Cómo es el noveno mes de embarazo para la mujer y para el bebé

Cuidados de la mujer embarazada en las semanas antes al parto

Guiainfantil.com

Quedan apenas unas semanas, puede que días o, incluso, horas para tu próxima 'cita a ciegas' en la que te aseguro que conocerás al amor de tu vida. El nacimiento del bebé está muy cerca y seguro que tus emociones están a flor de piel. ¿Estás nerviosa o expectante? ¡Seguramente seas una montaña rusa con subidas y bajadas! Ahora más que nunca hay que cuidarse por dentro y por fuera. Lo que tienes que saber sobre este noveno mes de embarazo para ti y para tu pequeño.

El bebé dentro del útero de la madre en el noveno mes de embarazo

noveno mes de embarazo

A través de las distintas pruebas que te han ido haciendo durante estos meses de atrás, se ha podido intuir cuál será el peso y la altura final de tu pequeño. Entre las semanas 32 y 36 de embarazo (finales del octavo mes y principio del noveno mes), se realizará la última ecografía y tendrás muchos datos sobre tu retoño.

En esta prueba se confirmará la posición del bebé de cara al parto (cefálica o podálica), posición y estado de la placenta y, también, del cordón umbilical, los niveles del líquido amniótico, y el peso y estatura estimada. Sigue creciendo y ganando peso y, a estas alturas, puede medir alrededor de 45-50 centímetros y pesar cerca de los 2,5 o 3 kilos.

A veces se mide la longitud del cuello uterino, sobre todo si la mujer ha podido tener contracciones, ya que es uno de los factores que puede predecir un parto pretermino o prematuro. Y se le dan las instrucciones sobre cómo discurrirán estas últimas semanas: cuándo se harán monitores, qué pasa si se llega a las semana 40 de embarazo, lo que tiene que llevar al hospital...

Sus pulmones han madurado y están listos para funcionar por su cuenta en el caso de que tuviese mucha prisa por salir y conocer el nuevo mundo que le espera. Ya empieza a tener dificultades para moverse dentro, porque no tiene mucho espacio (la madre notará más las patadas), por eso busca la mejor posición, normalmente colocándose con la cabeza hacia abajo, lo que hará que presione sobre la vejiga de mamá y ésta tenga constantes ganas de orinar.

En estas semanas en él se producirá otro gran cambio: pierde la capa que lo recubre y su piel adquiere un color más rosita. Cuando nazca, lo hará con lo que se conoce como vérnix caseosa, que irá despareciendo por sí sola durante las primeras horas y días del bebé, pero tiene un importante función: proteger al niño de la deshidratación e, incluso, de las infecciones del ambiente que lo rodea.

Lo que cambiará en tu cuerpo a partir de la semana 36 de embarazo

embarazada de nueve meses

Tus ganas por ver la carita de tu pequeño hará que cada día te cueste más levantarte y ponerte en marcha. ¡Es normal! Te sientes muy incómoda debido al peso y a la presión del feto y la incertidumbre de lo que todo vaya a salir bien. ¡Están últimas semanas se hacen interminables! Por un lado, quieres seguir teniendo a tu bebé dentro de ti, pero por otro lado, sueñas por abrazarlo y colmarlo a besos, ¿a que sí?

Mientras que llega el soñado momento, tu cuerpo sigue cambiando. Es muy común que aparezcan varices y que aumente la hinchazón de los tobillos y de los pies. Para combatirlo lo mejor es que uses ropa holgada, camines 30 minutos al día, no cargues peso, descanses con los pies en alto y te duches con agua fría. Días antes del parto, puede que tus manos (si llevas anillos, ¡quítatelos para evitar cualquier susto) y tu cara también se hincharán, sobre todo los labios, un síntoma claro de que el momento de parto está muy cerca.

También, en estas últimas semanas, el ombligo puede sobresalir (si no lo ha hecho ya), como si fuera una pequeña protuberancia. Que lo haga antes o después dependerá de la elasticidad de la piel de la mujer y, aprovechamos para resolverte otra duda que tendrás: tu ombligo volverá a su sitio (en muy pocos casos se produce una hernia umbilical).

Todo el mundo te irá que intentes descansar para que lo que vendrá, pero conciliar el sueño será casi un milagro. Al final del embarazo, el bebé se mueve más y estos movimientos pueden despertarte en plena noche. Sentimos decirte que no hay remedio para este problema. Al margen de esta circunstancia, hay que decir que a la embarazada en el último trimestre le cuesta más conciliar el sueño. ¿Qué postura es la más recomendada? Del lado izquierdo para favorecer la circulación sanguínea y con un cojín entre las piernas.

Los cuidados que la embarazada debe tener en el noveno mes de embarazo

tercer trimestre de embarazo

En este periodo y, según explica el documento 'Guía del embarazo', elaborado por Clínica Millet, 'puede aparecer un pequeño sangrado debido a la dilatación del cuello uterino por el inicio de las contracciones'. También puede producirse la expulsión del tapón mucoso (similar al flujo vaginal, de consistencia pegajosa y de color desde transparente hasta marrón) que, aunque no quiere decir que el parto vaya a ser en unas horas si nos avisa o nos pone en alerta de que puede ser en unos días.

Al perder el tapón mucoso (muchas mujeres no se dan ni cuenta), debes extremar las precauciones porque funcionaba como barrera de protección de posibles infecciones para el bebé. Así se recomienda evitar las relaciones sexuales con la pareja y los baños en la piscina.

La alimentación sigue siendo muy importante y no debemos descuidarla. Entre los alimentos que no pueden faltar en tu dieta hay que prestar especial atención a los que tienen hierro (carnes y mariscos), debido al aumento del volumen sanguíneo; hidratos de carbono (pastas y arroces) para combatir el cansancio; fibra para hacer frente al posible estreñimiento que la mujer pueda estar padeciendo; y pescados ricos en ácidos grasos esenciales, importantes para el desarrollo del bebé. Tampoco podemos olvidarnos de beber mucha agua para no deshidratarnos.

Desde el séptimo mes de embarazo, habrás empezado a notar las contracciones de Braxton Hicks. No son contracciones de parto, sino movimientos involuntarios o espamos del útero que tienen como objetivo favorecer la acomodación del bebé en la pelvis de la embarazada y ayudar a la maduración del cuello del útero.

¿Cómo diferenciar estos movimientos de lo que serán las contracciones de parto? ¿Cuándo sabremos que el gran momento está muy cerca? Podrás saber si estás en trabajo de parto si tus contracciones:

  1. Son regulares o a intervalos iguales (por ejemplo cada 10 minutos).
  2. Las tienes más de 5 veces en una hora.
  3. Te duran de 30 a 70 segundos.
  4. No cesan cuando te mueves o cambias de postura.

A estas alturas, cualquier cosa que te altere o que tengas dudas, ¡acude a tu centro de salud u hospital!

Puedes leer más artículos similares a Cómo es el noveno mes de embarazo para la mujer y para el bebé, en la categoría de Etapas del embarazo en Guiainfantil.com.