Síndrome de las tuberías oxidadas en la lactancia materna que angustia a las madres

Descubre por qué la leche de la mujer va cambiando de color según avanza la lactancia

Meybol Lorena Ramírez

Si crees que la leche materna siempre es blanca, te asombrarás si te digo que no… Esta puede tornarse de distintos colores según varios aspectos: consumo de ciertos alimentos y medicamentos, presencia de grietas o fisuras o período de lactancia en el cual se obtenga la leche (calostro, leche de transición y leche madura).  Los diferentes colores en los que se puede teñir la leche materna son rojo, rosa, anaranjado, verde, pero la coloración que más llama la atención a las madres y que les ocasiona gran preocupación e incertidumbre es la leche marrón o café, que también se conoce como el síndrome de las tuberías oxidadas en la lactancia materna.

Qué es el síndrome de las tuberías oxidadas

sindrome de las tuberías oxidadas

No te asombres, no quiere decir que tu leche esté dañada o no sea apta para que tu bebé la consuma, simplemente esta coloración obedece al llamado 'síndrome de las tuberías o cañerías oxidadas'. Es una circunstancia sumamente rara, pero que es importante conocerla, ya que si llegase a sucederte no tienes por qué abandonar la lactancia materna.

El síndrome de las tuberías oxidadas o Rusty-Pipe Syndrome se llama sí porque se asemeja cuando se oxida un tubo y el agua sale media marrón. Se debe al aumento y congestión importante de la sangre que llega al tejido mamario (desarrollo de los vasos sanguíneos que se hacen más finos, frágiles y delicados). El bebé, al succionar, hace que aumente la presión negativa en todos los conductos mamarios, rompiendo fácilmente estos capilares de sangre, lo que hace que la leche cambie su coloración a roja oscura-marrón.

Por lo tanto, se relaciona con sangre en los conductos debida al rápido crecimiento o vascularización durante el embarazo. Reconocer sus características es importante ya que no constituye una causa para suspender la lactancia, explican desde la Sociedad Argentina de Pediatría en su informe la lactancia materna y las últimas investigaciones. ¡Vamos a conocer más cosas sobre este síndrome!

 

Todo lo que tienes que saber de este cambio de color de la leche materna

cambios color leche materna

El síndrome de las tuberías oxidadas es un proceso benigno (bueno), indoloro (no causa ningún tipo de dolor) y autolimitado. Generalmente suele ser más común en las primigestas (mujeres embarazadas por primera vez) que en aquellas que han tenido más embarazos.

En ningún caso tienes por qué suspender la lactancia, porque no es malo para tu bebé. Lo que sí es importante, en caso de que ocurra, es que seas valorada por personal médico, preferiblemente mastólogo con conocimientos en lactancia. Él o ella te harán una evaluación exhaustiva para determinar si en realidad es un síndrome de tuberías oxidadas y no otras patologías mamarias.

En ocasiones el síndrome de las tuberías oxidadas (una vez que se diagnostica suele tardar 4 o 7 días en desaparecer) puede confundirse con la enfermedad fibroquística y el papiloma ductal, los cuales requieren una atención y seguimiento particular; por ello, si te llegara a suceder no dudes en acudir de manera inmediata a un profesional quien realizará un interrogatorio y examen físico. De acuerdo a lo que encuentre en el mismo, determinará si necesitas exámenes complementarias, ecografía o cultivo de la secreción sanguínea del pezón.

Este fenómeno tan curioso aparece, sobre todo, al final del embarazo y al inicio de la lactancia y lo hace de manera fisiológica (es decir, normal). No te preocupes, a medida que pasen los días, la coloración va haciéndose rosa oscuro luego claro hasta tener el color habitual que suele ser la leche materna.

Como te he comentado más arriba, no representa ningún problema para tu retoño pero tampoco para ti. Eso sí es importante que tengas en cuenta que como la leche va a estar con color marrón, las evacuaciones del bebé obviamente pueden tornarse de color diferente durante un tiempo.

No hay nada que hacer para evitar que suceda, ya que es un proceso totalmente normal del organismo y el cuidado de los pechos es el habitual al de cualquier madre en período de lactancia.

En el caso de persistir pasada una semana o de que aparezcan síntomas nuevos, como dolor, persistencia de la secreción, aparición de bultos en el pecho, fiebre u otros síntomas debes informar de manera inmediata a tu médico tratante.

Puedes leer más artículos similares a Síndrome de las tuberías oxidadas en la lactancia materna que angustia a las madres, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.