Dieta para aliviar el estreñimiento infantil

Alimentos recomendados contra el estreñimiento de niños y bebés

El estreñimiento es un problema bastante común en la infancia, que también se presenta con frecuencia al introducir la alimentación complementaria.

La transición entre el consumo únicamente de alimentos líquidos, fáciles de digerir y con escasos desechos como es la leche materna, es un reto para el tracto gastrointestinal infantil, por lo que no está de más tener opciones que ofrecer en caso de que la motilidad se ralentice. Te contamos cuál es la dieta contra el estreñimiento infantil.

Consejos de alimentación para aliviar el estreñimiento infantil

Alimentos para aliviar el estreñimiento infantil

- Lo primero, debemos asegurarnos que el niño está consumiendo suficiente cantidad de agua, ya que esta tiene un papel crucial en la formación de heces blandas. La ingestión de líquidos es importantísima para prevenir el estreñimiento, por lo que es vital que los niños aprendan y tomen conciencia de la necesidad de beber agua.

- Los zumos de fruta, siempre que incluyan toda su pulpa, son una alternativa que puede ofrecerse en estos casos, así como los licuados de fruta. Al ser ricos en azúcar deben consumirse con moderación, y evitar en la medida de lo posible los zumos industriales.

- Alimentos con alto contenido en fibra son también muy deseables en la dieta del niño estreñido. Las legumbres, lentejas, garbanzos, o incluso los guisantes, una de las legumbres frescas más populares, son una opción muy saludable ya que contienen además otros nutrientes como proteínas de alto valor biológico y minerales.

- Frutas como albaricoques o melocotones, naranjas y mandarinas, ciruelas, peras, manzanas, higos… La fruta en general contiene una buena cantidad de fibra, además de vitaminas, por lo que es muy deseable su inclusión en la dieta infantil, ayudando no solo a combatir el estreñimiento sino pudiendo tener también una función preventiva.

- Verduras crudas como la zanahoria o la lechuga y cocinadas como el brócoli o las espinacas son muy ricas en fibra además de vitaminas y minerales. Las frutas y verduras también son ricas en agua, por lo que son doblemente interesantes.

- Frutos secos y frutas desecadas soy muy útiles para combatir el estreñimiento. Los frutos secos son extremadamente interesantes por su contenido nutricional, pero las frutas desecadas contienen mucho azúcar, así que deben consumirse de manera más controlada.

- Carbohidratos complejos procedentes de cereales integrales. Cuanto menos refinado esté el grano, mejor, ya que significa que la cantidad de fibra es mayor.

El agua y la fibra son los principales aliados a la hora de combatir y prevenir el estreñimiento, ya que facilitan el buen funcionamiento del tracto gastrointestinal. Un exceso de fibra, sin embargo, es algo problemático en la infancia ya que impide la absorción de algunos minerales, como el calcio y el hierro, tan importantes para el niño, además de causar flatulencias.

De este modo, y aunque su función para prevenir y mejorar los síntomas de estreñimiento es indiscutible, no debe superarse la cantidad diaria recomendada, aumentando ésta a razón de un gramo al año desde los 5 gramos recomendables al comenzar la alimentación complementaria hasta alcanzar los 25-30 gramos recomendados en la edad adulta.