Papillas de fruta y purés de verduras y carnes para el bebé

Recetas saludables para introducir las frutas, las verduras y la carne a la dieta del bebé

Leer

Las primeras cucharadas del bebé

Las primeras cucharadas del bebé suponen un momento muy importante para él y sus padres. El bebé descubrirá una nueva forma de comer. Cada bebé es único y única es su forma de comer, de reaccionar a los nuevos sabores, etc. Por esta razón, es muy importante que los padres se armen de mucha paciencia para disfrutar de este paso tan primordial para su bebé.

Papilla de frutas al natural

Se puede ofrecer esta papilla de frutas al natural al bebé desde los 5 meses. Se puede elegir entre una manzana, una pera o un plátano. Luego, lavar bien, pelar y triturar los trozos de la fruta elegida. Enseguida, ofrecer inmediatamente la papilla al bebé para evitar que la fruta se oxide o pierda sus vitaminas y otras propiedades.

Papilla de fruta al natural y cocida

Puré de frutas cocidas. Se puede ofrecer esta papilla al bebé desde los 5 meses de vida. En este caso, elegir entre una manzana o una pera. Lavar bien la pieza de fruta elegir y pelarla. En un caso, poner un poco de agua (medio vaso aprox.), añadir la fruta troceada, y dejar cocer todo a fuego lento durante unos 10 minutos. Triturar todo con la batidora, esperar que se enfríe y ofrecer la papilla al bebé.

Papilla natural de frutas variadas

Puré de frutas. Después de que el bebé haya probado individualmente cada fruta, desde su sexto mes de vida el pequeño podrá probar esta papilla para la que se necesita ½ manzana, ½ pera, ½ plátano y el zumo de media naranja. Lavar bien cada fruta, pelarlas, triturarlas y mezclarlas junto con el zumo de naranja. Se puede añadir algún trocito de galleta o algún otro cereal (sin gluten). Ofrecerla inmediatamente al bebé para evitar que se oxide o pierda vitaminas.

Puré o crema de zanahoria para bebés

Puré de zanahorias. Paralelamente a las frutas, el bebé podrá desde su quinto mes de vida, probar las verduras. Empecemos con la zanahoria y las patatas. Para eso, es necesario reunir: 2 zanahorias pequeñas, media patata, 1 cucharadita de aceite de oliva virgen y un vaso de caldo de verduras. Se debe limpiar y pelar las zanahorias y las patatas, y cocerlas en el caldo de verduras. Cuando empiece a hervir, remover sin parar. Cuando la crema esté preparada, añadir el aceite y remover.

Puré o crema de calabacín para el bebé

Crema de calabacín. Su suave sabor está indicado para bebés desde el quinto mes de vida. Para hacerlo, necesitaremos: medio calabacín, un trocito de patata, un trocito de zanahoria, agua y aceite de oliva virgen. Se lava y se corta todo en trozos. Sofreír todo con un poco de aceite. Luego, se cubre todo de agua y dejar cocer a fuego suave por unos 15 minutos. Triturar todo con una batidora y pasarlo por el pasapurés. Antes de servir, añadir una cucharadita de aceite de oliva, remover, dejar que se enfríe y servir.

Puré o crema de calabaza para bebés

Puré de calabaza. El bebé podrá disfrutar de este puré desde los 6 meses de vida. Para elaborarlo, necesitaremos: un trozo de calabaza, media patata, algo de leche (de fórmula, bajo consulta al medico) y aceite. Lavar y pelar la calabaza y hervirla en abundante agua hasta que se ablande. Batir la calabaza junto con un poquito de leche, de aceite hasta que se forme una crema. Esperemos a que se enfríe y serviremos al bebé.

Puré o crema de brócoli para el bebé

Puré de brócoli. Este puré está orientado a los bebés con más de 8 meses. Para prepararlo, necesitaremos de 100 gr. de brócoli, media patata, aceite de oliva virgen. Lavar, pelar y trocear el brócoli y la patata. Calentar el aceite en un cazo y añadir los trozos de brócoli y de patata y medio vaso de agua. Cocerlas hasta que estén tiernas. Añadir un poquito de leche y pasar todo por batidora hasta conseguir una pasta fina y homogénea.

Puré o crema de coliflor para bebés

Puré de coliflor. Por lo general, este puré está indicado a bebés de 7 u 8 meses de vida. Para hacerlo, necesitaremos de una patata, media coliflor, agua y un vasito de leche. Debemos limpiar bien la coliflor, dejando solo las flores y hervirlas en el agua junto con los trozos de patata y la leche, hasta que esté tierna. Batir todo en la batidora.

