Cómo prepararse para el momento la lactancia materna en el embarazo

La historia de una mujer que quería crear un vínculo único con su bebé

Sandra Llorente

La lactancia materna es un mundo que la embarazada tiene que descubrir poco a poco cuando tenga a su bebé en brazos. Aunque creamos que es algo dado por la naturaleza, no está de más prepararnos con antelación, al menos para conocer qué es lo que ocurrirá cuando estemos ante ese momento único e incomparable en el que creamos un vínculo con nuestro bebé mientras lo alimentamos con nuestro propio cuerpo. Estos son los cuatros consejos que puedes seguir si quieres prepararte para el momento de la lactancia materna en el embarazo

Imprevistos que pueden surgir ante la lactancia materna 

imprevistos en la lactancia materna

Nuestro sentido de la razón nos dice habitualmente que amantar es un proceso natural, que no es tan difícil y que, llegado el momento, podremos hacerlo sin problema. Sin embargo, y lo digo por experiencia, no siempre es tan sencillo. Bueno, en esencia sí lo es, y una vez que entiendes que eres un animal más de la naturaleza y te dejas llevar por tu instinto biológico la lactancia se vuelve más fluida.

Pero, seamos realistas, como seres humanos hemos olvidado gran parte de nuestros instintos básicos, y recordarlos es un proceso de continuo aprendizaje que se inicia desde el momento de la concepción, pero tampoco es algo que surge de la noche a la mañana.

Además, los diferentes imprevistos que pueden surgir frente a la lactancia (que son un trillón) tampoco lo ponen fácil. Por ejemplo, en mi caso mi hija nació por cesárea de urgencia —lo que no facilita la lactancia—, 15-20 días antes de la fecha de parto —lo que tampoco facilita la lactancia.

En el parto tuve la oportunidad de hacer piel con piel (también llamado apego temprano), y eso facilitó que se pegara al pecho rápidamente. Pero un imprevisto hizo que unos días después no pudiera amamantar, por lo que tuve que alimentarla con leche de fórmula exclusivamente durante 15 días. Tras este tiempo pudimos introducir de nuevo la leche materna para tratar que sea exclusiva. Un proceso nada fácil, por cierto (aún estamos en ello).

4 consejos para prepararse para la lactancia materna si estás embarazada 

consejos para prepararse para la lactancia materna

Aquí van algunas sugerencias para prepararte para la lactancia materna que, al menos a mí, me sirvieron y que espero que a ti también puedan ayudarte. 

1. Infórmate
Tienes que empezar por algo, y qué mejor que buscar información básica sobre la lactancia. Por ejemplo, puedes buscar qué significa la lactancia a demanda, para entender a qué te enfrentarás cuando empieces a amamantar. Y digo 'enfrentar' porque la lactancia a demanda puede llegar a ser agotadora.

También puedes informarte sobre la alineación del bebé cuando lacta, las posturas básicas para amamantar o aspectos esenciales sobre el cuidado e higiene de los pezones (antes y después del parto). Para hacerlo, puedes adquirir un libro sobre lactancia, ver algunos vídeos o leer los artículos de lactancia. También puedes consultar algunas de las Guías de Lactancia Materna que emiten algunas ciudades. 

2. Pide consejo
Si tienes una amiga, prima o vecina que esté lactando en este momento, acude a ella. Pídele que os reunáis un día a tomar un café para que te cuente su experiencia y te enseñe cómo le da el pecho a su bebé. El hecho de ver en vivo cómo se lacta puede ayudarte mucho a hacerlo en el futuro y siempre te puede dar algunos trucos para una buena lactancia.

Por cierto, no olvides tener en cuenta que a veces los consejos de los demás pueden ser abrumadores. Lo ideal es que cuando hagas esto, ya estés un poco informada sobre lactancia y si tu amiga hace algo que no te parece (por ejemplo, que no lacte a demanda, sino por tiempo), simplemente lo aceptes como 'una de esas cosas que tú no harás', respetando en todo momento lo que ella hace sin juzgarlo. Recuerda que no siempre te laterá todo lo que los demás hagan, pero tampoco tiene nada de malo tener la mente abierta y aprender de ellos.

3. Acude a una asesoría de lactancia
Generalmente se acude a una asesoría de lactancia en el momento en que hay un problema latente con la lactancia, como podría ser la disminución de peso del bebé por una mala succión o problemas como mastitis. Sin embargo, una buena asesoría antes del parto puede ayudarte a prepararte por completo para amamantar, a reconocer a tiempo las complicaciones de la lactancia (como frenillo del bebé) e, incluso, sentirte mucho más confiada y segura en el momento en que empieces a amamantar a tu bebé.

Yo reconozco que no asistí a este tipo de asesoría. En un momento del embarazo lo contemplé, pero decidí priorizar en otros gastos, ya que generalmente en México este es un servicio particular con un coste elevado. Hoy miro hacia atrás y tengo claro que fue un gran error. Cuando eres una embarazada primeriza no entiendes bien cuáles son las prioridades, pero si tienes alguna duda piensa esto: la alimentación de tu bebé es un básico indispensable para su vida.

4. No des por sentada la lactancia
No des por hecho que la lactancia será la única opción para ti y tu bebé. En ocasiones, los bebés necesitan un apoyo de leche de fórmula y es importante estar abierta a esta opción de alimentación, incluso aunque seas una defensora pro lactancia materna.

Cuando eres primeriza no puedes evitar planificar un ideal de cómo será tu parto o cómo será la alimentación de tu bebé. Si este ideal se trastoca puede llegar a ser muy frustrante para la mamá, sobre todo si está en los primeros días tras el parto, cuando las hormonas están a flor de piel.

Estar preparada psicológicamente para las innumerables eventualidades que pueden suceder con respecto a la lactancia te ayudará a sobrellevar cualquier situación con mayor inteligencia emocional. Por supuesto, si en el momento crees que necesitas ayuda, no dudes en pedirla. Hacerlo puede evitar que puedas caer en estrés postparto o incluso en una depresión postparto.

Puedes leer más artículos similares a Cómo prepararse para el momento la lactancia materna en el embarazo, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.