Mi hijo se ha dado un golpe en la cabeza. Chichones o bodoques en niños

¿Cuándo hay que ir a urgencias cuando un niño o bebé se golpea en la cabeza? ¿Cuándo es grave?

Iñigo De Noriega

'Mi hijo se ha dado un golpe en la cabeza, ¿¡qué hago!?'. Cuando nuestro hijo se cae y se golpea la cabeza los padres solemos entrar en pánico, ¡no es para menos! Más aún cuando se trata de un bebé que aún tiene las fontanelas de la cabeza por cerrar. Motivo de más para conocer cómo debemos actuar si un niño se golpea la cabeza y en qué momento los chichones o bodoques son graves y hay que llevarle a urgencias o al pediatra. ¿Cuándo hay que preocuparse de una contusión en la cabeza? ¿Qué síntomas son los que nos tienen que poner en alerta?

¿Cuándo llevar a un niño a urgencias por un golpe en la cabeza?

Qué hacer ante los golpes en la cabeza de los niños

En primer lugar vamos a resolver una de las dudas más frecuentes: ¿cómo podemos saber si un golpe en la cabeza de un niño es grave y debemos llevarle al médico de urgencias?

En primer lugar debes saber que, a menudo, a los padres les preocupa el chichón en sí y llegan a las consultas médicas buscando métodos para reducir el bulto que les ha salido a sus hijos en la frente. Sin embargo, los pediatras nos fijamos más en el golpe de cabeza que hay detrás. Y es que el traumatismo craneal es uno de los problemas más frecuentes de consulta.

¿En qué momento habría que llevar al niño a urgencias? Cuando se dé la presencia de uno o varios de los síntomas o señales que vamos a ver a continuación, tendremos que llevar al menor para que lo vea un pediatra de urgencia. Por descontado que también podrás acudir al médico si, aunque no veas estos síntomas, consideres que el golpe que tiene tu hijo en la cabeza no tiene buena pinta. Te ayudará a descartar problemas y a dejar de estar preocupada.

Cuando los niños se golpean la cabeza en una caída

Estas son algunas de las características que debes tener en cuenta a la hora de decidir si llevas a tu hijo a urgencias si se ha dado un golpe en la cabeza, pues determinan la gravedad de la lesión.

1. La edad de niño
Antes de salir corriendo al hospital o esperar un poco más a ver cómo evoluciona nuestro hijo, tendremos en cuenta su edad. No va a tener la misma gravedad un traumatismo de cabeza en un bebé menor de 2 años que en uno que ya los ha cumplido. ¿Por qué? Pues porque, en el caso de los niños menores de 2 años, sobre todo en los bebés que aún no han cumplido los 3 meses, aunque no siempre es un factor de riesgo, al estar su cabecita aún en desarrollo, un golpe puede resultar más peligroso. Ante la duda se recomienda consultar siempre con un pediatra.

2. ¿Desde qué altura ha caído el niño?
Además de la edad tendremos en cuenta desde qué altura ha caído el niño: desde su propia altura (si iba corriendo y se ha tropezado), si se ha caído desde el sofá o desde la cama, si se ha golpeado con algo (estando en el parque se dio en la cabeza con el borde del tobogán)...

3. ¿Cómo se ha comportado el niño inmediatamente después del golpe?
Lo más importante a la hora de determinar la gravedad de los chichones, bodoques o chipotes es vigilar cómo se comporta el niño después de darse el golpe. Debemos vigilar que no haya pérdida de conocimiento o desmayos, vómitos inmediatos o repetidos tras el golpe, que no aparezca un dolor de cabeza notable o que el niño se encuentre más adormilado de lo normal.

En estos casos sí tendremos que llevar al pequeño al pediatra de urgencias para que supervise el caso. El especialista le hará la evaluación y te dirá que observes a tu hijo para comprobar que no aparecen nuevos síntomas como aturdimiento o desorientación, también puede mandar una prueba de imagen como una radiografía para descartar lesiones.

¿Cómo saber si los chichones o bodoques en niños son peligrosos?

Gravedad de los chichones o bodoques en niños

Ya sabemos en qué situaciones y ante qué síntomas debemos llevar a los niños a urgencias después de darse un golpe en la cabeza. Pero, ¿qué hacemos con los chichones? ¿En qué hay que fijarse para saber que no son signo de fractura u otro problema?

En primer lugar, cuando se presenta un chichón, ¿qué es lo que tenemos que vigilar? Además de las señales que vamos a ver más abajo, debemos fijarnos en si el chichón de nuestro bebé o niño es duro.

Un chichón en la cabeza de un niño o niña que presenta una cierta dureza quiere decir que no hay fractura en el cráneo. Esto significa que el bodoque, en principio, no es de los más graves. Para comprobarlo puedes tocar su cabeza con cuidado de no hacerle más daño.

Por otro lado, los chichones en la zona frontal de la cabeza, es decir, en la frente, son los más comunes en niños y bebés. Además, son de los que menos nos preocupan ya que raras veces derivan en complicaciones.

En cualquier caos, es importante vigilar los chichones que los niños. Si con el paso de los días vemos que se ve alterada su consistencia o sigue aumentando su tamaño, lo mejor será que sea un especialista quien revise el golpe. En caso de creerlo necesario, realizará al pequeño las pruebas pertinentes para descartar que haya algún problema mayor.

[Leer +: Niños que se golpean la cabeza en las rabietas]

¿Cómo curar los chichones de los niños en la cabeza?

Curar los chichones de los niños en casa

Si vemos que el chichón o bodoque no presenta complicación podremos curarlo nosotros mismos en casa.

Para tratar el chichón pondremos sobre él un poco de hielo, nunca de manera directa para que no le queme, es decir, pondremos el hielo en una bolsa con un poco de agua y lo colocaremos sobre el chipote o bulto durante, más o menos, 10 o 15 minutos 3 o 4 veces para bajar la inflamación.

Si aparece dolor de cabeza podemos dar a nuestro pequeño el analgésico que le solemos dar normalmente. Lo que sí debemos vigilar es que ese dolor de cabeza sea pasajero, que desaparece al cabo de uno o dos días, por otro lado, estaremos pendientes de que el chichón no crezca sino que hace justo lo contrario, poco a poco, se va haciendo más pequeño hasta que desaparece del todo.

En las primeras 24 horas desde que se produce el golpe en la cabeza es cuando, de haber complicaciones o problemas, aparecerían los síntomas de los que hemos hablado antes y ante los que hay que permanecer alerta. Ello no quiere decir que no debas estar pendiente los días posteriores, pero sí que es cierto que es en esas horas siguientes cuando más tendremos que observar al pequeño.

Si quieres saber más sobre los golpes en la cabeza, te recomendamos que revises la guía 'ABC de la conmoción cerebral' de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Puedes leer más artículos similares a Mi hijo se ha dado un golpe en la cabeza. Chichones o bodoques en niños, en la categoría de Accidentes infantiles en Guiainfantil.com.