La leche materna se modifica según el sexo de tu bebé

Las diferencias propiedades de la lactancia materna en niños y en niñas

Carla Estrada

Como pediatra, mujer, madre y abuela, no dejo de asombrarme todos los días de lo maravillosa y beneficiosa que es la leche materna, un líquido de células vivas que modifica su composición en nutrientes y en inmunoglobulinas de acuerdo a las necesidades nutricionales y de defensa de nuestros hijos. ¿Qué pensarías si te dijese que la leche materna se modifica según el sexto de tu bebé?

Cómo cambia la leche materna según la edad del bebé

leche materna y sexo del bebé

Hasta ahora sabíamos que la leche materna tiene la capacidad de modificar sus nutrientes de acuerdo a la edad del bebé, o sea, en la medida que crece la leche se va modificando para cubrir sus necesidades nutricionales y energéticas. Te lo explico de esta forma:

- El recién nacido recibe como primer alimento el calostro, que es el precursor de la leche materna definitiva y llamado la primera vacuna del bebé. Se trata de un líquido amarillo seroso, de muy escasa cantidad y cargado de millones de inmunoglobulinas, que lo van a proteger de posibles gérmenes agresores (virus, bacterias, hongos, parásitos...) y va a reforzar su sistema de defensa, el cual es inmaduro al nacer. Además, el calostro posee agua, grasas, proteínas, carbohidratos y otros macro y micronutrientes.

- Al quinto día de nacido el bebé, el calostro se transforma en la leche intermedia, momento que se conoce como la subida o bajada de la leche, aumentando su cantidad a 700 ml en 24 horas, aproximadamente. También aumenta sus niveles de grasa, de lactosa y el azúcar de la leche, ya que el bebé necesita más energía y se producen otras modificaciones que favorece la nutrición del recién nacido.

- Y aproximadamente, alrededor de los primeros quince días, la leche materna se transforma en la llamada leche madura, que es la que se mantendrá hasta que madre e hijo decidan destetar, aumentando su volumen a unos 800 ml en 24 horas y su cantidad de agua a un 88% aproximadamente para cubrir las necesidades hídricas del bebé.

Igualmente, está confirmado científicamente que la leche materna modifica su composición cuando madre o hijo sufren de alguna patología, aumentando su concentración de inmunoglobulinas (anticuerpos), leucocitos (células de defensa) y lactoferrina (proteínas de defensa), para fortalecer el sistema de defensa, que les permitirá combatir los posibles agentes infecciosos (virus o bacterias) que los están agrediendo y enfermando.

Incluso podremos observar el cambio de su color durante este período, el cual será amarilla, como el calostro, por su alta concentración de betacarotenos, precursor de la vitamina A, quien juega un papel muy importante contra las infecciones.

Cuando la composición de la leche materna depende de si tienes un niño o una niña

composición leche materna

Recientemente en estudios científicos recientes de la Universidad de Michigan USA, investigadores han comprobado que hay una leche materna para cuando tu hijo es varón y otra para cuando es hembra, o sea, la composición de la leche materna se adecua según el sexo del bebé. ¿Quién iba a creer que la leche materna dependería del sexo de tu hijo?

Según el estudio, los varones, por lo general, reciben una leche más rica en grasas, pero en países donde hay carencias alimentarias, la leche materna de las hembras es más grasa. O sea, las hembras se benefician de una leche con mejores nutrientes y energía, en tiempos de escasez.

Supuestamente, estas modificaciones de la leche son un hecho normal y son debido a los cambios evolutivos de la naturaleza, comprobándose en algunos animales estudiados. Esto fue confirmado en el encuentro de la American Association for the Advancement of Science, concluyendo también que hay diferencias de género en la composición de la leche.

La Profesora Katie Hinde, de la Universidad de Harvard, estudiosa de la biología molecular, comprobó que la leche de los mamíferos machos tiene más niveles de cortisol, y el de las hembras, más niveles de calcio, deduciendo que este cambio puede deberse a que las hembras desarrollan su esqueleto óseo de forma más precoz que los machos, por lo que el patrón de crecimiento también es motivo para la modificación de la leche materna según el sexo (estudio hecho en chimpancés).

Por lo que el patrón de crecimiento también es motivo para la modificación de la leche materna según el sexo, o sea, nutrientes necesarios para que el bebé pueda crecer.

En conclusión, puedo decir que la importancia y los beneficios de la leche materna van más allá de lo que podíamos pensar y no habrá leche artificial que pueda superar este hecho. Las ventajas, como se explica en el informe Guía de Lactancia Materna, elaborado por el Gobierno de las Islas Baleares, son múltiples tanto para la mamá como el bebé: previene enfermedades en la edad adulta, disminuye el riesgo de muerte súbita, de sobrepeso y obesidad, desarrolla un estrecho vínculo afectivo materno filial o disminuye el riesgo de cáncer de mama premenopáusico, cáncer de ovario y fracturas de cadera.

Tras siglos de estudio de la leche materna, cada día se comprueba que es el alimento ideal para nuestros hijos y lo que faltará por descubrirse. Así que no dudes mamita, ¡tu leche le aporta vida y salud a tus hijos!

Puedes leer más artículos similares a La leche materna se modifica según el sexo de tu bebé, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.