19 caricias emocionales que todos los niños necesitan de sus padres

Estos gestos, frases y sonrisas ayudan a reforzar la autoestima de los hijos y los padres

María José Padilla
María José Padilla Coach educativa

Los seres humanos necesitamos para desarrollarnos oxígeno, agua y comida, pero sobretodo necesitamos caricias. Una caricia tiene el poder de sustentar y definir nuestra seguridad, autoestima y felicidad. Por ello, es necesario que practiquemos las caricias emocionales con los niños desde que son pequeños.

Una caricia emocional es algo así como decirle a alguien: eres importante para mí. Y todos queremos tener testigos de nuestra vida que nos aporten felicidad y para los que nuestra presencia, es una presencia especial. A través de las caricias emocionales también vamos a promover y desarrollar la salud mental y emocional de nuestros hijos. ¡Se dice que es el mejor alimento para el alma!

Normas de uso de las caricias emocionales para tus hijos

Caricias emocionales de padres a los niños

Para ofrecer caricias emocionales tengamos presente estas normas de uso:

- La primera norma es NO escatimar en su ofrecimiento, porque cuantas más caricias reciban nuestros hijos mejor se sentirán con ellos mismos ahora y cuando sean adultos.

- Por otro lado, debemos tener en cuenta que todos nos merecemos las caricias emocionales. Parece algo obvio, sin embargo, no todos los adultos se sienten merecedores de esas caricias, por lo tanto, enseñemos a nuestros hijos a aceptar las caricias emocionales como parte del proceso de su desarrollo.

- Se pueden ofrecer caricias de amor en cualquier momento y cualquier lugar.

- Recuerda que no ofrecen ni tienen efectos secundarios negativos.

- ¡Cuidado! Las caricias emocionales pueden causar adicción. Cuanto más se dicen, más se quieren escuchar.

- Son un recurso inagotable, natural y gratuito.

- Y por último, recordaros que se pueden ofrecer en momentos de crisis, de miedo, de dudas, de frustración o de cualquier problema psicológico.

Cuidado con aquellas caricias que son un chantaje emocional

Beneficios de las caricias emocionales en la crianza

Pero también, como en todos los temas que la vida nos ofrece, tenemos una parte a la que es importante prestar atención. En este caso, nos referimos a las caricias que se utilizan como chantaje emocional o manipulación psicológica. ¡Cuidado con ellas! Estas darán como resultado los efectos contrarios: ejercer el poder sobre un deseo u objetivo a conseguir o se pueden convertir en hipocresía.

Ejemplos de estas caricias:

- Eres muy lista pero tu hermano es más. Sí, efectivamente, este es uno de esos casos en los que las comparaciones sí son odiosas.

- Te has puesto muy guapa pero tu hermana me gusta más.

- Ya sabía yo que no podías

Por ello, cuida mucho el cómo ofreces tus caricias emocionales para no confundir el objetivo de la misma. Teniendo presente que un exceso de caricias o regalos emocionales también harán que pierdan su verdadero valor.

Qué caricias emocionales necesitan los niños de sus padres

Ejemplos de caricias emocionales para los niños

Son muchísimos los ejemplos de caricias emocionales que te podríamos proponer. Pero, en definitiva, todas podrían englobarse en cuatro tipos: las verbales, las escritas, las físicas o las gestuales. Elijas la que elijas, te aseguro que será un éxito presente y futuro.

¡Aquí van algunas caricias emocionales que puedes dar a tus hijos todas las veces que tú quieras!

1. Realizar una mirada (mirando a los ojos) mientras sientes ternura o mucho amor.

2. Una sonrisa o un guiño.

3. Decirles a los niños cosas bonitas como: 'Me gustas' o 'Te quiero' o 'Te amo'.

4. Poner su canción favorita.

5. Compartir juegos.

6. Contar historias familiares.

7. Leer un cuento o ver una película juntos mientras agarras su mano.

8. Decirles a los niños frases como: 'Eres importante para mí', 'Eres perfecto o perfecta', 'Estoy orgulloso u orgullosa de ti', 'Confío en ti', 'Tú puedes lograrlo', 'Qué bien lo has hecho', 'Tú vales mucho'...

9. Verbalizar: Te acepto tal y como eres y si fueras diferente también te querría.

10. Dar las gracias verbalmente o con un regalo que simbolice el agradecimiento.

11. Ayudarle a conseguir el objetivo, meta, deseo o sueño que se haya marcado.

12. Bailar juntos. O decirle 'qué bien bailas'.

13. Realizar un masaje, unas cosquillas, unas palmadas para celebrarle algo bien hecho que ha realizado.

14. Decirles y demostrarles a los niños algo que a veces se nos olvida dejarles claro: Eres el mejor hijo o hija que podría tener.

15. Abrazar y besar a gogó.

16. Hacer caricias o masajes en el pelo, pies, manos, cuerpo...

17. Crear un regalo especial.

18. Realizar una fiesta sorpresa.

19. Estar presente.

Por último, es importante recordaros que solo ofrecerán caricias emocionales aquellas personas que se sienten valiosas de sí mismas. Dar caricias cuesta poco y ofrecen un incalculable beneficio para tu salud emocional y la de tus seres queridos. ¡Aprende a darlas y a recibirlas!

Puedes leer más artículos similares a 19 caricias emocionales que todos los niños necesitan de sus padres, en la categoría de Autoestima en Guiainfantil.com.