otro calambre o pinchazo en la parte baja de tu abdomen.

Esta será con mucha probabilidad el mes de embarazo más incómodo, primero por el volumen de tu vientre, segundo por los movimientos de tu bebé y tercero por las constantes ganas de ir al baño a orinar. ¡No te quedará otra que tomártelo con paciencia y algo de humor! Para animarte, recuerda que estás ya en el mes 9 y que no queda nada para que termine y puedas tener a tu bebé en brazos.

Cuáles son los síntomas y molestias del trimestre 3 de gestación

Los síntomas de la embarazada en el 3º trimestre

En cuanto a las molestias de este tercer trimestre de embarazo, primero de todo debes saber que son normales, pero que no todas las mujeres las sufren: donde unas mamás tienen los pies hinchados, otras en cambio no conocen esa incómoda sensación. Por ello, aunque hablamos de forma general, si algunas de estas molestias te resultan demasiado desagradables o te preocupan, acude a la consulta de tu médico. ¡No te quedes con la duda!

- Dificultad para respirar
La falta de aire sería la primera posible molestia debido al aumento de tamaño del útero y a la presión que ejerce el bebé sobre el diafragma. Algunas mujeres notan esta falta de aire incluso estando tumbadas, si también es tu caso, no dudes en acomodarte con cojines y almohadones para estar un poquito más cómoda.

- Acidez y ardor de estómago
Los ardores de estómago también son propios de esta etapa ya que el sistema gastrointestinal se ralentiza.

- Dolor en la zona lumbar
¿Has oído hablar de la sacroileitis? Es un dolor en la zona lumbar que es muy común durante el tercer trimestre del embarazo, así como la ciática o dolor en la parte superior del glúteo que se produce sobre todo al caminar.

- Dolor en la vagina o la pelvis
Si notas dolores pélvicos o genitales has de saber que es debido a la colocación y resultante presión del bebé al encajarse y aproximarse al canal del parto. ¿Y sabes qué más te podría pasar? ¡Unas ganas constantes del ir al baño a orinar! El bebé dispone cada vez de menos espacio y no le queda de otra que presionar la vejiga de su mamá para tratar de estar un poco más cómodo.

- Ojo con las hemorroides
Las hemorroides, varices en las venas del ano o los genitales, además de ser muy incómodas, también son muy frecuentes. Si las sufres no dudes en contactar con tu matrona; te dará unos valiosos y sencillos consejos con los que aliviarlas, por ejemplo, un cambio en la alimentación para ir al baño con más facilidad (y evitar así el estreñimiento) o unos baños de asiento con un poco de agua tibia para calmar la zona irritada. Recuerda que antes de usar una crema anti-hemorroides has de consultar con tu especialista.

- Fatiga y somnolencia (por no poder dormir bien)
¿Y cuál es el resultado de estas molestias? ¡El consabido cansancio! Y sí, es lo que estás pensando, la única solución posible es quitar espacio a las tareas y dárselo al tiempo de relax. En unos pocos días tendrás que cuidar de tu bebé recién nacido, así que es hora de hacer acopio de energía y tranquilidad.

- Emociones agradables y desagradables de cara al parto
Aprovecha esos momentos distendidos para gestionar ese torbellino de emociones que sientes y compartir lo que consideres con tus seres queridos.

Pruebas médicas para evitar riesgos de la embarazada de 9 meses

Pruebas médicas para evitar riesgos en el embarazo

Como se acerca la recta final, las pruebas que realizarán en los controles prenatales estarán orientadas al parto, el peso del bebé y a la monitorización fetal. Recuerda que ahora más que nunca es importante no saltarse ninguna cita ya que todos estos exámenes durante el tercer trimestre son esenciales para hacer un seguimiento efectivo del embarazo y poder prevenir ciertos problemas como un desprendimiento de placenta o un parto prematuro.

- Ecografía del tercer trimestre de gestación
Esta ecografía se realiza entre las semanas 32 y 36 y sirve para comprobar si tanto el crecimiento del bebé como la cantidad de líquido amniótico son correctos. También se observará la posición del bebé y el estado de la placenta.

- Cultivo vaginal
El cultivo vaginal (se recoge una muestra rectal y vaginal) se realiza entre las semanas 36 y 38, por norma general, es la matrona quien realiza el examen. El objetivo principal es detectar la posible presencia del Streptococcus agalactiae, un estreptococos del grupo B que podría causar infecciones al bebé.

- Monitorización fetal prenatal
La monitorización del feto suele realizarse en la semana 38 o 39 del embarazo, aunque se podría hacer también un poco antes o incluso después. Para llevarla a cabo será necesario colocar unas correas en el vientre de la embarazada y con ello se podrá controlar las contracciones uterinas y el latido del bebé.

- Otras pruebas médicas
Las otras pruebas del tercer trimestre del embarazo incluyen control de peso del bebé y la madre, estudio de la tensión y análisis detallado de orina y sangre.

