Fumar marihuana en el embarazo es una auténtica amenaza para el bebé

Se relaciona con bebés más pequeños y partos prematuros

María Machado

Si alguien te pregunta: ¿fumar marihuana en el embarazo es peligroso? Es muy probable que, sin ser un profesional de la salud, te atrevas a aventurar que sí, que tiene que ser peligroso para el pequeño que hay dentro de la barriga. O, al menos, eso pensé yo.

Y es que, si beberse una copa de vino está completamente desaconsejado, cómo no lo iba a estar consumir marihuana. Pues, por lo que parece y según aseguran los expertos, hasta ahora no existía ningún estudio amplio, controlado y contrastado que diera una respuesta rotunda a esta pregunta. En la actualidad, una nueva investigación viene a refutar nuestras suposiciones: resulta una auténtica amenaza para el bebé.

¿Qué ocurre al fumar marihuana en el embarazo?

Los efectos de fumar marihuana en el embarazo para el bebé

El estudio del que estamos hablando es el publicado en Journal of the American Medical Association bajo el título ‘Association Between Self-reported Prenatal Cannabis Use and Maternal, Perinatal, and Neonatal Outcomes’ (2019, Daniel J. Corsi et al). Para llegar a las conclusiones, se han estudiado a más de 660.000 mujeres que dieron a luz en Ontario (Canadá) entre 2012 y 2017, comparando perfiles similares para que los datos fueran más fiables.

Según se explica, fumar marihuana durante el embarazo eleva el riesgo de tener un parto prematuro. Además, aumenta la probabilidad de que el bebé sea más pequeño para su edad gestacional. Por lo tanto, las posibilidades de que el pequeño tenga que estar en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales son mayores cuando la madre es fumadora.

Aunque estos datos son alarmantes, se debe seguir estudiando sobre el tema para resolver preguntas como: ¿Los resultados son diferentes dependiendo de en qué etapa del embarazo se fume? ¿Afecta la manera en la que se consume esta droga? ¿Qué consecuencias tiene para el niño cuando crece?

Uno de los datos que también vale la pena destacar de esta investigación se refiere a la relación entre el tabaco y la marihuana. Este estudio también llegó a la conclusión de que las usuarias de marihuana son más proclives a fumar tabaco, lo que también resulta muy peligroso para el bebé.

El tabaco también es una amenaza para el bebé

Dejar de fumar si estás pensando en quedarte embarazada

Dada esta relación establecida en este estudio sobre la relación entre las mujeres que fumaban marihuana y tabaco, a continuación hablamos de algunos de los graves perjuicios que puede ocasionar durante la gestación.

Y es que, aunque muchas se habrán escandalizado al imaginarse a una embarazada fumando cannabis (algo que algunas hacen para evitar las náuseas), verán más normal fumar tabaco durante estos 9 meses. Sin embargo, el tabaco (que muchos también consideran una droga) resulta también muy peligroso:

1 Según los estudios, los niños de madres fumadoras tienden a ser más inquietos e irritables.

2 Según los expertos, el tabaco también está asociado a bebés que nacen bajos de peso.

3 De la misma forma, también es necesario hablar de un mayor índice de prematuridad en los bebés de las madres que han fumado durante la gestación.

4 Algunos expertos relacionan el tabaco con el riesgo del bebé de sufrir el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante.

5 Los bebés de embarazadas fumadoras pueden llegar a desarrollar un cuadro de abstinencia al nacer.

6 También son más probables las malformaciones congénitas de los bebés.

7 El riesgo de sufrir un aborto o que el bebé nazca sin vida es más alto.

8 Además, también está desaconsejado fumar si estás dando el pecho ya que, si bien los peligrosos ingredientes de los que están compuestos los cigarros no pasan en grandísimas cantidades a la sangre, es posible que el bebé se convierta en un fumador pasivo por respirar el humo generado por su madre.

Ante los datos proporcionados por los distintos estudios, y las recomendaciones que seguramente te haya hecho tu médico, lo más indicado parece dejar de fumar (sea cual sea la forma en la que lo hagas) si estás pensando quedarte embarazada o si ya lo estás. Será bueno para la salud de tu bebé, pero también la tuya; durante el embarazo y después de él.