Puré o crema de espinacas para el bebé

Puré de espinaca. Salvo que el pediatra del bebé diga lo contrario, este puré puede ser consumido por el bebé a partir de los 6 u 8 meses. Necesitaremos de media taza de hojas de espinaca, una patata mediana, 2 cucharitas de mantequilla, leche materna o de fórmula, y una pizca de sal. Cocer la patata hasta que esté blanda. Pelarlas y aplastarlas. En una sartén calentar la mantequilla, añadir las espinacas y saltearlas. Mezclar las espinacas con la patata y batir todo con la leche. Ya está hecho.

Puré o crema de guisantes para bebés

Puré de guisantes. Por lo general, los bebés estarán preparados para probar este puré a partir de los 5 meses de edad. Para elaborarlo necesitaremos de 1 lata de guisantes o 100 gr. de guisantes frescos o congelados, una patata, cebolla y sal. Mezclar todos los ingredientes en una cacerola y dejar que cocinen por unos 15 minutos. Luego, pasar todo por la batidora, esperar enfriar y servir.

Puré o crema de espárragos para bebés

Puré de esparragos trigueros. Si el pediatra está de acuerdo, el bebé puede probar este puré a partir de los 6 meses. Para hacerlo necesitaremos de 3 espárragos, un vasito de leche y media patata. Utilizar solamente las puntas de los espárragos verdes o blancos. Cocinarlos al vapor hasta que estén tiernos, mientras en un cazo se cuece la patata. Luego, batir los espárragos y la patata cocidos, juntos con la leche hasta que consigamos una mezcla muy suave.

Puré o crema de judías verdes para el bebé

Puré de judías verdes. Los bebés pueden probar este puré, por lo general a partir de los 6 meses de vida. Para ello, se necesita de 100 gr. de judías verdes, 50 gr. de patata, leche y agua. Se pela y se corta en trozos las judías y la patata, y cocer todo junto con el agua por unos 15 minutos. Añadir un poquito de leche y batir todo hasta que se consiga una crema homogénea.

Los potitos de frutas, verduras y carnes

Papillas de frutas. Los potitos o compotas son fáciles de llevar y poseen una variedad muy grande de sabores que agradan a los bebés. Son ideales para alimentar al bebé cuando la familia tiene que hacer un viaje o comer fuera. Los potitos están listos para tomar. Recordad que una vez abiertos, deben ser guardados en la nevera y no por más de 48 horas.

Puré o crema de pollo con verduras para bebés

Puré de pollo. El pollo es la primera carne que se introduce en la alimentación del bebé, por el sexto mes de vida. Para hacerlo, necesitaremos una pechuga de pollo limpia de grasa y de piel, cebolla, zanahoria y patata. Se saltea la cebolla, luego el pollo, la zanahoria y la patata troceados, cubrirlos de agua y dejar cocer por unos 15 minutos. Reducir el puré, luego batir todo con la batidora.

Puré o crema de ternera con verduras para bebés

Pure de ternera. Se puede introducir este puré a la dieta del bebé a partir de los 7 u 8 meses. Para hacerlo, es necesario reunir unos 100 gr. de ternera, un trozo de patata, zanahoria, de calabacín, agua, aceite y pizca de sal. Se saltea todo en una sartén y cubrir con agua. Dejar cocinar por unos 15 minutos. Luego batir todo en la batidora.

Puré o crema de pescado para bebés

Puré de pescado. A partir de los 10 meses se podrá añadir el pescado a la dieta del bebé. Mejor empecemos con los pescados blancos (merluza, lubina, dorada...), y a cocerlo al vapor. Después de cocido, debemos picarlo y luego añadir sus trocitos a un puré de verduras. Se debe tener mucho cuidado con las espinas.

Puré o crema de lentejas para bebés

Pure de lentejas. A partir de los 15 meses, o de lo que prescriba su pediatra, el bebé podrá empezar a probar las legumbres. Para hacer este puré es necesario 3 o 4 cucharadas de lentejas, 1 patata, 1 zanahoria y aceite. Primero saltear con aceite y luego cocer las patatas y zanahorias. Cuando esté blanditas, añadir las lentejas, y cuando esté listo batir todo hasta que se quede una crema homogénea.