A lo largo de las visitas prenatales, tu médico te irá aconsejando la realización de estas o más pruebas médicas según las necesidades concretas de tu embarazo.

Qué puede comer la gestante en el último trimestre

Alimentación en el tercer trimestre de gestación

Durante esta tan importante etapa de embarazo es necesario asegurar un buen aporte de ácidos grasos omega 3 que ayuden al desarrollo del cerebro del bebé, algo que lograrás sin problema si incluyes en tu dieta semanal alimentos como los pescados azules, nueces y semillas.

El aporte de yodo lo conseguirás con el complejo vitamínico recomendado por el doctor, así como a través de la ingesta de la sal yodada, las acelgas y los moluscos. No olvides que el calcio también es muy importante para tener los huesos, incluidos los dientes, sanos y fuertes. Por eso deberás tener en tu despensa alimentos como los lácteos pasteurizados y las verduras de hoja verde, estas últimas siempre bien lavadas y cocinadas antes de consumir.

En cuanto a los demás grupos de alimentos tenemos las carnes magras, las frutas de temporada, los aceites, frutos secos, pescados blancos y legumbres, todos ellos fuente de vitaminas, minerales y nutrientes esenciales.

Para evitar llegar a la comida principal con mucha hambre, reducir los ardores de estómago y tener suficiente energía durante el día es recomendable que hagas cinco o incluso seis comidas al día ligeras en lugar de solo tres abundantes.

Los caprichos como los dulces, los salados o los precocinados están permitidos a modo de antojo, pero ya sabes que solo de vez en cuando, si los consumes en exceso, además de aumentar rápidamente de peso, estarás dejando de tomar los alimentos que sí son ricos en nutrientes básicos para tu organismo y el correcto desarrollo de tu bebé.

Qué no hacer en el tercer trimestre de embarazo (y qué sí)

Consejos para el último trimestre embarazada

A partir de ahora y hasta que nazca el bebé deberás hacer pequeños descansos durante el día, sobre todo si por las noches no puedes conciliar bien el sueño, poner tus pies en alto para evitar la hinchazón, no pasar mucho tiempo en la misma postura, te ayudará a aliviar los dolores de espalda, y procurar dormir de lado para que el bebé no te incomode tanto con su incesante movimiento.

Además, es importante que sigas comiendo bien, haciendo ejercicio (salvo que el especialista te haya recomendado reposo), por ejemplo, dando paseos cortos a diario o realizando unas posturas de yoga o pilates indicadas para mujeres embarazadas.

En cuanto a los cuidados de la piel en este tercer y último trimestre de embarazo, sigue con tu crema hidratante y con la anti-estrías, te ayudará a mantener tu piel hidratada y a evitar que las marcas rojas en la piel propias del estiramiento se vean muy marcadas.

Quizás tu matrona te aconseje un aceite de almendras o de rosa de mosqueta para preparar los músculos del periné de cara al parto. Con que realices un masaje diario ganarás una mayor elasticidad en dicha zona, ¡puede que incluso te sirva de ayuda para que no te tengan que dar puntos!

Qué señales te pueden alertar de que estás de parto

Los síntomas de que estás de parto

Ahora que ya has llegado al tercer trimestre del embarazo es posible que te preocupe más la proximidad del parto. Es verdad que estás más cerca, pero tranquila, esto no quiere decir que vayas a dar a luz antes de la semana 40. Lo único que debes hacer además de cuidarte es prestar atención a estas señales ya que en estos supuestos sí deberías acercarte al hospital (hazlo también si tienes dudas):

- Si sientes que los movimientos de tu bebé son ahora mucho menores o más lentos que antes.

- En el caso de que observes sangrando vaginal o notes la aparición de un líquido viscoso abundante y de un color extraño que no se le parece al flujo de siempre.

[Leer +: Más síntomas de que ha empezado el parto]

- Si tienes fiebre, sensación de escalofríos, dolor al orinar, dolores frecuentes de cabeza, te sientes muy decaída u observas que la presión arterial se descompensa.

- Tienes visión borrosa o puntos ciegos en tu visión.

- Notas dolor en el pecho o dificultad para respirar con normalidad.

- Comienzas a tener contracciones, más de 5 en una hora, además, estas son dolorosas y muy intensas.

- Tus manos, pies y rostro se han hinchado de la noche a la mañana.

Disfruta de este tercer y último trimestre del embarazo. Es muy posible que estés deseando que se termine ya para poder verle la carita a tu bebé. Sin embargo, ten en cuenta que muchas mamás, durante el posparto, dicen que echan un poco de menos su barriguita y sentir a su bebé en su interior. ¡Disfruta tú los últimos meses de embarazo!

Puedes leer más artículos similares a El tercer trimestre de embarazo (el último). Síntomas, cambios, pruebas..., en la categoría de Etapas del embarazo en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: