Los 7 peores errores que los padres debemos corregir y aprender de ellos

Detectamos nuestros errores con los niños para aprender de ellos (lejos de la culpa)

María José Padilla
María José Padilla Coach educativa

En nombre del Amor, como padres, somos capaces de hacer lo imposible por nuestros hijos. Y es imposible porque si analizamos ciertas cosas que hacemos a nuestros hijos podemos tomar conciencia de lo difícil que es ser padres sin equivocarnos. A continuación hablamos de algunos de los peores errores que los padres solemos cometer. Es el momento de reflexionar, corregirlos y aprender de las equivocaciones.

Aprender de nuestros errores como padres

Los peores errores de los padres

Uno de nuestros grandes retos como padres es saber elegir adecuadamente para el bien de nuestros hijos, pero no siempre es posible llevarlo a cabo con el resultado exitoso que esperábamos. Así podemos encontrar algunos errores que a continuación hemos recopilado.

Ten en cuenta que los siguientes comportamientos hacia nuestros hijos no están establecidos por orden, ya que porque consideramos que el rol de padre o madre es tan subjetivo que cada uno de vosotros va a reconocer sus propios comportamientos.

El objetivo de revisar estos errores que cometemos como padres es ser conscientes de ellos para poder corregirlos y, sobre todo, aprender de las equivocaciones. Todo este proceso lo debemos hacer lejos de la culpabilidad.

Peores errores que los padres tenemos que corregir

Debemos aprender de los errores de los padres

1. La falta de comunicación
No dialogar con nuestros hijos, incluso no negociar con ellos, nos aleja de una buena relación en el ámbito familiar. Hay una premisa en comunicación que dice: 'No se puede NO comunicar'. Teniendo en cuenta estas palabras, tanto si hablamos como si no lo hacemos, estamos comunicándonos con nuestros hijos siempre. Y es que el lenguaje no verbal también transmite mucho.

2. Transmitir a los niños los miedos de los padres
Nos preocupa la transmisión de miedos e inseguridades que podemos trasladar a nuestros hijos. Estas suelen ser peores sobre todo en edad preadolescente y adolescente, ya que es en ese momento cuando se producen las primeras salidas y permisos para vivir nuevas experiencias, las cuales nos pueden parecer un riesgo para ellos. Trabaja tus propios miedos e inseguridades, papá mamá, pero no se lo proyectes a tu hijo. ¿Acaso quieres un hijo miedoso o inseguro?

3. No prometas lo que no puedas (o quieras) cumplir
Esta fea costumbre es uno de los peores errores de los padres. Puede que nosotros no le demos mucho valor a eso que les decimos a nuestros hijos que vamos a hacer, pero ellos lo valoran mucho. Cuando los niños se dan cuenta de que no cumplimos tus promesas, estamos generando desconfianza ante nuestra palabra.

4. La ausencia de límites para los niños
No poner límites a tus hijos es como ir con el coche por una carretera a oscuras y no llevar luces. Igual que nosotros cuando conducimos, nuestros hijos necesitan saber dónde están sus límites, aunque nos reten a sobrepasarlos. Es la única forma de saber lo que está bien o no para el desarrollo de su vida. Estos límites y normas también llevarán aparejados las consecuencias de no cumplirlos y aquí también tenemos que evitar no cumplir con ellas.

Corregir los errores de los padres

5. Depositar nuestras expectativas y exigencias sobre los hijos
Poner expectativas sobre nuestros hijos para que sean ellos los que terminen todo lo que nosotros no fuimos capaces (o para que tengan lo que nosotros no tuvimos) es otro de los peores errores que podemos realizar con nuestros hijos. Evita hacer una proyección de ti en tus hijos.

6. No encontrar un consenso entre los padres
En todas las parejas hay uno que hace de 'policía bueno' y otro que hace de 'policía malo'. Sin embargo, estas posiciones son un gran error. Por eso, si es posible, antes de decirle algo a tu hijo, encontrad ese punto de acuerdo para no contradeciros ante el niño. Las claras referencias evitarán los mensajes contradictorios.

7. Sobreproteger a los niños es un error
Evitar que los niños cometan errores es uno de los peores de los padres, pero también responsabilizarles de tareas que no le corresponden por su edad. Son comportamientos que realizamos sin querer y que pueden traer consecuencias graves al desarrollo de nuestros hijos. Pon atención en estos puntos para tratar de equilibrarlos.

La importancia de educar desde el amor a nuestros hijos

Cuando los padres cometemos errores

Recuerda que la forma en la que los padres nos relacionamos con nuestros hijos es la base de las futuras relaciones que tendrán fuera de la familia. Si escatimamos en gestos de cariño, si no damos importancia a las emociones, si usamos el chantaje emocional, si no practicamos la inteligencia emocional, si no damos el lugar adecuado a la gestión emocional, etc. nuestros hijos no sabrán relacionarse con los demás desde el amor. Lo harán, pero desde el miedo, la frustración, la envidia o cualquier otra emoción que no le generará una buena relación.

Por último, y no menos importante, por favor, no compares a tu hijo ni con sus hermanos ni con otros familiares o amigos. Trata a tu hijo desde ese especial y único ser que es. De lo contrario, se sentirán rechazados, inseguros o frustrados por no llegar a ser como los demás.

¿Qué otro error cometes como padre y sobre la que has tomado conciencia? ¿Qué añadirías a la lista? La buena noticia es que aún estás a tiempo de subsanar estos errores para enfundarte en una relación de armonía, paz y amor.

Puedes leer más artículos similares a Los 7 peores errores que los padres debemos corregir y aprender de ellos, en la categoría de Ser madres y padres en Guiainfantil.com.