5 graves errores que cometen los padres con baja autoestima

Solo si estamos bien con nosotros mismos podremos cuidar y disfrutar en familia

María José Padilla
María José Padilla Coach educativa

No somos conscientes, pero como padres, debemos de estar preocupados no solo por la autoestima de nuestros hijos, sino también por la nuestra propia. ¿Cómo puede afectar la baja autoestima de los padres a los niños? ¿Qué consecuencias tiene esta circunstancia para ambos? 

Los 5 grandes errores de padres con baja autoestima 

padres con baja autoestima

Digo que no somos conscientes, porque tenemos, en diferentes periodos de nuestra vida, que estar pendientes a este concepto; y es que con la idealizada idea de estar más por nuestros hijos que por nosotros, nos olvidamos de que primero somos nosotros y, después, los demás.

Siempre pongo el mismo ejemplo, si viajas en avión con un niño, y de repente hay que ponerse mascarilla de oxígeno, ¿qué nos indica la tripulación a realizar? Primero nos ponemos nosotros la mascarilla, y después se la colocamos a nuestro [email protected] Pues de eso se trata, de estar bien nosotros y de no cometer errores para poder cuidar y disfrutar con los demás. ¿De qué faltas te quiero hablar? 

1. Olvidarse de uno mismo
Uno de los errores más frecuentes de padres sin autoestima empieza por el que acabo de exponer: estar más pendiente de los demás que de sí [email protected] A veces confundimos el amor propio con el egoísmo. Y recuerda lo siguiente, el egoísta solo mira por sí y para sí. La persona que se tiene amor propio se cuida y quiere así mismo para después dar lo mejor a los demás. ¿De qué parte estás?

2. Demasiada exigencia
El segundo error se centra en la adicción al trabajo y el perfeccionismo. Los padres sin autoestima o con baja autoestima se exigen demasiado fuera de casa, porque es donde saben lo que hacer en cualquier situación, a diferencia del mundo emocional de sus hijos. Son padres que trabajan por encima de la felicidad personal.

3. No te valoras lo suficiente
El tercer error lo vivirás cuando estés buscando aprobación constantemente de los demás. Estás siempre comparándote porque crees que los demás lo hacen mejor que tú o que valen más que tú. Incluso puedes llegar a pensar que no tienes nada de lo que sentirte [email protected] Tanto es de grave este error que seguramente estarás depositando tu felicidad en los demás. Grábate esta frase en tu cabeza: "La felicidad no es lo que tenemos sino lo que somos". 

4. Juntarse con personas tóxicas
El cuarto error es rodearse de personas tóxicas para así sentirte aceptadas y pertenecientes por ese tipo de grupo. Personas que, quizás, estén incapacitadas como tú para ver el lado positivo de la vida. Personas que tendrán miedo a lo desconocido y que se preocuparán más por el futuro que el presente. Personas que están más en la culpabilidad que en la responsabilidad.

5. No tomar conciencia
Y por último, como puedes imaginar, la pregunta es: ¿Y así pretendes ser un buen ejemplo para tu [email protected]? Ya sé, lo dije al inicio de este artículo: todo esto se hace de manera inconsciente. 

Cómo influye la baja autoestima de los padres en los hijos 

Los padres somos un espejo para nuestros hijos, un modelo en el que se fijan los pequeños. De los padres, los niños aprenden y forjan su personalidad. Si queremos que nuestros hijos sean solidarios, nosotros tendremos que hacer gestos que transmitan este valor; igualmente, si somos personas violentas, nuestros hijos pueden terminar desarrollando comportamientos agresivos. 

Por todo esto tienes que, como padre, trabajar tu autoestima si piensas que la tienes baja, porque las consecuencias que este hecho puede tener en el desarrollo del niño pueden ser fatales:

- Los padres con autoestima baja generan situaciones que impiden que el niño tenga un desarrollo acorde a su edad. 

- Las personas con baja o poca autoestima suelen tener problemas para relacionarse con los demás. ¿Quieres eso para tu hijo? 

- Si, por ejemplo, el padre o la madre está con la moral baja, el niño no será capaz de aprender trucos y estrategias para estar feliz porque "se contagiará" de este estado de ánimo. 

- El comportamiento del padre o la madre puede generar también que el pequeño sea más retraído y no quiera mostrar sus sentimientos. ¡Esconderá sus emociones

- Puede desarrollar miedos y rechazo hacia los padres. Tú no muestras cercanía y el niño se aleja. 

Ahora que está estamos llegando al final de este artículo, ya sabes que si te has identificado con algunos de los errores del principio debes pasar a la acción, poniéndote en manos de un profesional para trabajar con tu autoestima o intentar tú mismo cambiar estos comportamientos que te harán sentirte mejor contigo mismo y acercarte más a tus hijos y a tu familia.