Alimentos que no deben comer las madres durante la lactancia

Qué alimentos deben ser evitados por la madre en los primeros meses de la lactancia materna

Beatriz Martín Jiménez
Beatriz Martín Jiménez Matrona y enfermera pediátrica

Cuando la madre empieza a dar el pecho a su bebé, le surgen un montón de dudas sobre la posición, la cantidad de leche que debe ofrecer al pequeño o incluso sobre los alimentos que debe consumir y los que no debe comer durante este periodo.

Mientras esté dando el pecho al bebé la mujer puede comer normalmente, pero hay alimentos que, según los médicos, se deberían evitar, ya que lo que la madre come repercutirá en la salud de su pequeño.

Qué alimentos evitar durante la lactancia

Alimentos que no deben comer la madre durante la lactancia

No se trata de prohibir alimentos durante la lactancia, se trata de recomendaciones para evitarlos o consumirlos con moderación, especialmente en los primeros meses de la lactancia materna.

1- El alcohol en la lactancia
Se ha demostrado que el alcohol es perjudicial para el desarrollo del cerebro del bebé. Su efecto sobre el bebé que es amamantado está relacionado con la cantidad que beba su mamá y al tiempo en que ha bebido. El nivel de alcohol pasa rápidamente a la leche materna, especialmente entre los 30 y los 60 minutos después de haber bebido.

El comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría aconseja no beber alcohol durante los primeros tres meses de la lactancia. Una vez pasado este tiempo se podrías beber ocasionalmente en pequeñas cantidades y, ser posible, alejadas de las tomas. 

2- El café en la lactancia
Se ha demostrado que cuando la madre consume cafeína, presente en el café, té, refrescos, chocolate, o algunos medicamentos, esta aparece rápidamente en la leche materna, especialmente a la hora u hora y media de ingerida. 

En los bebés, la metabolización de la cafeína es más lenta que en los adudltos, lo que quiere decir que si la madre consume una gran cantidad de cafeína, esta se va acumulando en el organismo del bebé y puede provocar síntomas como insomnio, nerviosismo, e irritabilidad del bebé. Así que, ¡mejor consumirlos descafeinados! 

3- Alimentos que producen cólicos al bebé
Durante mucho tiempo se ha pensado que si la madre consumía ciertos alimentos, como picantes, coles o legumbres, los bebés sufrían más cólicos, pero se ha demostrado que eso no es cierto. 

4- Cebolla, ajo, alcachofa, cítricos y coliflor
Este tipo de alimentos puede alterar y cambiar el sabor de la leche, pero esto no tiene por qué hacer que el bebé rechace el pecho, al contrario, le prepara para cuando empiece con la alimentación complementaria. 

Si tras tomar algún alimento en particular notas que tu bebé rechaza el pecho, puede evitarlo durante unos días y volver a probar pasadas unas semanas. ¡Quizás fue algo puntual!

Recuerda que es muy importante que la madre se alimente bien durante la lactancia, con una dieta sana y equilibrada, que incluya todos los grupos de alimentos, y que cualquier duda que tenga, consulte con su médico.

El tabaco durante la lactancia materna

tabaco y lactancia materna

La mujer lactante debe prestar especial atención a su alimentación, por supuesto, pero también al tipo de hábitos que lleva durante la lactancia materna. Aquí los referimos a cómo afecta el consumo de tabaco a la salud del bebé y cómo puede interferir en este proceso tan natural y humano: 

- La leche de la madre fumadora tienes otros componentes diferentes a los de la madre que no fuma a causa del cigarro. Por ejemplo, contiene mayores niveles de cadmio, mercurio y otros metales pesados pero menos proteínas, antioxidantes y vitaminas del grupo A,C y E. 

- El hecho de que la madre fume también puede reducir considerablemente la producción de leche diaria, haciendo que el niño se quede con hambre, llore y la mujer de desespere y abandone la lactancia materna. 

- Por otro lado, se incrementa el riesgo de muerte súbita del lactante y se relaciona con bajo peso del bebé, así con problemas de obesidad en un futuro. 

- Al vivir en un ambiente de humos, el bebé inhala partículas de humo que le pueden llegar a ocasiones episodios de asmas y desarrollar otras enfermedades respiratorias. 

- Y, una última recomendación que hacen los expertos a las madres fumadores, no practicar el colecho, es decir, no dormir con el bebé en la cama. 

Dejar el hábito de tabaco no es tarea fácil, pero sí se puede reducir su consumo y, por ejemplo, fumar menos, no hacerlo dentro de la casa familiar y esperar dos horas para amamantar después del último cigarro.