Cosas que NO se deben hacer durante la lactancia materna

Recomendaciones a seguir cuando se da el pecho para amamantar al bebé y la madre requiere la toma de medicamentos

Meybol Lorena Ramírez

La lactancia materna es el mejor alimento para tu bebé, por eso la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia exclusiva hasta los seis meses y como alimento principal hasta el primer año. Sin embargo, y como suele pasar con todo lo que tenga que ver con la maternidad, no son pocas las dudas que nos surgen en este tema.

¿Puedo comer de todo? ¿Puedo tomar café? ¿Hay algún alimento que haga que la calidad de mi leche sea peor? ¡Leyendo este post saldrás de dudas porque te contamos las cosas que NO se deben hacer durante la lactancia materna!

Por el bien de tu bebé lo que NO debes hacer si le das el pecho

lo que no se debe hacer en la lactancia materna

Muchas mamás, sobre todo las primerizas, tienen la percepción de que mientras dure la lactancia materna no se puede hacer o comer ciertas cosas porque le ‘caerá mal al bebé o puede secar o dañar la leche’. Nada más lejos de la realidad.

Durante este periodo, la madre puede tomar todos los alimentos igual que hacía antes de quedarse embarazada sin temor alguno de que su leche pierda calidad, tenga un mal sabor o transmita al pequeño alimentos que en verdad no puede tomar. Ahora bien, en lo que sí debemos fijarnos es en aquellas sustancias nocivas y hábitos que perjudican nuestra salud y, como estamos dando el pecho a nuestro hijo, también podrían dañarle a él.

1. Tomar bebidas alcohólicas
Para nadie es un secreto que las bebidas alcohólicas causan daño al organismo. Son sustancias que rápidamente se difunden a través de la leche materna, pudiendo traer graves consecuencias para el lactante amamantado, por lo que siempre se desaconseja su ingesta si estás dando el pecho a tu bebé.

2. Fumar tabaco u otras sustancias
Los niveles de nicotina son perjudiciales para el lactante, por eso meses antes de buscar al bebé, durante el embarazo y también en la lactancia se aconseja no fumar nada. En el caso de que no puedas controlarlo, lo recomendable es disminuir considerablemente la cantidad.

Recuerda siempre fumar lejos del bebé, pues ser fumador pasivo es tan perjudicial como ser fumador activo, más aún si se trata de recién nacidos, bebés y niños pequeños.

3. Consumir drogas
Al igual que ocurre con el tabaco, la recomendación a seguir, que también se extiende a la época prenatal, es la de abstenerse de tomar drogas de ningún tipo durante la lactancia ya que, como se ha demostrado, pueden pasar directamente al recién nacido a través de la leche de la madre.

4. Abusar de la cafeína
Tomar cafeína de más puede alterar el sistema nervioso del lactante. No, no es necesario que elimines el café por completo, lo que sí debes procurar es no tomar mucho, como máximo 2 o 3 tazas de café dejando que transcurran unas horas antes de dar una nueva toma al bebé para evitar que la cafeína llegue a través de la leche.

5. Llevar una dieta estricta
Al igual que ocurre durante la gestación, en el tiempo que dure la lactancia materna se desaconseja seguir dietas estrictas para bajar de peso ya que, de ser así, lo que estaríamos haciendo es limitar los requerimientos calóricos de la madre y, por lo tanto, los que le van a llegar al bebé.

Si necesitas perder peso, lo mejor es hacerlo antes de buscar al bebé, de lo contrario, debes dejarlo hasta que hayas retirado el pecho a tu hijo. Mientras tanto procura comer bien, sano, equilibrado, variado y limitar el consumo de alimentos procesados y con alto contenido en azúcares.

Lactancia materna y medicamentos. ¿Qué precauciones debes seguir?

el uso de medicamentos y lactancia materna

En el caso de que estés tomando medicamentos, entre ellos los antibióticos, has de saber que en la mayoría puede cumplirse la pauta sin necesidad de suspender la lactancia, ya que prácticamente todos son compatibles con la lactancia materna.

No obstante, para tu tranquilidad y por extremar las precauciones, en el caso de que te manden algún medicamento, consulta con tu especialista si debes suspender las tomas o bien distanciarlas unas horas de la ingesta de dicho medicamento.

Por último, no puede dejar de mencionar una situación que cada vez es más frecuente. Si tu bebé es diagnosticado con APLV, lo que se conoce como Alergia a la Proteína de la Leche de Vaca, el pediatra especialista en lactancia o en su defecto el gastroenterólogo pediatra valorará si debes hacer una dieta de exclusión de lácteos.

Esta recomendación se debe a que, al ingerirlos, pueden ocasionar molestias en el pequeño, en mayor o menor medida, pero siempre con una previa evaluación y de acuerdo a una prueba de reto oral. Estos especialistas son los únicos que determinarán si en verdad necesitas eliminar los lácteos y derivados de tu dieta y qué otras medidas debes seguir.

Consejos para amamantar mientras te enfrentas a un cáncer

cáncer y amamantar

Si lamentablemente te han diagnosticado cáncer y debes recibir quimioterapia, debes suspender la lactancia materna y reanudarla una vez terminadas las sesiones.

Si solo necesitas radioterapia, las recomendaciones de la web e-lactancia.org especificam que ‘La leche de una madre lactante no tiene por qué verse alterada durante el proceso de radioterapia, sea sobre el pecho, sea sobre otra parte del cuerpo y tampoco es radioactiva.

Se puede, si la madre lo desea y sus condiciones clínicas y medicación lo permiten, amamantar entre las sesiones de radioterapia'. Lo que sí que es cierto es que la radioterapia vuelve más sensible y delicada la piel de la zona irradiada. Por eso algunos autores desaconsejan amamantar del pecho irradiado mientras dura el tratamiento.

Tras una radioterapia en la zona del pecho, sea por cáncer de pecho u otro proceso neoproliferativo (p.ej. linfoma de Hodgkin) y una vez curado el proceso se puede amamantar del pecho sano y también del irradiado.

En el caso de radioterapia interna o braquiterapia, la radiación está dentro del organismo. El paciente emite radiación desde el dispositivo insertado o administrado internamente, por lo que no se debe entrar en contacto cercano (menos de 2 metros) ni tener contacto durante más de 5 minutos con niños o mujeres embarazadas durante dos meses tras la implantación, si se trata un implante permanente o desde unos minutos a unos días (consultar con el radioterapeuta) en caso de radioterapia interna temporal.

Puedes leer más artículos similares a Cosas que NO se deben hacer durante la lactancia materna, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.