Cómo saber si es menstruación o sangrado por implantación del embarazo

¿Menstruación o sangrado por implantación? Aprende a diferenciarlos

Cristina González

Cuando pensamos en un embarazo cualquier tipo de sangrado puede alarmarnos y hacernos pensar que algo no va bien. Aunque en ocasiones ese sangrado no tiene por qué ser negativo como ocurre en el caso de que se produzca un sangrado por implantación.

Incluso, en ocasiones puede confundirse con la regla, en Guiainfantil.com te explicamos cómo diferenciar la menstruación de un sangrado por implantación durante el embarazo.

Cuánto y por qué se produce el sangrado por implantación

 ¿menstruación o sangrado por implantación?

El sangrado por implantación es un leve sangrado que se produce unos días antes de tener la menstruación y que puede confundirse con ésta, aunque en realidad es uno de los primeros síntomas de embarazo. 

Cuando un espermatozoide consigue alcanzar y fecundar un óvulo éste empieza un viaje hacia el útero donde se adhiere en la pared del endometrio que son los tejidos que recubren el útero o matriz. 

En este proceso pueden romperse algunos vasos capilares dando lugar al conocido como sangrado por implantación. 

Una vez anidado en el útero se forma el embrión que tendrá los nutrientes y oxígeno necesarios para poder desarrollarse. Estos nutrientes los obtendrá a través de la sangre de la madre y para ello es necesario que se adhiera a las paredes del endometrio.

Síntomas del sangrado por implantación del embarazo

El sangrado por implantación es un ligero sangrado vaginal que se produce unos días después de haberse producido la implantación. Teniendo en cuenta el periodo de ovulación, se calcula que el sangrado por implantación tendría lugar justo antes de que venga la regla por lo que es fácil confundirlo con la menstruación y no identificarlo como un síntoma de embarazo.

Este sangrado no se produce en todos los embarazos. Los expertos calculan que se produce en aproximadamente una de cada tres mujeres embarazadas. En el caso de producirse puede durar desde varias horas a varios días con pequeños manchados intermitentes.

Diferencias entre la menstruación y el sangrado por implantación  

El sangrado por implantación es muy ligero, intermitente y de un color rosa, marrón o rojo pero mucho menos intenso que el sangrado de la menstruación. Podemos apreciarlo al limpiarnos después de ir al baño o en la ropa interior.

No requiere de tratamiento médico ni de medidas específicas a tener en cuenta. 

Junto al sangrado por implantación también es común presentar estos otros síntomas tempranos de embarazo como son: cambios de humor, calambres menstruales, dolores de cabeza o náuseas.