Consumo de cafeína durante la lactancia

¿Puedo tomar café si amamanto al bebé? Qué cantidad de café puedo tomar y que no perjudique a mi bebé durante lactancia

Sara Cañamero de León

Muchas mujeres durante el embarazo dejan de ingerir café, bien por decisión propia para no tomar bebidas excitantes; bien porque les causa nauseas. Sin embargo, cuando el bebé ha llegado, surge la duda de si podemos o no volver a tomarnos nuestro cafetito de la mañana y de después de comer; sobre todo si estamos dando el pecho al bebé. ¿Es aconsejable consumir cafeína durante la lactancia materna?

Cafeína durante la lactancia ¿Sí o No?

cafeína durante la lactancia materna ¿sí o no?

La Asociación Americana de Pediatría considera la cafeína como una bebida segura para la lactancia materna. Sin embargo, todo es relativo; es decir los efectos secundarios de la ingesta de la madre de cafeína, presente en café, infusiones, refrescos etc, como son insomnio, nerviosismo, sueño ligero por parte del bebé van a depender de la dosis ingerida y de la susceptibilidad del pequeño, hay bebés muy sensibles y a los que una mínima ingesta afecta enseguida, y los hay que toleran bien incluso grandes cantidades ingeridas por parte de su madre.

Una vez que ingerimos una bebida con cafeína, ésta pasa enseguida a la leche; y se produce un pico en torno a la hora-hora y media desde la ingesta. Se calcula que a un lactante le puede llegar entre el 7-10% de la cantidad ingerida por la madre.

El metabolismo durante los primeros 4 meses de vida es bastante más lento en los bebés que en los adultos, a partir de entonces se iguala. Esto quiere decir, que la cafeína en los bebés más pequeños y prematuros permanece durante más tiempo en sangre, produciendo los efectos que ya hemos mencionado antes.

¿Cuánto café puedo tomar para que no perjudique al bebé?

Lactancia y cafeína

La cantidad de cafeína recomendada tanto en embarazo como en la lactancia es de 300mg/día máximo. Eso equivaldría a unas 2-3 tazas al día de un café preparado en casa; siempre dependiendo del tamaño de la taza, y la cantidad de café que ponemos.

Con estas cantidades, en principio no tendríamos efectos adversos evidenciables en los bebés; con lo que el consumo moderado es relativamente seguro durante el embarazo y la lactancia.

Sin embargo, como decíamos antes cada bebé es un mundo;  y los hay muy susceptibles, en los que la irritabilidad y el insomnio se evidencian con poca cantidad de café; y hay otros que lo toleran mejor. Nadie mejor que la madre para conocer a su hijo, con lo que como siempre decimos debe imperar el sentido común en todos los ámbitos de la crianza.

Puedes leer más artículos similares a Consumo de cafeína durante la lactancia, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.