Primeras papillas de verduras con carne para el bebé

El primer puré de verduras con carne para tu bebé

A medida que los bebés van creciendo, van pasando por diferentes etapas a lo largo de su vida. Uno de los cambios más importantes a lo largo de su trayectoria, es la alimentación. El paso de la comida líquida a la comida sólida supone un gran cambio para ellos. Una alimentación sana y equilibrada es vital, y sobre todo, a medida que el bebé crece, necesita otro tipo de nutrientes necesarios para su desarrollo físico e intelectual.

La primera papilla del bebé de verduras con carne

Los primeros purés de verduras para bebés

No siempre es fácil la adaptación del bebé a este cambio, de hecho, muchas veces les cuesta asimilar los nuevos sabores. El cambio no siempre es fácil.

La primera papilla en la alimentación del bebé deberá ser introducida cuando el pequeño tenga apróximadamente los 5 meses y medio o 6 meses de edad. Normalmente, el primer puré será de verduras con pollo, luego la carne, el pescado, y el huevo. A partir de esa edad, resulta recomendable ir introduciendo en la dieta de los más pequeños, alimentos semisólidos para que se vayan acostumbrando y evitar un posible rechazo en el paso a la comida sólida.

Ingredientes para el puré de verduras con carne

- 50 grs. de patatas

- 40 grs. de zanahoria

- 40 grs. de judías verdes

- 10 grs. de aceite de oliva

Preparación de la papilla de verduras con carne

Se pone a hervir todo, introduciendo además: 100 grs. de pollo, o 100 grs. de ternera, o 100 gr. de rape, merluza o lenguado, o 75 grs. de huevo duro, hasta la cocción completa. Al final, se añade un poco de sal.

Aportes nutricionales (por ración)

282 Kilocalorías
23 gramos de proteínas
14 gramos de grasa
15 gramos de hidratos de carbono
3 gramos de fibra neta.

Aporte nutricional de la papilla de verduras con carne

Las verduras aportan fibra vegetal importante para un buen tránsito intestinal, dan volumen a las heces y aportan vitaminas, minerales y oligoelementos. Se puede aumentar el aporte de fibra incrementándose la cantidad de judía verde a 80-90 gramos. El pollo sin piel es una carne fácil de cortar o triturar y fácil de masticar.

En cuanto a la ternera, es mejor utilizar un trozo de carne entera, sin grasa y trocearla después de la cocción que utilizar carne picada ya que es más sabrosa y con menor riesgo de contaminación bacteriológica. Mejor consumir el pescado el mismo día de la compra ya que se estropea con rapidez. Se puede utilizar pescado congelado con igual calidad nutricional pero son algo más secos y difíciles de tragar.

Por otro lado, la introducción del huevo forma parte de la diversificación de la dieta del lactante, aporta gran cantidad de colesterol, por lo que no debe abusarse de él, máximo 1-2 veces semanales.