Cómo saber si estás embarazada sin un test de farmacia

Pruebas caseras de embarazo con cosas de casa

Alba Caraballo Folgado

¿Crees que puedes estar embarazada? ¿No puedes costearte un test de embarazo de farmacia o no quieres comprarlo? Nuestras tatarabuelas y las tatarabuelas de ellas, ya utilizaban ciertos métodos para saber si estaban embarazadas.

Hay algunas pruebas caseras de embarazo muy antiguas que, aunque no son 100% fiables, sí son curiosas de realizar. ¿Te animas? Así puedes saber si estás embarazada sin un test de farmacia.

Test de farmacia para detectar un embarazo

  Test de embarazo casero.. ¿funciona?

El test de farmacia es muy rápido y fácil de realizar. Sólo es necesario echar unas gotitas de orina sobre un aplicador y en unos minutos, sobre una ventanita saldrá la respuesta. Se basa en que la orina de la mujer embarazada contiene una hormona que sólo está presente en esa etapa de la vida, es la hormona Gonadotropina Coriónica, hCG. Si hay presencia de ella en la orina de la mujer, no hay lugar a dudas, hay embarazo. 

Un positivo, nunca puede ser falto, aunque un negativo en un test de embarazo, sí puede resultar positivo más adelante. Esto es debido a que, si el test de farmacia se realiza de forma muy precoz, la concentración de la hormona del embarazo puede resultar demasiado baja.

Saber si estás embarazada con materiales caseros

Las antiguas Egipcias, las Griegas, las Romanas e incluso las Chinas, que evidentemente no tenían test de farmacia, ya se realizaban tests caseros de embarazo para salir de dudas ante una falta de menstruación.

Las pruebas iban desde orinar en semillas de trigo y cebada a introducirse una cebolla en la vagina. Algunas pruebas eran tan peregrinas que hoy en día no podemos hacer otra cosa que desencajar la mandíbula al escucharlas. Sin embargo, otras pruebas caseras de embarazo sí han pasado de generación en generación hasta llegar a nuestros días ante el convencimiento de que sí funcionan. 

En la cocina guardas algunos materiales que, según algunas voces, reaccionan ante la orina de una mujer embarazada: 

- Aceite: esta prueba casera de embarazo es la más fiable, según dicen. Para realizarla sólo es necesario recoger la primera orina de la mañana, dejando que las primeras gotas caigan fuera. Puedes ponerla en un vaso de cristal y añadir dos gotas de aceite separadas una de la otra. Dicen que si se juntan, hay embarazo. 

- Vinagre: se realiza de la misma manera que la del aceite pero echando una cucharada de vinagre y dejando reposar la mezcla 20 minutos. Si la orina cambió de color o le salieron burbujas, podría haber embarazo. 

- Lejía: de nuevo, se trata de mezclar ambos líquidos y, si la orina reacciona y le salen burbujas hay embarazo.

Estas pruebas se basan en que la hormona hCG reacciona ante este tipo de elementos. Pero, ojo, hay muchas más, si vas al baño y tomas pasta de dientes blanca y le añades unas gotas de orina, de nuevo hay quien cree que se puede conocer un embarazo si esta mezcla hace espuma.

También puede realizarse con jabón "lagarto" el de fregar de toda la vida. Debemos echarlo en un vaso donde hayamos recogido la orina, si al cabo de un rato, de nuevo vemos burbujas, hay embarazo.

La fiabilidad de los test de embarazo caseros

Después de leer cuáles son los test de embarazo caseros más populares, la pregunta está clara... ¿son fiables? La realidad es que ningún médico te dirá que sí. Algunos laboratorios han hecho pruebas sobre alguno de ellos y ni siquiera ha superado el 70% de fiabilidad.

La cuestión es que, aunque a algunas mujeres les haya funcionado y la mezcla haya producido burbujas o haya cambiado de color, no existe evidencia científica de que reaccione ante la hormona del embarazo. Y es que, esos elementos como el aceite, vinagre, lejía o pasta de dientes pueden reaccionar también ante otros líquidos. 

En cualquier caso, si quieres realizarlos, son test caseros de embarazo seguros y no dañinos, es tu decisión.